Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

A un mes de la victoria de Trump: Wall Street en alza, bonos en baja

En el primer mes tras la sorpresiva elección el Dow Jones sube 7,50% y el S&P 500 5,40%.El temor a mayor gasto fiscal hizo caer a los bonos estadounidenses y globales

A un mes de la victoria de Trump: Wall Street en alza, bonos en baja

Antes de las elecciones presidenciales en los Estados Unidos, economistas y analistas preveían que una victoria de Donald Trump daría inicio a un ciclo de elevada volatilidad con importantes caídas en Wall Street, además de subas de los activos de refugio como el oro, los bonos del tesoro y el dólar. A un mes de las elecciones podemos decir que nada (o casi nada) de todo eso pasó y que pocos creían que la victoria del magnate, que finalmente se concretó, diera paso a un mercado como el que vemos hoy. Sin embargo, algunas cosas cambiario y hay ganadores y perdedores salidos de las urnas estadounidenses.

En concreto, desde el 8 de noviembre pasado, día de las elecciones el Dow Jones ha mostrado avances del orden de 7,50%, pasando desde los 18.400 puntos hasta los valores actuales de 19.750. Si tomamos como punto de inicio del rally los mínimos luego del pánico inicial que genero la elección, y que llevó al Dow hasta los 17450 puntos, el avance hasta los valores actuales sería del orden del 13,50%. El índice S&P 500 se comportó de manera similar con una suba del 5,40% desde el 8 de Noviembre y una suba acumulada en todo el ultimo rally luego del pánico inicial que siguió a la victoria de Trump de 11,20%, pasando de mínimos de 2030 hasta los 2259 puntos actuales.

El sector financiero de Wall Street fue uno de los grandes ganadores en este último mes con avances del orden del 19,8%. El sector industrial norteamericano gozó de un rally del 10,90% desde el 8 de noviembre, mientras que el sector energético ha avanzado un 10,50% de la mano también del último avance del petróleo. Los emergentes mostraron una baja inicial del 10,30% desde la victoria de Trump hasta los mínimos del 14 de Noviembre y desde allí han recuperado posiciones, colocándose un 3,50% debajo de los valores evidenciados el días de la elección.

En cuanto a las materias primas, el oro sufrió descensos significativos, perdió gran parte del avance conseguido desde comienzo de año, con una caída del 9,50% desde los u$s 1280 la onza de 8 de noviembre hasta los actuales u$s 1155 la onza. Mismo escenario golpeó a la plata, que perdió un 8% desde la victoria de Trump, en el paso de los u$s 18,35 hasta los u$s 16,90 actuales.

Uno de los grandes ganadores en el último mes fue el petróleo, aunque claro está que la evolución del precio del crudo estuvo más atada a los acuerdos de producción llevados a cabo por la OPEP. En el período el barril dio un salto del 19%, desde los u$s 45 dólares hasta los u$s 53,70 actuales.

Donde sí se vió la volatilidad esperada fue en el mercado de divisas. El dólar protagonizó un rally del 5,7% en el último mes a la vez que el euro perdió posiciones a grandes trancos, regresó a mínimos evidenciados a comienzos de 2015 en u$s 1,05 y acumuló una pérdida del 6,20% en las últimas cuatro semanas. Las monedas emergentes se devaluaron un 7% en el último mes, lideradas por el peso mexicano que perdió un 11,50% desde la victoria de Trump. El yen japonés también ha sido golpeado por el nuevo contexto financiero global y perdió un 14% desde el 8 de noviembre pasado.

En cuanto al mercado de renta fija, también hemos visto elevada volatilidad aunque en algunos casos la reacción inicial sorprendió y tomó tiempo terminar de entender el porqué del los movimientos. Lejos de verlos como cobertura, los inversores comenzaron a desprenderse masivamente de los bonos del tesoro americano, llevando a los precios a la baja y a las yields fuertemente al alza. En este sentido, se vio que toda la curva soberana mostró un empinamiento ascendente que llevó a la tasa de 10 años desde el 1,8% previo a las elecciones estadounidenses hasta los 2,5% actuales.

Las políticas fiscales prometidas por Trump generaron cierto grado de incertidumbre respecto del déficit fiscal y la salud de las cuentas americanas, lo que se tradujo en mayor volatilidad en el mundo de la renta fija internacional. La suba de la “10Y” (la tasa de los bonos del Tesoro de los EE.UU. a 10 años) ha llevado a su vez un incremento en la volatilidad de los activos de renta fija del resto del mundo. Los bonos de Latinoamérica han perdido en promedio un 13% en los plazos medios y largos, mostrando subas de los rendimientos superiores a los 100 puntos básicos en dólares. Fondos de bonos internacionales como el Vanguard Total Bond Market han perdido un 3,1% desde el 8 de noviembre pasado, mientras que el Pimco Total Return descendió un 2,3% en el mismo plazo. Los bonos emergentes en dólares también estuvieron débiles con una caída del 5,2% desde el 8 de noviembre y eso estuvo acompañado por una perdida acumulada del orden del 5,8% para los bonos en moneda local desde la misma fecha.

Nadie podía imaginar que Wall Street iba a estar en estos niveles luego de la victoria de Trump ya que muchos suponían que el Dow Jones a esta altura podría estar mas cerca de los 12.000 puntos y no arañando los 20.000 puntos como lo esta haciendo actualmente. El mercado una vez más sorprendió y, otra vez, los bajistas han sido los grandes perdedores, tal como lo sucede desde el inicio del mercado alcista en 2009.