Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

A pesar de los fuertes avances del dólar, la competitividad del peso no muestra signos de recuperación

A pesar de los fuertes avances del dólar, la competitividad del peso no muestra signos de recuperación

El "Efecto Trump" sigue impactando en la economía. En la jornada de ayer, el Dólar minorista cerró a $15,80, nivel que no tocaba desde principios de marzo, cuando rozó los $15,90. Se trató del cuarto aumento consecutivo del billete verde a nivel local. Desde que comenzó noviembre, el peso se depreció un 2,53% respecto a la moneda estadounidense.
Habitualmente, una devaluación de la moneda local está asociada a un abaratamiento de los bienes y servicios producidos en el país con respecto a las monedas extranjeras.

Si bien esta tendencia se verifica en la comparación entre el peso y el dólar, no sucede lo mismo en el Índice de Tipo de Cambio Real Multilateral (ITCRM) desarrollado por el Banco Central, que mide el precio relativo de los bienes y servicios de nuestra economía con respecto a los de un grupo de países con los cuales se realizan transacciones comerciales (Brasil, Estados Unidos, China y la zona Euro).

El ITCRM publicado por la autoridad monetaria muestra que, con el cierre del viernes pasado, el tipo de cambio real multilateral empeoró respecto de los registros previos a las elecciones en Estados Unidos. Así lo indicó Marina Dal Poggetto, de Estudio Bein & Asociados: "Cuando el tipo de cambio sube, el dibujo del tipo de cambio real mejora pero aunque no es lo ideal analizar estas modificaciones de un día para el otro. La devaluación del Peso fue menor que la del Real, por lo que en el tipo de cambio real multilateral, sucedió lo contrario". Es que el real se devaluó más rápido que el peso y tiene mucha influencia en el ITCRM: desde el martes pasado, la moneda brasileña se depreció un 7,70% con respecto al Dólar, mientras que la argentina se devaluó 4,14% frente a la divisa norteamericana.

El martes pasado, mientras los estadounidenses elegían presidente, el ITCRM se ubicaba en 87,6 y prácticamente no mostraba cambios desde comienzos de noviembre. Con posterioridad a las elecciones, el registro comenzó a caer hasta ubicarse en 85,3 el último viernes.

El triunfo de Trump provocó un fortalecimiento del dólar en todo el mundo. El miércoles, mientras las monedas y las bolsas de México, Brasil y Colombia sufrían los embates de la nueva situación, el impacto local se hacía esperar. Pero el viernes, la tendencia se revirtió: "Esta primera reacción es similar a lo que pasó en México y Brasil. En Argentina sucedió con un poco de demora pero no es algo sorprendente sino que está en línea con lo que pasó en la región. Habrá que esperar para ver si este precio se mantiene o se corrige nuevamente", explicó Miguel Kiguel, Director Ejecutivo de Econviews.

En plena racha alcista del Dólar, ¿persiste el atraso cambiario tantas veces señalado por los especialistas? "Aun en estos valores seguimos en una situación de atraso cambiario. La economía real sigue necesitando un Dólar más alto", comentó Federico Muñoz, de la consultora homónima.

Si en la jornada de hoy el BCRA continúa con el recorte de su tasa de referencia en la licitación de Lebac, presionará a una mayor devaluación del peso. Los analistas consultados afirmaron que la autoridad monetaria no tocará la tasa. "Aunque nosotros veníamos diciendo que sobraba tasa, no sería demasiado prudente bajarla en mitad de este corrimiento del tipo de cambio. Sería mejor que el BCRA bajara la tasa cuando tenga al dólar presionando a la baja y no en un momento en el que está subiendo", opinó Dal Poggetto.

"No creo que el BCRA mueva la tasa porque después del recorte del martes pasado, hubo 2 noticias en el sentido contrario: los datos de inflación core de CABA e Indec mostraron un incremento; y triunfó Trump, que gatilló esta salida de capitales", coincidió Muñoz.