Alerta Cedears: el rally de Wall Street amenaza con golpear a la inversión estrella

Distintos indicadores muestran que el nivel de optimismo es el más alto desde el inicio de la crisis del coronavirus. Los riesgos de un ajuste en las acciones de Nueva York podrían impactar sobre el inversor local.

Las acciones en Wall Street están viviendo un rally histórico. El Dow Jones está teniendo su mejor mes en 33 años. Este fuerte avance hace que los indicadores de optimismo alcancen los niveles más altos en lo que va de 2020, lo cual deja vulnerable al mercado a evidenciar algún tipo de ajuste en el corto plazo.

Las inversiones en Cedears tomaron un protagonismo central en el mercado local y dado que son activos que dependen de la evolución de las acciones en el mercado de Nueva York, un potencial ajuste en las acciones americanas podrían terminar golpeando también a los papeles de las empresas argentinas que cotizan en Wall Street y a quienes optaron por invertir allí.

Noviembre no fue un mes más en la historia del Dow Jones. El índice ganó 12,7% y de esta manera alcanza la mayor avance  mensual desde 1987 cuando en enero de aquel año supo avanzar 13,8%.

Todos los sectores de EE.UU. tuvieron un mes en positivo, entre los que se destacan el sector de extracción de petróleo y energético que suben 44% y 37% respectivamente. Luego le siguen el sector aerocomercial que ganó 33% y más abajo aparecen los sectores de hostelería y ocio (24,4%), financiero (19,5%) e industrial (17,2%). Muchos de estos sectores están teniendo el mejor mes en su historia.

La suba del 37% del sector energético marca que hasta ahora, estamos en presencia del mejor mes desde que se creó el índice. El sector financiero y el industrial tuvieron su mejor mes desde la salida de la crisis de 2008. El índice del sector aéreo comercial el de hotelería y ocio también están marcando su mejor mes desde que se creo el ETF.

Pese a este importante avance en las acciones americanas, aún los retornos entre sectores siguen siendo bastante dispares. En lo que va del 2020, el Dow Jones gana 14,4% mientras que el Selectivo S&P 500 sube 13,7%. El tecnológico Nasdaq, favorecido por la pandemia es el índice que más sube en lo que va de 2020, ganando un 40,1%. El sector de consumo gana un 26%, seguido por el sector de materiales que avanza 16%. Luego aparecen el sector industrial y el de materiales que en el año ganan 9,2% y 6,5% respectivamente.

A partir de allí, el resto de los sectores siguen estando en negativo en lo que va de 2020. El sector financiero cae 7,4%. Más abajo aparecen el sector de recreación y ocio, el aerocomercial, energético y de extracción de petróleo, cayendo 17,2%, 28%, 34,7% y 38,6% respectivamente.

Elevado nivel de optimismo

Ahora bien, el rally reciente en las acciones americanas coloca a Wall Street en el nivel de optimismo más alto en lo que va del año, lo cual puede ser un llamado de atención. El índice Fear and Greed Index que mide CNN muestra que el nivel de optimismo (o sentimiento alcista) en Wall Street es del 91%.

Con estos niveles, el indicador de sentimiento alcanza su mayor nivel en lo que va del año, lo cual implica una señal de advertencia para la continuidad del rally. En pocas palabras, cuando hay mucho optimismo la historia refleja que los más prudente suele ser tener cautela y no comprar más acciones (o tomar ganancia) y cuando hay mucho pesimismo, lo mas acertado seria ser más agresivo a la hora de comprar acciones.

Las inversiones en Cedears tomaron un protagonismo central en el mercado local y dado que son activos que dependen de la evolución de las acciones en Wall Street, un potencial ajuste en las acciones americanas podrían terminar golpeando también a los Cedears.

El rally del Dow Jones colocó al indicador en su nivel más alto desde el inicio de la pandemia. A finales de 2019, el mercado estaba operando en máximos históricos, reflejando un rally alcista importante y sin noticias sobre el coronavirus.

Casualmente, el indicador se encontraba cerca del 100%, es decir, el posicionamiento de los inversores y de las acciones reflejaba elevado optimismo en Wall Street. Luego dicho optimismo comenzó a caer fuertemente a medida que se comenzaba a incorporar los riesgos de coronavirus hasta llegar al extremo de 0% de optimismo visto en marzo, junto con el histórico piso de mercado. Allí arrancó la recuperación que lo coloca hoy en el nivel más alto del año.

Entre los indicadores que se suelen tomar para armar el índice aparece el ratio put/call, lo cual indica cuantas opciones de venta se están operando por cada opción de compra.

Si el ratio es muy bajo implica que hay muy pocos inversores apostando a la baja por cada inversor apostando al alza. Ese ratio alcanza actualmente el nivel más bajo en dos años, indicando un nivel de optimismo elevado.

En línea con las apuestas bajistas llevadas a cabo por los inversores, según un informe de Goldman Sachs en base a datos de Factset, se observa también que el short interest en el S&P 500 es uno de los más bajos en la historia.

El short interest es la cantidad de acciones que se vendieron al descubierto (apuestas bajistas) pero que aún no se cubrieron o cerraron. El short interés, que puede expresarse como un número o porcentaje, es un indicador del sentimiento del mercado y un valor extremadamente alto muestra que los inversores son muy pesimistas mientras que un nivel de apuestas bajistas muy leve implica elevada complacencia, confianza u optimismo en el mercado.

Típicamente estos indicadores revierten a una media, lo cual podría implicar una señal de alerta para las acciones en Wall Street.

Finalmente, otro de los datos históricos es la distancia que existe entre los precios y su media móvil. El índice elaborado por CNN toma la media de 125 días y el valor actual de los precios y calcula su distancia, la cual arroja que actualmente dicha diferencia es de 8,9% y es el nivel más alto de lo que ha venido operando en promedio el mercado en los últimos 2 años.

Tags relacionados

Más de Finanzas Mercados

Compartí tus comentarios