FUE LA MEJOR DE LAS NUEVE OFERTAS NO VINCULANTES RECIBIDAS. EL OTRO 49% QUIEREN SACARLO A LA BOLSA

Advent y Bain ofrecen u$s 800 millones por el 51% de Prisma

De las nueve ofertas no vinculantes que recibió Prisma (algunas por el 100%, otras por el 51%), la que viene primereando es la que hicieron en conjunto Advent y Bain por u$s 800 millones para quedarse con el 51%, aunque antes del 30 de junio deben hacer la oferta vinculante. El joint venture no es nuevo: ya fueron juntos para comprar Nets, el principal proveedor de tarjetas, pago seguro y certificados digitales en Dinamarca en u$s 2750 millones.

A Advent no sólo lo asesora el ex presidente de Visa, Luis Schvimer, sino que se sumaron dos directivos que acaban de irse del Santander: Luis Miguel Luismi García Morales, quien era Gerente Principal de Banca Comercial, y Jorge Edgardo Thomas, que tenía a su mando la Gerencia Principal de Riesgos. También un viejo titán del mercado, José Petrocelli, que era el CEO del Banco Francés hasta que el BBVA compró la entidad, cuando pasó a ser director del Galicia.

La intención de comprar el 51% es que los bancos se queden adentro y dentro de un año o año y medio salir a cotizar en la Bolsa de Nueva York, aunque no descartan hacerlo en la de San Pablo. Schvimer le había dicho a este diario que, aunque Advent ganara, él no iba a formar parte de la nueva compañía, sino que su contrato terminaba con el deal, pero en el mercado dudan de esa afirmación: "¿Te lo imaginás yéndose a vivir a Miami, como dicen algunos, porque su hija se va a vivir ahí, y perderse la salida a la Bolsa, que es cuando se producirá el grueso de la ganancia?". Consultado por El Cronista, no hizo comentarios.

"Es absolutamente falso que haya algún conflicto de intereses. Consultá con abogados", se enfada cuando alguien le consulta sobre el tema. Niega también que haya pedido alguna compensación por la venta. Sucede que, por su carácter confrontativo, en Prisma hay quienes no le guardan el mejor de los recuerdos. Y entonces se animan a hablar: "Los bancos lo sacaron de la mesa de negociación con el Gobierno, ya que él quería llevar el tema a la Justicia, mientras los accionistas no querían pelearse con el Gobierno. Y su relación con Sturzenegger no era de lo mejor".

Por lo pronto, ahora habrá que ver qué sucede con el sucesor de Schvimer, Diego Maffeo, ya que el nuevo dueño puede querer poner a un hombre propio, aunque todos apuestan por su permanencia.

Otro interesado en Prisma es Atos, un medio de pago fuerte en Europa que hace procesamiento; otro es los medios de pagos de Itaú BBA: otro son los brasileños de Cielo, conformado por Bradesco y Banco Do Brasil.

La valuación que dio Goldman Sachs está entre u$s 1500 y u$s 2000 millones. El precio dependerá del EBITDA, o sea de la utilidad, que en el último balance arrojó una ganancia de u$s 320 millones, lo que duplicó al 2016. Mucho tuvo que ver la nueva norma del BCRA, que cambió el formato de la ecuación del arranque: antes era 95% para el banco y 5% para Prisma y ahora es 80 y 20, para abrir la competencia.

Por ende, si el EBITDA se multiplica por 5, daría u$s 1560 millones. Jugosa ganancia para los bancos, ya que Santander, Galicia y BBVA Francés son, en ese orden, los que más tienen de Prisma, seguidos por Provincia, HSBC, Macro e ICBC. Justamente los chinos habían acercado a un posible comprador, que era el player de tarjeta más grande del país, pero finalmente desistió.

¿Cómo se decidirá la venta? "Habrá dos variables que se van a cruzar. No sólo el precio. Cuanto menos modifiquen el contrato, tendrán una calificación superior, porque de lo contrario habrá que volver a los 14 bancos para firmarlo nuevamente. Y siempre habrá un banco interesado en que compre uno más que otro", revelan.

Tags relacionados

Más de Finanzas y Mercados