Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Acciones de los bancos europeos vuelven a niveles del 2009

A diferencia de lo que ocurre en Wall Street, la debilidad de los papeles financieros hace pensar en oportunidad de compra. Han vuelto a los niveles del 2009, mínimos también testeados en 2012, dos momentos de crisis a partir de los cuales se produjo una recuperación importante del precio

A diferencia de Wall Street, las acciones en Europa se encuentran transitando un escenario bursátil difícil desde hace años y lejos de alcanzar nuevos máximos, los índices del viejo continente recién se vienen recuperando desde los mínimos evidenciados luego de Brexit en junio.

Distintas plazas bursátiles como la española, con el IBEX35 como principal referente, así como la francesa con el índice CAC como referencia de la bolsa gala, entre otras, están aún remontando las fuertes bajas que comenzaron en la crisis sub-prime. En el trayecto, la crisis europea ha sido un obstáculo importante para que las bolsas europeas logren entrar en un escenario de recuperación sostenida como hemos visto en Wall Street, pese incluso a los esfuerzos del Banco Central Europeo (BCE). Hoy en día la mayoría de las bolsas se encuentran recuperando posiciones desde los mínimos del año.

El contexto económico, social y político dista mucho de ser el ideal ya que la desocupación en países como España continúa siendo muy elevada, la inflación no reacciona en la región y la recuperación económica todavía siendo anémica. Por eso es que el BCE ha extendido el plazo de compra de bonos y el plan de políticas acomodaticias por un período más prolongado hasta evidenciar reacciones económicas en los países de la región.

A nivel bursátil, ese deterioro ha quedado representado al ver que muchas acciones han mostrado mínimos del año y en muchos casos, mínimos históricos y la pregunta que se dispara a partir es si este escenario de debilidad no es en realidad una oportunidad de compra de mediano plazo.

Mucho se habla hoy en día de la debilidad que muestran acciones del sector financiero europeo con más énfasis en los bancos de Italia, España e incluso bancos alemanes como el Deustche Bank. Por ejemplo, acciones del grupo Santander en España se encuentran en mínimos de 2012, que también han sido testeados en el año 2009. Ambas fechas han sido los peores momentos de la crisis de los últimos tiempos: la crisis sub-prime en 2009 y la crisis europea en 2012, y en cada uno de esos puntos el mercado comenzó una recuperación importante.

El mismo caso se da con las acciones de BBVA y de CaixaBank, que junto con el Santander son los mayores exponentes del sector financiero español. El mismo contexto se presenta en los bancos franceses y que en su mayoría han regresado a niveles de 2009 y 2012, y vieron recuperaciones importantes una vez que el mercado accedió a tales niveles. Es el caso de Societe Generale,

BNP Paribas y Credit Agricole. La debilidad de los bancos en Europa ha tocado también a los pares alemanes y acciones como Deutsche Bank se ubican en mínimos históricos incluso debajo de los mínimos evidenciados en 2009, de igual manera que Commerzbank.

En definitiva, muchas acciones dentro del mercado europeo ha regresado a niveles de importante nivel psicológico, que representan un soporte clave de cara a los próximos meses y si bien aún no se dan señales concretas de reversión ni de confirmación de piso, es factible preguntarse si no estamos de frente a una oportunidad de compra de mediano plazo en este tipo de activos.

El Brexit ha sido una oportunidad de compra para la mayoría de las acciones europeas y hemos visto subas interesantes en Inglaterra y en demás centros financieros europeos. Por psicología, el Brexit es un argumento que acerca las posibilidades de ver un piso de mercado ya que agrega pesimismo al actual contexto económico de Europa de por si ya débil.

Los pisos suelen generarse dentro de un escenario de extremo negativismo y pesimismo de igual manera en que ocurrió en 2009 y 2012 en Europa. En este sentido cabe preguntar que, sabiendo que el mercado ha regresado a niveles de contención importante de largo plazo y entendiendo al Brexit como un argumento que ha puesto a muchos analistas en un tono bajista y pesimista, ¿estaremos de frente a una oportunidad en los mercados europeos?

Los argumentos pesimistas que se presentaban en 2009 y 20012 son muy similares a los actuales y sin embargo, el mercado ha sido totalmente irracional y en ambos casos representaron oportunidades de compra para el armado de portafolios de mediano plazo. Aún no queda confirmado un piso pero estamos cerca de alcanzarlo.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar