Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Analistas proyectan Lebac en 24% a fin de año con un Sturzenegger gradualista

Analistas proyectan Lebac en 24% a fin de año con un Sturzenegger gradualista

El martes, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) disminuyó en 50 puntos básicos la tasa de interés de las Lebac a 35 días, que quedó en 27,75%, tras haber tocado un máximo de 38% a fines de abril. Hoy los analistas –aún cuando algunos creen que hay margen para un recorte más agresivo– estiman que la tasa estará cerca del 24% para fin de año, en línea con la desaceleración del proceso inflacionario pero también con el gradualismo que ha aplicado hasta ahora Federico Sturzenegger.

Para Martín Polo, de Analytica, la autoridad monetaria podría aprovechar la baja abrupta que tuvo la inflación en agosto para ser más agresiva con la reducción de tasas: "Hoy, el BCRA está sobrecumpliendo su objetivo de tasa de interés real del 4% porque, con una inflación que va a promediar el 1,6% por mes hasta febrero inclusive, vemos que la tasa nominal que puso el Central el martes queda casi en el 8% real para septiembre y hasta febrero va a estar por arriba de 5%. Yo creo que el BCRA, a pesar de eso, va a seguir con su ritmo de baja gradual. Quizá la acelere un poquito pero no creo que la baje más de 0,75. No lo veo haciendo un shock".

Si las proyecciones de inflación son correctas y la tendencia a la baja continúa, la autoridad monetaria todavía tendrá espacio para seguir recortando la tasa de las Lebac a 35 días. "Nosotros vemos la Lebac en 24% para diciembre, o sea que el BCRA tiene margen para seguir recortando pero la baja va a ser gradual de aquí hasta fin de año‘, dijo Federico Muñoz, de la consultora que lleva su nombre.

"Si bien la inflación cayó muy rápido y el BCRA debería acompañarla con una baja más abrupta de la tasa, en lo que resta del año, la desinflación será más gradual. Por eso, hasta diciembre, estamos todos de acuerdo en que las tasas van a converger en el orden del 24%", afirmó Polo.

Gabriel Caamaño, socio de la consultora Ledesma, coincidió en que el recorte en la tasa del Central será gradual y estimó que la última licitación de 2016 se hará en torno al 23%. El economista también señaló que, además de bajar la tasa, el BCRA "busca que le renueven la mayor parte de los vencimientos de Lebac que va enfrentando –en septiembre son muy exigentes– e intenta progresivamente alargar los plazos, o sea concentrar menos tenedores en las emisiones a 35, 63 y 98 días".

En el Ministerio de Hacienda presionan al Banco Central para que apure el recorte de tasas en lo que queda del año a fin de incentivar el consumo y brindar un alivio financiero a las empresas. "Son las tensiones propias que suele haber entre un Banco Central que está abocado a la restauración de la salud del peso y a combatir la inflación, y un Ministerio de Hacienda que tiene en mente el objetivo del crecimiento", opinó Muñoz.

En cuanto al impacto de la baja de tasas en la economía real, el especialista manifestó: "Empiezan a aparecer los primeros brotes verdes que indican que la economía habría encontrado su piso y empezaría a ir hacia algún tipo de mejora: salió positivo el dato de venta de cemento durante agosto, lo que daría la pauta de que se estaría recuperando la construcción; el Índice de Producción Industrial (IPI) de FIEL también dio positivo; y hay algunas señales de desaceleración en la caída del consumo".

Gabriel Caamaño, por su parte, indicó: "Estamos esperando que en el último cuatrimestre haya crecimiento en términos desestacionalizados contra el anterior". Además de destacar el dato del cemento, el socio de Ledesma hizo referencia a la producción del sector automotriz que, si bien cayó, moderó su baja en comparación con los datos previos.

En tanto, el economista de Analytica, Martín Polo, se mostró un poco más cauteloso respecto al impacto del recorte de tasas en la economía real: "En un contexto de inflación bajando mucho, tasas de interés más bajas y expectativas un poco más optimistas todo suma para reactivar el consumo y, sobre todo, la inversión. Esto no quiere decir que con la reducción de tasas de interés va a despegar la economía, sino que esa baja tiene que estar en un contexto de mejora de la macro en general. La tasa importa, pero no es lo determinante", dijo.