U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Argentina está entre las economías más frágiles a nivel fiscal

Pese al acuerdo con el Fondo Monetario para "ordenar la economía", el IIF sigue colocando al país como el emergente más débil a nivel fiscal, por sus altos niveles de deuda en dólares

Argentina está entre las economías más frágiles a nivel fiscal

Para la banca internacional, las debilidades de Argentina persisten. Pese a que el Gobierno comenzó un plan con el Fondo Monetario Internacional para reducir el déficit fiscal, mantener la inflación a raya y manejar la volatilidad del tipo de cambio, el Instituto Internacional de Finanzas advirtió que el país es el emergente con mayor nivel de vulnerabilidad fiscal, junto con Ucrania, debido a sus altos niveles de deuda y dolarización.

La entidad, que reúne a los principales bancos del mundo alertó también que en países como Argentina y Brasil podrán verse aumentos del nivel de endeudamiento externo "desde niveles iniciales ya altos". La estabilidad fiscal de la nación vecina aparece amenazada por la incertidumbre que produce en los inversores el resultado de sus próximas elecciones presidenciales.

"Basamos nuestra evaluación del riesgo de solvencia en los índices de deuda y el camino esperado de la deuda. La deuda pública es generalmente moderada en los mercados emergentes pero es superior al 60% en algunos países, incluidos Brasil y Hungría", explicó el organismo en un informe distribuido ayer.

"El riesgo que plantea una deuda alta depende fundamentalmente de si se espera que esta disminuya", alertaron los analistas que si bien reconocieron que los países emergentes más endeudados tienen planes de política para reducir la deuda en el mediano plazo, su capacidad para realizar los ajustes es dispar. En ese sentido, pronosticaron que el endeudamiento también crezca fuerte en Arabia Saudita "aunque desde un nivel muy bajo". Por el contrario, adelantaron que en Egipto el endeudamiento "disminuirá significativamente".

El IIF a su vez remarcó que aquellos países con bajo nivel de deuda pública tendrán mayor espalda para surfear con éxito los embates externos, en un contexto de extrema volatilidad para sus monedas. Las únicas dos excepciones a esta regla la presentan Argentina y Ucrania, "donde la deuda de divisas representa más del 70% de la deuda pública total".

En este punto, los banqueros señalaron que ambos países se encuentran dentro de un programa con el Fondo Monetario Internacional, que "de tener éxito" podría reducir la vulnerabilidad descripta.

No es la primera vez que el organismo advierte sobre la fragilidad de la economía argentina frente a los movimientos bruscos de monedas globales. A principios de año, había escrito un informe donde había llamado la atención por las vulnerabilidades de la Argentina y Turquía y las había ubicado entre las más frágiles dentro de las economías emergentes. Dos meses después de ese reporte, las monedas de ambas naciones vieron un rally de depreciación contra el dólar. Esta vez, el organismo dijo que para Turquía ahora el grado de vulnerabilidad fiscal es bajo, ya que en el país el sector privado fue el que tomó más préstamos internacionales.

Luego, hace cerca de un mes, el grupo de entidades financieras había alertado por el exagerado crecimiento del endeudamiento global en el primer trimestre de este año, que alcanzó los u$s 247 miles de millones. Dentro del panorama global, ubicó a la Argentina como el país con mayor peso de deuda pública en dólares.