Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Banco Central Europeo mantiene política expansivay destaca repunte económico

La entidad dejó la puerta abierta a nuevas rebajas de tasas o un incremento en las compras de activos, en línea con lo esperado pero en desafío a la postura de Alemania

Banco Central Europeo mantiene política expansivay destaca repunte económico

El Banco Central Europeo (BCE) mantuvo ayer sin cambios su política monetaria ultra expansiva porque la inflación sigue debajo de su meta por quinto año consecutivo, aunque destacó explícitamente el vigor del crecimiento de la zona euro, que vive su mejor momento desde la crisis financiera global.

El BCE incluso preservó su sesgo a un alivio monetario adicional, dejando la puerta abierta a nuevas rebajas de tasas o un incremento en las compras de activos, en línea con las expectativas del mercado, pero en desafío a la postura de Alemania, que busca una reducción gradual de los estímulos.

El euro subió ligeramente contra el dólar luego de la decisión sobre las tasas de interés y después operó cerca de máximos de seis meses, pero tras la conferencia de Draghi borró ganancias contra el dólar.

El leve cambio en el comunicado podría ser visto por algunos analistas como un anticipo de una medida más osada en la próxima reunión que celebrará el BCE, en junio, que podría incluir la remoción de una frase que compromete el tono ultra expansivo de la política monetaria.

Tras haber incumplido por años la meta de inflación de 2% y acercarse a una deflación, el BCE seguirá comprando 60.000 millones de euros por mes en bonos al menos hasta fines del año, y planea mantener las tasas de depósitos bancarios en terreno negativo hasta bastante después.

Pero el crecimiento económico ha cobrado velocidad, la inflación está cómodamente arriba del 1 por ciento y el arsenal de políticas del BCE casi se ha agotado, todos factores que alimentan los pedidos de los funcionarios más conservadores para que la entidad comience a trazar la ruta de salida del estímulo.

Sin embargo, Draghi dijo ayer que la inflación aún no se instala con firmeza. "No hemos visto evidencia suficiente como para alterar nuestra evaluación del panorama de inflación y no estamos suficientemente confiados de que la inflación converja a niveles consistentes con nuestra meta de inflación de una manera duradera y autosostenible", declaró Draghi.