Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

"A fin de año el dólar podría estar más cerca de $ 18"

–¿Cómo interpreta la caída del dólar? ¿Podría ser solo una baja ficticia?
–Me parece que la noticia que circuló, el acuerdo con los cerealeros para que liquiden, empujó al dólar a la baja. También agregaría que intervenir circunstancialmente en el mercado de cambios, como lo hizo el Banco Central, estuvo bien, pero en especial, el aumento de la tasa de interés fue lo que generó el mayor efecto. No creo que sea una caída ficticia, creo que dieron los pasos adecuados para el corto plazo. Es prematuro dar un veredicto final. Se ganó la batalla, no la guerra.

–¿Cree que esta vez el campo cumplirá con el compromiso de ventas?
–Lo tomaría con cautela, ya que el primer acuerdo no se llevó adelante. Con el tiempo veremos qué pasará con éste, pero a medida que no se cumpla menos credibilidad tendrá el siguiente.

–¿El dólar podrá llegar a la cosecha gruesa sin más sobresaltos?
–Creo que el mes que viene ya deberíamos empezar a ver una oferta mayor. Es en marzo y abril, pero es cierto que puede ser abril. Estacionalmente esos dólares empiezan a venir más adelante. También lo que ayuda es esa expectativa, a media que pasa el tiempo comienza a darse una percepción de un tipo de cambio bajista. No obstante, las reservas se encuentran en una situación precaria, además de que sobran muchos pesos en el mercado, esto da una ecuación todavía frágil.

–¿Hasta cuándo aguanta el dólar debajo de $ 16?
–Los $ 16 hay que tomarlos como un valor nominal, a medida que pase el tiempo y la inflación siga su marcha, los $ 16 no serán los mismos que los de dos meses atrás y habrá que revaluarlos. A fin de año creo que podría estar más cerca de $ 18, pero la volatilidad es difícil calcularla. Otra de las cuestiones importantes que tiene que empezar a trabajar el Gobierno es la expectativa. Por ejemplo, el plan fiscal todavía es un poco endeble.

–¿Serán necesarias nuevas subas de tasas y más absorción de pesos?
–Es un tema de equilibrio, un dilema entre buscar anclas nominales y el nivel de la actividad. De alguna manera hay que frenar el impulso inflacionario y ahí hay un rol preponderante de la política monetaria, una estrategia que debe ser restrictiva. Es la sintonía fina que debería buscar el Banco Central.