Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

"A la inflación la define lo monetario, no el tarifazo"

El economista Javier Milei, de la Fundación Acordar, considera que el dólar sufrirá presiones bajistas en breve. La escalada de los precios en los últimos meses, sostuvo, tiene más que ver con subas puntuales de tarifas que con la dinámica monetaria, que debido a la menor emisión terminará por frenar a los precios. En esa línea, el dólar puede divorciarse del avance de precios.

–¿No cree que el dólar sufrirá presiones por la percepción de que suben los precios?
–El dólar es un bien más de la economía. Supongamos que tenemos dos bienes y por algún motivo el precio del bien A sube, y los consumidores de esos bienes están todos ofuscados en que no demandarán menos de ese producto, entonces el gasto en ese bien aumenta, de manera que el gasto en otro bien, el B, tiene que caer, y así su valor. El nivel de precios no tendría por qué moverse. Solamente crecería si hay convalidación monetaria.

–¿Pero el argentino suele refugiarse en el dólar en estos casos?
–Es comprensible que la gente haga esas cuentas. Podríamos ver un cambio en la medida que la inflación vaya bajando. Lo mismo pasa con las tasas, el Central las bajará cuando haya más confianza sobre el recorte de la inflación. El gran desafío es bajarla; el problema es otro. El 95% de la gente quiere que baje en menos de un año pero nadie quiere el shock. La política monetaria actúa con otros tiempos, que pueden ser de entre 12 y 18 meses. Lo que hay que entender es que se trata de un fenómeno monetario.

–¿Qué opina sobre la obligación de los bancos de vender sus dólares?
–En realidad, el gran problema en los próximos meses es que van a sobrar un montón de dólares, y el tipo de cambio se va a caer si el Central no interviene. Creo que si hay un momento de estrés no está mal que interceda. El Central tiene que estar atento a que no se caiga la demanda de dinero.

–¿Se refiera a la cosecha o a la cosecha más los inversores? ¿Y cuándo llegarían tantos dólares?
–Llegarán en abril, con la cosecha. Los exportadores van a liquidar, no solo tuvieron una mejora en el precio por la devaluación, sino que además ya no tienen retenciones. El gobierno está dando los pasos en la dirección correcta; se puede discutir la velocidad, pero no los pasos. Con respecto a la famosa lluvia de dólares, nunca lo creí. La gente solo invierte cuando hay posibilidad de ganar palta, y hoy no hay chances de crear valor en esta economía.