Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Acciones de mercados emergentes en alza y en busca de nuevas subas

Los bajos rendimientos en los mercados centrales volvieron atractivas a las acciones de países emergentes, que ya muestran ganancias significativas en el año. La pregunta ahora es si la tendencia alcista tiene aire para continuar. A los precios actuales, los emergentes son una buena opción para inversores a mediano plazo

Acciones de mercados emergentes en alza y en busca de nuevas subas

En momentos en donde las tasas internacionales se encuentran colapsadas, emisiones de deuda en Europa con rendimientos negativos a 10 años y Wall Street haciendo nuevos máximos, los inversores internacionales se encuentran en una franca búsqueda de rendimientos en los mercados internacionales. Como hemos mencionado en columnas previas, los bonos de emergentes se encuentran protagonizando una importante suba en lo que va del año y dicho escenario alcista también se viene reflejando a nivel accionario aunque con un claro letargo en el avance. En momentos en donde las acciones en Nueva York se encuentran en máximos históricos, los inversores tienden a preguntarse qué es lo que ha quedado desarbitrado en el mercado accionario. Si se mira a Europa, los vientos de problemas económicos y políticos complican el escenario alcista de cara a los próximos meses aunque, las noticias del Brexit tiendan a acercar un piso de largo plazo para las acciones del viejo continente.

Ahora bien, en los últimos meses los inversores han retomado su visión en los mercados emergentes tanto a nivel de bonos como el mercado accionario. La estabilización en los precios de las materias primas agrícolas, del petróleo y de los metales, sumado a un freno en la fuerte devaluación de las monedas que han sufrido en los últimos años, ha permitido que los mercados emergentes vuelvan a tener rendimientos positivos en 2016 luego de una racha de 5 años de negativismo. Sin ir muy lejos en el tiempo, instituciones económicas y financieras de renombre internacional sugerían mayor cautela a la hora de mirar a los emergentes como una oportunidad no solo por la volatilidad de las materias primas y de las monedas de tales países, sino también ante la expectativa de suba de la tasa de interés de la FED. Justamente, la postergación de la suba de tasas y la colocación de rendimientos de bonos a 10 años de las principales potencias financieras internacionales ha permitido que los emergentes reaccionen con fuerza ante las posibilidades de una mejora a nivel macroeconómico en tales países de cara a los próximos años.

El ingreso de capitales a fondos de mercados emergentes ha sido de unos u$s 2680 millones en la última semana y continua con el ingreso de capitales que ha venido ocurriendo en las últimas semanas de la mano de la recuperación del ETF de mercados emergentes (iShares MSCI EmergingMarkets ETF-EEM) que acumula una suba del orden del 30% desde los mínimos de comienzo de 2016.

Si sectorizamos a los mercados emergentes podremos ver que Latinoamérica (iSharesLatinAmerica 40 ETF-ILF) muestra una recuperación del 54% desde comienzo de año, mientras que los Brics (SPDR S&P BRIC 40 ETF-BIK) suben un 32% desde enero.

Asia acumula un avance del 22% (SPDR S&P Emerging Asia Pacific ETF-GMF) y medio oriente y áfrica suman un alza del 43% (SPDR S&P EmergingMiddle East &Africa ETF-GAF).

El buen dato es que esta recuperación no convence a todos los participantes del mercado, tal es el caso de Morgan Stanley quien, a fines de Mayo sostuvo que esta recuperación es un rebote dentro de un bearmarket.

Por su parte, Goldman Sachs también se encuentra cauteloso no solo respecto del equity emergente sino de los mercados a nivel global.

Existen otros fondos de inversión como el caso de BlackRock o Bank of America Merril Lynch quienes se ubican del lado alcista para los emergentes.

La pregunta que se dispara a partir de esta introducción es: ¿qué esperar para las acciones de mercados emergentes? Consideramos que justamente, el hecho de que el mercado emergente haya sido durante tantos años castigado y que haya quedado desarbitrado respecto de Wall Street, sumado a la búsqueda desesperada de rendimientos a nivel global y una estabilidad de las materias primas, coloca a dicho mercado como una alternativa a mirar de cara a los próximos años.

Estos precios pueden representar una oportunidad para un inversor de mediano plazo y es posible que gran parte del negativismo lo hayamos visto para tales mercados y que la recuperación actual sea el inicio de un avance de mayor importancia para los próximos años.

Desde el punto de vista técnico, vemos que el fondo EEM enfrenta un escollo clave de mediano plazo en los u$s 36,00 a 36,20 coincidente con el 38,20% de Fibonacci de todo el bearmarket iniciado en 2011, sumado con un nivel que durante años ha sido considerado un nivel de soporte y que actualmente es un obstáculo clave que el mercado deberá superar. En este sentido, el quiebre de los u$s 36,00 a u$s 36,20 habilitará alzas mayores para el índice rumbo a zonas superiores en torno a los u$s 39 en una primera instancia y u$s 41,50 a u$s 42,00 dólares más tarde, accediendo a escollos de largo plazo para el ETF EEM. Para pensar en un piso de largo plazo, se requiere ver avances por encima de los u$s 42 y ante tal suceso técnico implicara que el índice no solo regresará a los niveles de Mayo de 201 de u$s 50 dólares sino también valores más ambiciosos para adelante.

Actualmente el mercado se enfrenta a tales resistencias y en caso de posibles recortes, vemos que el EEM encuentra soporte en los u$s 32,50 dólares o potencialmente en los u$s 30,70, siendo los mínimos alcanzados en u$s 27,60 el nivel de contención clave a considerar en las próxima semanas y para que desde allí las subas queden finalmente reanudadas hacia zonas superiores. El sesgo alcista del análisis permanecerá intacto mientras los soportes propuestos no sean quebrados a la baja. En cualquier caso, entendemos que ante posibles recortes, estos deberán ser entendidos como una oportunidad de compra para un portafolio con un horizonte de inversión de largo plazo vigilando los soportes mencionados y para que luego la tendencia alcista de fondo quede reanudada.

Gran parte de las malas noticias (sino ya todas) relacionadas con los emergentes ya están incluidas en los precios y si bien vemos que la recuperación actual es incipiente, las chances de ver alzas mayores se mantienen firmes y con el quiebre alcista de las resistencias mencionadas se habilitarían alzas adicionales en las próximas semanas rumbo a vapores mas ambiciosos para adelante, tal como lo mencionado.