Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Acciones brasileñas buscan repetir experiencia argentina con más subas

Acciones brasileñas buscan repetir experiencia argentina con más subas

Las acciones brasileñas en Wall Street fueron unas de las que mejores rendimientos mostraron en 2016, con ganancias superiores al 100% en términos de dólares. Por ejemplo, las acciones de Petrobras avanzaron un 300%, Itau se recuperó un 165% y Bradesco un 197%. Y en el primer trimestre del año han extendido la racha alcista de los últimos 12 meses. En los primeros dos meses de 2017 Petrobras subió un 8%, Itau un 27% y Bradesco un 25%. En promedio las acciones de Brasil subieron 20% este año, lideradas por Vale, con un avance de 48%. En el mismo sentido, el dólar en Brasil viene perdiendo posiciones y el real es una de las monedas que se aprecia ( +28%).

El ciclo alcista que muestran las acciones brasileñas se da a partir de la especulación del cambio político y económico luego de la destitución de Dilma Rousseff y la asunción de Michel Temer. El mercado ha cortado una racha de 5 años malos para las acciones y de una importante devaluación del real que llevó a la divisa desde niveles de 1,45 reales hasta los máximos de 4.25 a fines de 2015.

El mercado argentino viene de una experiencia similar, cuando especuló con el cambio político y económico que finalmente ocurrió en 2015 y que todavía mantiene con vida el fenomenal bullmarket de las acciones argentinas. En el año 2013 cuando Sergio Masa gana las elecciones legislativas y frena los proyectos electorales de Cristina Kirchner, el Merval valía poco más de 2500 puntos y el riesgo país argentino se ubicaba por encima de los 1200 puntos. En ese entonces, el Merval en dólares se ubican en torno a los 300 dólares. Hoy el Merval en pesos cotiza por encima de los 20.000 puntos, el riesgo país está debajo de los 480 puntos y el Merval en dólares, por encima de los 1100 puntos.

En el caso de Brasil, el mercado se encuentra en el mismo trayecto (y probablemente a mitad de camino) de lo que vivió Argentina en los años 2013-2017 luego de la derrota electoral del kirchnerismo en las PASO de 2013. La psicología del mercado brasileño se saturó fuertemente a la baja con un nivel de pesimismo importante en la calle. Aunque la situación no mejoró, las acciones se han recuperado en la medida en que anticipan lo que puede ocurrir en los próximos años, incluso con la amenaza de Trump y el proteccionismo a nivel mundial.

Pero, ¿estamos de frente a un escenario de más ganancias en los próximos años? El ETF de Brasil (EWZ) registró una suba importante en los últimos meses, tal como se mencionó arriba, dentro de un proceso de recuperación con características tendenciales al alza, algo que no se veía desde 2011, sumado a que en las últimas semanas el índice logró abandonar el canal bajista de mediano plazo dentro del cual desarrolló el bear-market de los últimos 5 años.

El hecho de que el índice opere fuera del canal es entendido generalmente como una señal de fortaleza de mediano plazo y este dato técnico abre las puertas a la especulación de avances adicionales hacia la zona de máximos de 2014 en niveles de 50 dólares primero y 55 dólares después, niveles evidenciados antes de las elecciones presidenciales. De confirmarse esta visión, es de esperarse incluso que el avance continúe por encima de los máximos mencionados y se busquen valores más ambiciosos para adelante, intentando aproximarse a los valores vistos en 2011, tal como lo han hecho las acciones del sector financiero.

Dado que el avance hasta los valores actuales se muestra con características tendenciales, entendemos a cualquier ajuste de corto o mediano plazo como una oportunidad de compra y con chances de que el mercado encuentre contención en los 37-36 dólares o potencialmente en los 32 dólares, junto a la media de 200 días y al 38.2% de Fibonacci de todo el avance iniciado en 2016 y para que desde allí la tendencia alcista de fondo sea reanudada hacia zonas superiores. Caso contrario, un ajuste más profundo tomará un protagonismo mayor para llevar al EWZ de regreso a los 26-25 dólares, recortando el 61.8% de Fibonacci de toda la recuperación y nivel de contención clave de largo plazo y desde donde el reinicio de la tendencia alcista de mediano plazo deberá ser reanudada hacia zonas superiores.

Como conclusión, entendemos que la estructura técnica de la recuperación, sumado el pesimismo económico y la crisis política, son todos elementos que juegan a favor de una continuidad en el avance de largo plazo, con chances de que la experiencia de la bolsa argentina sea repetida para el mercado brasileño con miras al recambio político en 2018.