Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Acordaron reparación ex clientes Banco Patricios

El Tribunal Oral Federal 3 dará a conocer hoy a las 13 su resolución en torno al acuerdo para pagar 8 millones y medio de pesos a 113 damnificados por la quiebra del Banco Patricios, ocurrida en 1998.
"Garantizamos una reparación razonable", aseguró la fiscal Stella Maris Scandura respecto de la probation que dará por concluido el juicio que debía comenzar el miércoles pero cuya audiencia inaugural se suspendió para facilitar la última negociación.
Los directivos de la entidad Alberto Miguel Szpolski, Alejandro Bilik, Carlos Alberto Ungar, Ela Szpolsky, Héctor Mario Kleiman y Sergio Fryd están acusados de inducir a más de cien clientes a invertir sus ahorros en obligaciones negociables pagando una sobretasa entre 1994 y 1998, a sabiendas de que el banco no podía afrontarlo.
Antes de otorgar el beneficio, la fiscalía intentó y logró el acuerdo económico entre la querella y los imputados‘ a través de los defensores de los directivos.
El acuerdo prevé un pago de cuatro millones de pesos en efectivo y el resto en 24 cuotas con un 3% de interés mensual sobre el saldo, además de tareas de conducta a realizarse en el comedor Los Piletones de la Fundación Margarita Barrientos.
El término de la suspensión a prueba será de dos años, a cuyo término se extinguirá la acción penal si el "imputado no comete un delito, repara los daños en la medida ofrecida y cumple con las reglas de conducta establecidas", según establece el artículo 76 del Código Penal de la Nación.
Los clientes del Banco Patricios perjudicados sustituyeron plazos fijos y otras operaciones por obligaciones negociables emitidas sin respaldo entre 1994 y 1998, que les eran ofrecidas por una tasa de interés seis puntos superior.
De esa forma, se habría pretendido ocultar la real situación financiera que atravesaba la institución, que "no podría enfrentar los compromisos económicos asumidos". La actividad del Banco Patricios terminó el 18 de marzo de 1998, cuando el Banco Central revocó su autorización para funcionar.