Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

A un costo alto, el stock de letras ya iguala el nivel de la base monetaria

A un costo alto, el stock de letras ya iguala el nivel de la base monetaria

Con la llegada de Federico Sturzenegger a la presidencia del Banco Central (BCRA) se empezaron a ver cambios en la política monetaria. El principal: el reconocimiento de la inflación y la intención de bajarla.


No obstante, queda mucho por delante, dado que si bien la base monetaria se redujo, lo que se incrementó fue la emisión de Lebacs. Incluso, el stock de letras está por superar al de la base. Es decir que, tal como indicaron los economistas consultados, el BCRA pasó de tener un pasivo sin costo a uno con costo.


"Es solo un cambio en la estrategia del financiamiento. Con (Mercedes) Marcó del Pont era vía expansión monetaria. Con (Juan Carlos) Fábrega se engrosó el pasivo por Lebacs. Cuando arranca Sturzenegger, que está enfocado en la inflación, se volcó más en Lebacs; pero es solo un cambio en el balance: emitís letras para secar la base monetaria", dijo Marina Dal Poggetto, del Estudio Bein. En esa línea, resumió: "Se pasa de un pasivo no remunerativo, la base, por un pasivo remunerativo, las Lebacs".

Así, la diferencia es una tasa de interés que, tras la última licitación del Central, representa un costo de hasta 37%. Si bien es cierto que entre el promedio de las tasas y la expectativas de que, con el correr de los meses, baje, se habla de tasas de entre 25% y 30%, una suma que sigue siendo inmensa.


Según el Estado Resumido de Activos y Pasivos al 23 de febrero, el último disponible, el BCRA tiene emitidos $ 572.000 millones en letras y una base monetaria de $ 550.000 millones. Sin embargo, como en la última subasta hubo expansión monetaria, ambos pasivos quedaron casi equilibrados.


"El stock de Lebacs se disparó en diciembre. El gobierno tuvo que emitir por los contratos de futuros que vencían, heredados de la administración anterior, y ahí empezó la gran diferencia", comentó el economista Jefe de Orlando Ferreres, Fausto Spotorno. A su vez, subrayó que el Estado le está sacando recursos al sector privado, porque los bancos prefieren colocar pesos en letras que prestarlos al público."Los bancos cada vez tienen más Lebacs en cartera y menos préstamos".

De hecho, en febrero el promedio de préstamos cedió casi 1% contra el mes previo. Para Spotorno, la solución sería cambiar las letras intransferibles del activo por bonos que se puedan cotizar, para venderlos en el mercado y comprar Lebacs.