Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Argentina todavía paga más que Croacia, Vietnam o Marruecos

Mucho se viene hablando de la posibilidad de que el mercado argentino deje de ser considerado "fronterizo" y recupere la categoría de emergente. Pero si bien los bonos locales pagan menos que los de Kenia o Nigeria, por ejemplo, aún rinden más que Croacia o Vietnam.

Argentina todavía paga más que Croacia, Vietnam o Marruecos

El debate sobre el re-ingreso de Argentina al grupo de los mercados emergentes parece por momentos más un sueño que una realidad dada la distancia que aún separa a los rendimientos de los bonos argentinos -incluso tras la fuerte caída que vienen registrando- respecto del resto de los emergentes. Aún dentro del universo de los bonos de frontera, los títulos argentinos no son los más seguros y por eso aún queda espacio para comprimir spreads para acercarnos a los mejores del grupo.


Argentina se encuentra hoy en día en una categoría en la que aparecen países como Jamaica y Trinidad y Tobago. En Europa, los mercados de frontera están integrados por países como Croacia, Estonia, Lituania, Rumania, Serbia y Eslovenia. Dentro de África, los países de frontera que integran el grupo que acompañan a Argentina son Kenia, Marruecos, Nigeria, Túnez, Ghana y Zimbabue.


Finalmente, en Asia podemos encontrar a Pakistán, Vietnam, Kuwait y Palestina. En algunos casos la Argentina efectivamente está rindiendo menos que sus pares de frontera, mientras que en otros casos, los retornos de los bonos de estos países son menores, lo que abre la posibilidad de pensar que la Argentina aún tiene margen para continuar recortando su tasa y nuestra estadía en territorio de frontera puede prolongarse.
Por ejemplo, el bono argentino en dólares a 2019 rinde hoy en día 3,50%, menos que los bonos de Kenia y Pakistán, que rinden un 3,92% y 4,27% respectivamente. Ahora bien, Croacia y Jamaica rinden menos que el bono argentino a 2019 con una tasa de 2,9% y 1,7%.


El bono argentino con vencimiento a 2024, en tanto, rinde un 5,08% en la actualidad, menos que el 6.05% que rinde Pakistán para ese mismo plazo y que el 6,2% de Serbia. De todos modos, existen bonos con mejor posicionamiento, es decir, que el mercado considera más seguros, como por ejemplo el bono a 2024 de Vietnam (3,8%), igual que Croacia (3,6%) y Trinidad y Tobago (3,5%). Jamaica a 2025 rinde menos que el bono argentino a 2024, ya que el primero muestra una TIR del 4,87% y el segundo, del 5,08%.


Cuando comparamos la deuda local con el mundo de los emergentes, vemos que los bonos argentinos están lejos de ofrecer una seguridad comparable. Por ejemplo, mientras que el Bonar 2019 rinde un 3,51% en dólares, el bono a mismo plazo de Qatar rinde un 1,45% y más lejos se ubica el bono a 2019 de Corea que muestra una tasa de 1,19%. Lo más cercano que encontramos a tal vencimiento es el bono de Turquía de 2,87%.


Lo mismo ocurre con plazos más largos ya que si comparamos los retornos de los bonos de mercados emergentes con los locales, la brecha continúa siendo importante. Es el caso del Bonar 2024, con un rendimiento de 5,08%, cuando el bono de Turquía a mismo plazo rinde un 4,12% y el de Brasil un 4,3%.

Nuevamente, Corea se ubica más lejos ya que a 2025 rinde un 1,91% y China a 2027 rinde 2,63%. Finalmente para los bonos de mayor plazo, el Bonar 2046 rinde un 6,48% mientras que un emergente como Qatar rinde 3,98% a 30 años, Sudáfrica, 4,48% y Brasil, 5,40%.


En definitiva, si nos valiésemos por los retornos que ofrecen los bonos argentinos vemos que aún falta recorrido para que realmente el mercado los considere como emergentes. Los rendimientos argentinos son típicos de frontera por el momento y dentro de este segmento, queda claro que Argentina rinde mejor que muchos países aunque también hay casos en que se verifica lo contrario. Esto abre la posibilidad de que los bonos locales compriman sus spreads hacia las tasas de países como Vietnam, Marruecos o Croacia.