Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Arcor se suma a la serie de emisiones corporativas con un bono por u$s 300 millones

Lo anunció ayer a la CNV. Los colocadores serán Itaú, JP Morgan y Santander. Tardaría no menos de dos semanas en colocar. Estiman que, sin Brexit, pagaría entre 5% y 7%

Arcor se suma a la serie de emisiones corporativas con un bono por u$s 300 millones

El renacer de las emisiones de deuda corporativas de empresas argentinas tras el pago a los holdouts sumará en breve un nuevo exponente. En una comunicación al mercado la multinacional alimenticia Arcor anunció ayer planes para colocar u$s 300 millones en obligaciones negociables y para recomprar u$s 200 millones de una emisión hecha en 2010 que vence el año próximo. Es la quinta empresa argentina que sale al mercado internacional, donde ya se emitieron más de u$s 2000 millones a tasas cada vez más bajas.


La firma alimenticia comunicó a la Comisión Nacional de Valores (CNV) la emisión de sus Obligaciones Negociables Clase 9 con vencimiento a 7 o 10 años desde su fecha de emisión y por un monto de u$s 300 millones ampliables hasta os u$s 350 millones. Además, llevará adelante en simultáneo una operación de recompra de hasta u$s 200 millones de sus obligaciones negociables Clase 1 emitidas en 2010 y que tienen vencimiento en 2019. También comunicó que la emisión estará a cargo de Itaú BBA, JP Morgan y Santander.
"Dada la actual situación de lo mercados internacionales, resulta conveniente considerar la emisión", se lee en el acta de la última reunión de directorio de la empresa.


Los datos publicados hasta ahora por Arcor no permiten conocer ni la fecha de emisión ni la tasa que aspiran a obtener con esta operación, en un contexto en el que las tasas que pagan los corporativos no paran de caer y llegaron tan bajo como 6,5% en el caso de la colocación de Cablevisión a 5 años. Voceros de la empresa y de los bancos colocadores no quisieron hacer declaraciones al respecto.


Sin embargo, fuentes del mercado si hicieron sus estimaciones. "Si sacás el problema Brexit del medio, Arcor debería obtener una tasa e entre el 5% al 7%, de acuerdo al plazo, porque el rendimiento de su bono a 2017 ya estaba abajo de 5%", dijo Gustavo Neffa de Research For Traders.


Las condiciones del mercado eran excelentes para las emisiones emergentes hasta que en las últimas semanas crecieron los temores a una salida del Reino Unido de la Unión Europea en el referéndum que se vota mañana. Una emisión de la Provincia de Salta encontró varias dificultades para concretarse en los últimos días. Hasta que no se defina el referéndum, y mientras los británicos no voten por salir del bloque, el apetito por el riesgo emergente será bajo y las tasas que hay que pagar para poder concretar la emisión se vuelven demasiado altas.
Además, todavía falta una aprobación de la CNV y el roadshow –varios días de reuniones con inversores previos a la emisión– todavía no fue hecho. Con lo cual se estima que no emitirá antes de dos semanas.