Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Banco central de Inglaterra lanza plan para combatir efectos del Brexit

La entidad anunció un recorte de 25 puntos básicos de la tasa de interés de referencia. También aseguró que inyectará u$s 79.000 millones en bonos del Gobierno

Banco central de Inglaterra lanza plan para combatir efectos del Brexit

El Banco de Inglaterra tomó ayer acciones decisivas para mitigar el impacto en la economía de la decisión de Reino Unido de salir de la Unión Europea (UE), al recortar las tasas de interés a mínimos históricos e inyectar estímulos por miles de millones de libras esterlinas.


En una estrategia a la que describió como un "mazazo de estímulos" el Banco de Inglaterra (BoE, por sus siglas en inglés) recortó su tasa de interés de referencia en 25 puntos básicos, a 0,25%, y anunció que compraría 60.000 millones de libras (unos u$s 79.000 millones) en bonos del gobierno con dinero nuevo en los próximos seis meses.


El organismo también lanzó dos nuevos esquemas de estímulos: uno para adquirir 10.000 millones de libras en bonos corporativos con grado de inversión y otro, que podría alcanzar las 100.000 millones de libras, para garantizar que los bancos sigan ofreciendo créditos tras aplicar el recorte de tasas.


Además, la mayoría de los miembros de la Comisión de Política Monetaria (MPC) del BoE además esperan recortar nuevamente este año la tasa referencial a "cerca, apenas por encima, de cero", si la economía británica arroja un desempeño más débil de lo previsto.


"Al actuar de manera anticipada y exhaustiva, el MPC puede reducir la incertidumbre, alentar la confianza, detener la desaceleración y respaldar los ajustes necesarios en la economía británica", dijo a periodistas el gobernador del BoE, Mark Carney, después del anuncio.


A su vez, Carney dijo que el banco central lanzó "un paquete excepcional‘ de medidas porque el panorama económico de Reino Unido había cambiado marcadamente después del referendo sobre el Brexit". El BoE espera que la economía se estanque durante el resto del 2016 y que el crecimiento económico se mantenga débil el próximo año, pero no proyecta una recesión.


Por su parte, el ministro de Finanzas británico, Philip Hammond, se mostró satisfecho con el recorte de tasas y dijo que el gobierno y el banco central contaban "con todas las herramientas necesarias para apoyar la economía al comienzo del nuevo capítulo".


Tras el anuncio, la libra esterlina bajó 1,6% hasta 1,31 por dólar, mientras que los rendimientos de los bonos británicos cayeron a mínimos históricos y el principal índice bursátil de Londres ganó 1,6%. De todas formas, las acciones fueron muy golpeadas por el efecto Brexit: según Bloomberg, la mitad de las financieras pierden ya casi la mitad de su valor en lo que va del año.


Asimismo, los analistas prevén que las ganancias de los bancos bajarán un 18% en 2016, sólo por detrás de las empresas de energía y minería. Las acciones de los bancos europeos perdieron alrededor del 40% de su valor desde julio, unos u$s 560 millones, indicó la agencia de noticias; incluso las pérdidas son mayores que el valor total del mercado de valores de Italia. Credit Suisse Group AG se hundió 51% en el año, mientras que Deutsche Bank y Commerzbank retrocedieron al menos un 45%. Por su parte, alrededor de dos tercios de los bancos más grandes de Europa perdieron más del 20% este año.