Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Ampliaron a cinco años el plazo para que exportadores ingresen divisas

Ampliaron a cinco años el plazo para que exportadores ingresen divisas

El Gobierno amplió ayer hasta cinco años el plazo máximo para ingresar divisas generadas por exportaciones, en lo que fue interpretado por sectores del mercado financiero como una señal de que busca mejorar la competitividad del tipo de cambio. La decisión fue dispuesta a través de la Resolución 242 firmada por el secretario de Comercio, Miguel Braun, y publicada en el Boletín Oficial. Según consideró el funcionario, la medida fue decidida para "mejorar la oferta comercial de la economía local, la competitividad de las exportaciones argentinas y flexibilizar las condiciones de financiamiento".


Hasta la publicación de esta resolución, el plazo máximo establecido para ingresar las divisas generadas por exportaciones de cualquier tipo de producto o servicio era de hasta un año, sin excepción. Largar los plazos para el ingreso de las divisas le resta presiones al tipo de cambio. La decisión se adopta en un escenario en el que las colocaciones de deuda en el exterior suponen un ingreso extraordinario de divisas y en la antesala del blanqueo, que también implicará un refuerzo de la oferta que puede presionar a la baja al dólar.


El Tipo de Cambio Real Multilateral (TCRM) calculado por el Banco Central de la República Argentina y que mide la competitividad-precio de las economías se encuentra actualmente en torno a 90 (una cifra similar a la registrada a fines de 2014).


Para lograr un TCRM mucho más elevado que el actual -que brinde incentivos suficientes a los exportadores- se requiere incrementar (depreciar) el tipo de cambio nominal o reducir los niveles de inflación (o ambas a la vez).
La competitividad de los sectores exportadores también depende de otros factores tales como la presión impositiva y el ministro de la Producción, Francisco Cabrera, ya anticipó que se impulsar una ampliar reforma tributaria.


También la competitividad depende de regulaciones burocráticas, infraestructura, acceso a diversidad de mercados externos, disponibilidad de oferta de trabajadores capacitados y financiamiento accesible.
Este año, el Gobierno ya había extendido, primero en abril, de 30 a 180 días el plazo de liquidación de divisas, y un mes más tarde, volvió a extenderlo hasta un año.