Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Aunque la inflación desacelera, no esperan que aumente el ritmo de baja de tasas

Gracias a la fuerte reducción de la inflación en las primeras tres semanas de agosto, Federico Sturzenegger está más cerca de alcanzar su objetivo de 1,5% mensual previsto para el tercer trimestre. Hasta la calificadora Moody’s señaló que los precios desaceleran

Antes de lo previsto, Federico Sturzenegger estaría cerca de lograr su objetivo de llevar la inflación al 1,5% mensual. Consultoras que miden índices de precios on line e institutos provinciales ya hablan de una fuerte reducción en el ritmo de suba de precios en lo que va de agosto. Incluso una calificadora de riesgo salió a señalar que los precios desaceleran.

Hasta fallo de la Corte Suprema que puso en pausa en tarifazo energético juega a favor de Sturzenegger y se espera que la inflación cierre el mes en el orden del 1,5%. El presidente del Banco Central se había planteado esta meta para el último trimestre del año. Ahora, los datos del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y de distintas consultoras privadas advierten incluso que si tomaran en cuenta los efectos del fallo de la Corte, agosto sería el primer mes del año en cerrar con deflación.

La calificadora de riesgo Moody’s en un informe distribuido ayer remarcó los exitosos resultados de su política monetaria. "Pese que la inflación termine más alta que la meta original del Gobierno del 25% para 2016, la dinámica del incremento de precios está mejorando constantemente", afirmó la calificadora y añadió que esto reactivará el crecimiento económico.

Con este panorama, los analistas de la City esperan que hoy el BCRA continúe su política de reducción de tasas, que ya se ubican en 29,25%. Aunque siempre con cautela por señales contradictorias: el IPC San Luis se aceleró en julio al 2,3% desde el 1,5% de junio.

"Al Banco Central no le gusta hacer movimientos bruscos", reconoció Martín Polo, economista de Analytica. "Pero con las perspectivas de que la inflación de agosto y septiembre cierren en el orden del 1,5% sin dudas ahora tiene más margen para profundizar su política de baja de tasas. Incluso ahora podría encarar una postura más agresiva", señaló.

En esta misma línea opinó el economista de CeSur, Amilcar Collante: "Aunque estos números de inflación le dan margen para profundizar su sesgo a la baja en las Lebac, el Banco Central no va a salirse de su libreto. Ya ha demostrado anteriormente que no está tan preocupado en los efectos inmediatos, sino que tiene la mirada puesta en el corto y mediano plazo".

De hecho, el propio Federico Sturzenegger en una disertación en la Universidad de la Plata destacó: "Aun si el Banco Central tiene como objetivo tanto una baja inflación como un crecimiento económico vigoroso, condicionar la política monetaria a esto último es contraproducente, porque la tasa de inflación será baja sólo si se entiende que el Banco Central no sucumbirá a objetivos cortoplacistas", dijo presidente de la autoridad monetaria.

En ese sentido, Federico Furiase, de Bein puntualizó: "Tomando las expectativas de inflación del REM para agosto y septiembre, a 29,25% de tasa nominal anual para la Lebac de 35 días, la tasa real efectiva anualizada implícita se ubica por arriba del 4/5%. Creo que el BCRA va a utilizar ese margen para bajar la tasa en ‘cuotas‘ en línea con la ‘cautela‘ que viene manejando en el recorrido de baja de tasas en línea con recortes de 25 o 50 puntos básicos" resumió el economista de Estudio Bein, Federico Furiase.

Aunque aún falte conocer los efectos de un posible rebote inflacionario a partir de septiembre, si es que el tarifazo finalmente se concreta, por ahora el BCRA parece haber comenzado a ganarle la pulseada a la inflación.