Aseguran que el mercado local puede financiar al Gobierno

La Provincia de Buenos Aires llevó adelante una muy importante emisión en el mercado local por $30.000 millones de pesos, cubriendo de esta forma la mitad de sus necesidades de financiamiento para 2018. La colocación redujo el costo de fondeo, amplió el plazo de emisión y duplicó el tamaño de una colocación de similares características realizada en mayo del año pasado. El Cronista conversó sobre el tema con Sebastián Katz, Subsecretario de Finanzas de la Provincia de Buenos Aires, reconoce que la emisión superó sus expectativas.

 

Emitieron un bono a 7 años al 3,75% + Badlar. ¿Qué conclusión sacan de la colocación?

La conclusión más importante es que pudimos demostrar que existe un mercado local de capitales que ofrece una demanda de activos de magnitud relevante, lo que permite avanzar con nuestro programa financiero de manera muy razonable sin generar tensiones financieras. En otras palabras, comprobamos la existencia de un mercado que acompaña a las necesidades financieras del sector público y que brinda viabilidad a la estrategia financiera anunciada recientemente. A principios de marzo el Ministerio de Finanzas de Nación anunció públicamente en diversas reuniones mantenidas con inversores del exterior que, tanto el gobierno nacional como las provincias, dejaríamos de emitir en el próximo período en el mercado de dólares y nos volcaríamos al mercado local . El "abandono" de las emisiones en el mercado internacional será hasta tanto no se corrija lo que a nuestro juicio fue un castigo desmedido en los últimos dos meses. Ese castigo no se condice con la evolución de los fundamentos macro de la economía argentina y con los significativos progresos ocurridos en la situación fiscal y financiera de la Provincia de Buenos Aires. Por eso, lo que se dijo, es que hasta tanto persistiese la "disonancia" entre percepción y realidad de los fundamentals no íbamos a estar emitiendo afuera.

De hecho, ampliaron la emisión. Originalmente iban a ser $ 22.000 millones...

Exacto. La demanda que finalmente conseguimos superó favorablemente nuestras expectativas iniciales y en la medida en que ampliar el monto de la emisión era muy conveniente en términos de financiamiento decidimos ir en esa dirección. Si hacemos un balance de la actual colocación y la comparamos contra nuestra anterior emisión en pesos, bajo el mismo formato, podemos ver que hemos hecho progresos en todos los frentes. En primer lugar, duplicamos el monto ya que en mayo de 2017 emitimos $ 15.000 millones y en esta última oportunidad emitimos el doble. Por otro lado, el costo de emitir fue menor ya que no sólo la tasa de la emisión pasada fue de Badlar +3,83% y esta ocasión a Badlar +3,75% sino que en aquella ocasión el papel ofrecía un "floor" de 15% para toda la vida del bono mientras que en esta oportunidad no hay garantía de rendimiento mínimo salvo lo que ocurre en los dos primeros trimestres. Por último, mejoramos el plazo ya que en 2017 emitimos a 5 años y esta vez lo hicimos a 7 años.

Los bonos en dólares locales la vienen pasando mal este año.

Como dije antes, creo q

ue el castigo fue desmedido. Es natural esperar que, en un contexto de mayor volatilidad y mayor cautela, los activos de aquellas economías que, transitoriamente requerimos de montos importantes de financiamiento, se vean afectados. Pero, durante febrero, estuvimos viendo una caída mayor de lo que deberíamos haber visto y entendemos que dicha debilidad no guarda relación con la salud de los fundamentales de la economía argentina. En ese sentido vemos que hay mucho espacio para que los papeles se recuperen a medida que continúen verificándose progresos en materia fiscal, de actividad y precios y se vaya haciendo el delivery de las reformas implementadas en diferentes frente por la gestión actual.

¿Cuánto siguen el mercado internacional?

Seguimos los mercados de forma permanente con el equipo de Deuda y Crédito Publico de la Provincia. Vemos a diario los índices bursátiles internacionales, la tasa de 10 años de EE.UU., el spread del soberano y el spread provincial versus el del soberano. En concreto, hacemos un seguimiento sistemático de la situación financiera internacional y observamos en forma regular las decisiones de los hacedores de política y el comportamiento de los actores del mercado. Además de nuestra propia lectura, tenemos contacto permanente con los inversores (tanto locales como del exterior). Todo esto nos permite entender el potencial del financiamiento.

¿Les preocupa la volatilidad global?

Luego de una década de extraordinaria inyección de liquidez y de esfuerzos denodados de los principales bancos centrales del planeta por sacar a la economía global de un entorno deflacionario, sospechábamos que podía haber una corrección. En el ultimo ciclo se han dado ciertas circunstancias favorables para la deuda emergente, pero sabíamos que no iban a durar para siempre. Hay naturalmente riesgos en el mercado internacional, pero como escenario base la mirada que tenemos es que, más allá de la volatilidad y del modo a veces algo disruptivo en que los mercados financieros suelen procesar las novedades, por ahora lo que ocurre en los mercados internacionales es mayormente por buenas razones macroeconómicas. En concreto, no vemos con excesiva preocupación los desarrollos internacionales, aunque miramos con atención los riesgos geopolíticos y las tensiones comerciales que sea han planteado en los principales polos de la economía global. Aún así, en un contexto de subas moderadas en las tasas de interés internacionales creemos que hay un importante espacio de compresión adicional de spreads como consecuencia de la mejora continua en el cuadro macro y fiscal tanto a nivel nacional como provincial. Esa compresión podría compensar, al menos parcialmente, la evolución al alza de la tasa base, un desarrollo obviamente exógeno a nuestras propias decisiones.

Y en el caso de que hubiera una disparada de los riesgos geopolíticos, ¿estamos preparados?

Creo que estamos trabajando en forma gradual pero sostenida para tener una economía cada vez menos volátil y menos vulnerable. Todas las acciones que llevan adelante el gobierno nacional y el provincial están orientadas a reducir la volatilidad macroeconómica y a asegurar en un horizonte razonable la reducción de los desequilibrios fiscales. La situación macroeconómica (e institucional) que heredó la actual administración era endiablada: había muchas restricciones y dilemas de corto plazo y atender a esas cuestiones exigía a hacerlo de forma gradual y persistente. Mirando hacia adelante, nuestro objetivo es buscar crecer de manera sostenible por varios años al 3-3,5%, reduciendo desequilibrios y financiándonos sanamente.

Lograr esos objetivos seguramente permita reducir la vulnerabilidad y gradualmente nos va a ir haciendo cada vez menos frágiles a potenciales cambios adversos internacionales.

Han cubierto gran parte de su programa financiero...

Sí, efectivamente. Hemos cubierto aproximadamente la mitad. En un contexto de compromiso continuo con la estabilidad macroeconómica y la consolidación fiscal tanto a nivel nacional como provincial, creemos que la Provincia de Buenos Aires podrá llevar adelante sin mayores dificultades lo que le resta del programa.

Tags relacionados

Más de Finanzas y Mercados

Noticias del día