Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

BCRA subió encajes a los bancos para no tener que emitir tantas Lebac

Después de cinco meses de política monetaria contractiva en los que se llegó a pagar 38% anual para reducir los agregados monetarios Sturzenegger cree que es hora de compartir el costo con los bancos. Los obligará a inmovilizar $ 47.000 millones en junio y julio. Prevén suba de tasas de créditos y depósitos

BCRA subió encajes a los bancos para no tener que emitir tantas Lebac

El directorio del Banco Central (BCRA) decidió ayer elevar los encajes obligatorios de depósitos que impone a los bancos en un intento por reducir la cantidad de pesos en el sistema sin tener que emitir tantas Lebac por las que paga 35,25% anual.

Tras cinco meses de ajuste monetario en los que se llegó a pagar hasta 38% anual por sacar pesos de la calle la entidad conducida por Federico Sturzenegger dijo ayer querer ahora compartir el peso de la política monetaria con el sector privado. En bancos hablan de desconcierto.

El directorio de la entidad anunció "una suba de encajes de 2% (discriminada en un aumento de 2,5% para depósitos a la vista y de 1,5% para depósitos a plazo) para el mes de junio, y por un porcentaje equivalente para el mes de julio" a través de un comunicado. "Desde principios de año el BCRA vino implementando una política monetaria contractiva a fin de producir un descenso de la inflación. La medida tomada hoy busca que el esfuerzo de esta contracción sea compartido por todos los actores del sector financiero", añadió.

Fuentes del mercado calcularon en $ 47.000 millones los depósitos que los bancos deberán inmovilizar en junio y julio sumados. Esto equivale al casi el 10% del stock actual de Lebac, que estaba en $ 527.000 millones al 23 de mayo pasado. De ese stock $ 301.000 millones estaban en manos de bancos.

Desde que Sturzenegger tomó las riendas del BCRA el stock de Lebac creció $ 216.000 millones como parte de un esfuerzo por reducir agregados monetarios con el objeto de frenar a los precios. La medida de ayer fue leída por especialistas como un intento por emitir menos Lebac por las que paga tasa altas que dañan el patrimonio de la entidad y suman emisión monetaria a cada vencimiento no renovado (el martes se inyectaron a la calle casi $ 10.000 millones).

"Para bajar la inflación, si bien el instrumento es la tasa, hay que esterilizar el excedente de pesos vía Lebac que tiene un costo para el BCRA por la tasa implícita. Al subir encajes, convalidas una política monetaria contractiva donde el costo lo paga el resto del sistema financiero", dijo Federico Furiase de Bein y Asociados.

Sturzenegger recortó 150 puntos básicos la tasa de la Lebac a 35 días en su licitación del martes pasado. Ese papel es la referencia que utiliza la autoridad monetaria camino a la instauración de un régimen de metas de inflación y una relajación en sus rendimientos implica una mejoría en la visión del BCRA al avance de los precios.

"En el corto plazo, se podría interpretar que el BCRA con la suba de encajes está compensando en forma precavida la baja de tasas que ha hecho las últimas semanas", dijo Diego Giacomini, economista de Economía & Regiones. "Por un lado baja tasas de Lebac como una señal de que la inflación cede y le da un guiño al ala política del gobierno, pero por el otro, se cuida responsablemente sacando plata sin costo cuasifiscal para cuidar el buen trabajo que está haciendo", añadió.

El peso de la decisión recae sobre los bancos que ven aumentar su costo de fondeo porque no pueden invertir una parte de su liquidez. Sólo se salvan los depósitos ajustados por UVI.
"Esto puede impactar tasas de créditos y depósitos, además de volver atractivos los Bonar del Tesoro", dijo Nery Persichini, economista de Inversor Global.

Los bancos no vieron con buenos ojos la medida, a pesar de que los cinco meses de contracción monetaria les valieron fuertes ingresos. "O no estás tan seguro de que la inflación está bajando o no crees que los agentes económicos tengan que mirar sólo la tasa de 35 días. No conozco casos de inflation targeting en la que haya más de un instrumento a mirar. Un poco desconcertante", dijeron en el sector.