LOS CONTRATOS LOCALES A ENERO 2016 PAGAN $ 10,10 VERSUS $ 12,30 EN NUEVA YORK

A una semana de las elecciones, trepó aun nuevo récord cobertura en futuros

Se operaron u$s 1.266 millones ayer, y se superó el pico de las elecciones de 2013. El BCRA vende futuros baratos para calmar las expectativas. Renovada demanda de privados

La búsqueda de cobertura cambiaria en la última semana antes de las elecciones presidenciales hizo escalar la operatoria a u$s 1.266 millones ayer, un récord diario para Rofex, que superó el anterior, en agosto de 2013, poco antes de las elecciones legislativas de ese año y la devaluación de enero de 2014.
"El mercado se calienta para las elecciones porque, evidentemente, la idea del gobierno de Cristina Kirchner es postergar el ajuste del tipo de cambio para después del 10 de diciembre", dijo un operador. "La duda es qué pasa entre el 25 de octubre y el 10 de diciembre, cuánto puede un nuevo presidente forzar un ajuste", agregó.
La entidad monetaria está dejando subir 3 centavos las cotizaciones durante la jornada y en la última media hora vende masivamente contratos para defender los precios actuales: a enero próximo vende un dólar a $ 10,10 (o una devaluación del 22,75% anual).
En Nueva York, los non delivery foward (NDF) cotizan $ 12,30 (o un salto del 119% anual). El mercado empieza a prever que el candidato oficialista puede ganar en la primera vuelta, por lo que el acercamiento del salto cambiario se traslada a precios y a la demanda local.
En tanto, los particulares también especulan con qué poder tendrá el candidato presidencial ganador para influir en un retoque cambiario antes de asumir, el 10 de diciembre.
Los u$s 9.407 millones en contratos se alcanzaron ayer por la gran cantidad de contratos que el Banco Central (BCRA) vendió ayer usando la capacidad ilimitada para intervenir en los mercados de futuros que obtuvo el jueves pasado.
Tuvo que abastecer la fuerte demanda. Aprovechando los futuros baratos ante las altas expectativas de devaluación, minoristas y corporativos que nor
malmente no operan en futuros se sumaron a la búsqueda de cobertura barata hasta los límites que les permite sus niveles de apalancamiento.
A este nivel de operaciones diario, el BCRA acumulará al fin de esta semana un nivel de contratos vendidos de unos u$s 14 mil millones, o una herencia con forma de deuda explosiva, porque dado el atraso cambiario, se estima que la devaluación será superior a la que arrojan los futuros.
Es por eso que varios operadores temen que el próximo BCRA desdoble el tipo de cambio y ate la Comunicación 3500 al dólar comercial, lo que le permitiría a la entidad monetaria ahorrarse parte de la devaluación del dólar financiero.
Ya el viernes pasado, después de una semana en que los propios privados bajaron unos 5 centavos las cotizaciones y el volumen de operaciones ante la amenaza del poder de fuego del BCRA, los contratos se duplicaron a u$s 548,2 millones.
Pero ayer, se volvieron a duplicar y el contrato más vendido, con el 21% de las operaciones, marzo de 2016, que cotiza $ 10,65 (o una devaluación del 27,04%), ya superó los u$s 2.035 millones de contratos abiertos.
Para ver niveles de operatoria diarios que se acercan al récord de ayer hay que remontarse al 30 de agosto de 2013, cuando el BCRA había acelerado la venta de futuros ante las elecciones legislativas de octubre.
En esa ocasión, la entidad monetaria dejó de vender futuros una vez conocido el resultado de los comicios.
Pero si este fin de semana se definieran las elecciones y el BCRA repitiera su comportamiento, se espera que escale el blue (como ayer) y que cueste mantener la calma cambiaria hasta la asunción presidencial.

Más de Finanzas y Mercados