Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Aunque el BCRA lo autorizó, los bancos no remuneran las cuentas corrientes

Si bien cada entidad puede decidir qué interés pagar por los depósitos a cuenta corriente, en el sector bancario no hay apetito por implementar la medida

Aunque el BCRA lo autorizó, los bancos no remuneran las cuentas corrientes

El pasado 5 de enero, el Directorio del Banco Central (BCRA) habilitó a las entidades bancarias a pagar intereses sobre las cuentas corrientes, de forma optativa, con tasas pactadas libremente. Sin embargo, a casi cuatro meses de dictada la normativa, los bancos todavía no implementaron la remuneración de este tipo de depósitos.

El Cronista se comunicó con más de 10 entidades (públicas y privadas) que confirmaron que aún no pagan ninguna renta sobre las cuentas corrientes. Algunos bancos dijeron estar "estudiando el producto" pero comentaron que las cuestiones operativas muchas veces demoran la implementación de este tipo de alternativa. Además, prefieren moverse en conjunto con el sector.

Fuentes del sistema financiero explicaron: "Es más un tema de política comercial y de fondeo de cada banco. Algunos lo habrán implementado, otros no. Pero la verdad es que la medida no le mueve el amperímetro a nadie. Es más, complica el costo de fondeo de los bancos porque se ponen a competir por el depósito mayorista que, hoy por hoy, siempre buscaba alguna posibilidad para estar remunerado. No es un tema prioritario, al menos para los bancos internacionales".

La cuestión de la competencia por el fondeo no es menor, en un sistema bancario con mucha liquidez. De acuerdo con el informe monetario mensual del BCRA, la liquidez de las entidades financieras en el segmento en moneda local (medida como la suma del efectivo en bancos, la cuenta corriente de las entidades en el BCRA, los pases netos con tal entidad y la tenencia de Lebac, como porcentaje de los depósitos en pesos) alcanzó el 45,5%, lo que representa el punto más alto en al menos en una década.

Según los datos disponibles, hasta el 24 de abril había un total de $ 439.137 millones en las cuentas corrientes del sistema bancario (de ese total, $ 258.871 millones corresponden al sector privado); son la segunda fuente de captación de depósitos, detrás de los plazos fijos tradicionales; y registraron un crecimiento interanual de 36,3%.

Las cuentas corrientes son utilizadas principalmente por aquellos clientes que pagan o cobran mediante cheques. Además, este tipo de depósito ofrece la posibilidad de girar en descubierto, por lo tanto, el cliente puede financiarse y el banco, cobrar una comisión por ese servicio. En un contexto de alta liquidez y de reducción constante de los márgenes financieros bancarios, las entidades no parecen estar interesadas en competir para captar más fondos.

Una fuente bancaria argumentó: "Desde hace un par de años, aparecieron muchos más instrumentos financieros para invertir, como las Lebac o los bonos, y las empresas, que son las usuarias de cuentas corrientes, se volcaron a ellos. De todos modos, para tener liquidez siguen manteniendo una parte de su patrimonio en depósitos a la vista y en fondos comunes que pueden rescatar en 24 horas".

A comienzos de año, el BCRA señaló que la intención de la medida era elevar el grado de competencia entre los bancos y, a la vez, darle un beneficio extra al cuentacorrentista. Para eso, la autoridad monetaria derogó una norma que prohibía expresamente el pago de retribuciones a las cuentas corrientes desde 2010. Así, autorizó a las entidades a remunerar las cuentas corrientes tanto con tasas a liquidar en plazos no menores a 30 días como con retribuciones adicionales.