Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Activos mexicanos sufren ante el avance de Trump

Desde abril el peso mexicano ha perdido cerca de un 16%, mientras que las acciones mexicanas en Wall Street han descendido un 12% en dólares. El bono de mayor duration como el que tiene vencimiento en dólares a 2047 ha descendido un 5.60% desde los máximos alcanzados meses atrás. El ajuste puede ser oportunidad de compra

Las elecciones presidenciales americanas entran en su fase final. Y la fortaleza de Donald Trump es un dato que no pasó desapercibido para los activos mexicanos, que vienen sufriendo a medida que se achica la brecha contra la candidata demócrata Hillary Clinton.

Desde abril el peso mexicano ha perdido cerca de un 16% de su valor contra el dólar, el cual se ubica en máximos históricos, a la vez que las acciones mexicanas en Wall Street han descendido un 12% en dólares medido a partir del ETF mexicano (iShares MSCI Mexico Capped ETF -EWW). Es decir, los inversores se han estado desprendiendo de las acciones y han comprado activos de refugio como el dólar. El bono en dólares a 2026 ha perdido desde julio un 2.5% mientras que el bono de mayor duration como el que tiene vencimiento en dólares a 2047 ha descendido un 5.60% desde los máximos alcanzados meses atrás.

En el mismo sentido, los bonos han perdido entre 30 y 32 puntos básicos de yield y en un contexto en el cual los inversores de todo el mundo buscan encontrar tasas en dólares atractivas, aprovechar dicha baja puede ser una alternativa a vigilar.

La especulación detrás de las elecciones es clara y es que si el inversor cree que Trump no va a ganar y que la próxima presidente de EEUU será Clinton, entonces deberá comprar activos mexicanos.Todos ellos se encuentran hoy castigados ante las chances de que Trump gane, pero de ser derrotado, probablemente los activos mexicanos se beneficiarán de un gran rally y una compresión de spreads nuevamente para los bonos asemejándose a sus pares emergentes.

Los bonos de México tienen un rendimiento medio dentro del grupo de los emergentes, es decir, en la curva de yields de emergentes se encuentra en el pelotón del medio no siendo ni los más seguros ni los más riesgosos.
Probablemente si gane Hillary Clinton, los bonos buscarán comprimir sus spreads hacia el pelotón de mejor calidad crediticia en cuanto a las tasas que están pagando los bonos emergentes.

Países cercanos como Chile o Perú rinden 2.35% y 2.6% a un plazo de 2026 con lo cual, de comprimir sus spreads en tal dirección ante una derrota de Trump, el potencial de suba de los bonos podría ser del 6.5% y del 4.3% respectivamente.

Ahora bien, si efectivamente Trump ganase las elecciones presidenciales, el rally actual del dólar en México probablemente continuará hacia nuevos máximos tal como lo viene desarrollando en la actualidad y los bonos mexicanos probablemente continúen con el recorte de las últimas semanas y extiendan sus spreads.

De todos modos, incluso en el caso en que los activos mexicanos extiendan el ajuste y sobre todo los bonos acentúen un potencial ajuste, el mismo deberá ser mirado como una oportunidad, más aun contemplando el contexto bursátil de tasas en mínimos históricos (e incluso negativas) en el que vivimos y por ello una extensión de los spreads puede ser aprovechado para posicionarse en fixed income que devengue una tasa mayor.