Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Argentina, afectada

La crisis que vive el sector del carbón no es exclusivo de EEUU: también en la Argentina ya se plantean discusiones sobre la conveniencia de mantener una matriz energética que incluya a este recurso. Entre sus defensores se encuentra el diputado Julio De Vido (ex ministro de Planificación), quien tuvo mucho que ver con la inauguración de una planta termoeléctrica alimentada a carbón en Río Turbio, Santa Cruz, a fines del año pasado. "El yacimiento de Río Turbio puede producir 582.000 gigavatios, equivalente a cuatro años y medio de consumo nacional, o sea de toda la Argentina. Imaginemos lo que sucedería con el pueblo si la mina cerrara. Río Turbio se convertiría en una población fantasma", advirtió el legislador. En la otra vereda se paró Martín Prieto, director ejecutivo de Greenpeace Argentina: "que nuestro país inaugure una central a carbón va a contramano del mundo. Es una decisión absurda", dijo.