U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

El costo de oportunidad de atesorar en pesos se disparó a 63% anual

Frente al execedente de pesos en la economía y las expectativas de devaluación, la tasa de interés permanece rezagada en relación al ritmo de devaluación y todavía no fue adaptada a la nueva realidad cambiaria. En términos reales, es 5% negativa. Este escenario genera incentivos para la sobrevaloración del dólar

El costo de oportunidad de atesorar en pesos se disparó a 63% anual

La fuerte desconexión entre la política cambiaria y monetaria, en un contexto de retención de saldos en moneda extranjera y pérdida de reservas del Banco Central (BCRA), disparó en las últimas semanas el costo de oportunidad de atesorar en pesos, es decir, de no dolarizarse.

De acuerdo a un informe elaborado por la consultora Bconomics, durante 2013 y hasta mediados de octubre, ese costo medido en dólares –esto es, lo que se deja de ganar con la elección que se ha realizado–, se mantuvo entre el 5% y el 15% anual, con un promedio de 11,3%. Sin embargo, desde que asumió Juan Carlos Fábrega al mando del BCRA, ese costo alcanzó el 58%. Si se suma el impacto de la inflación - con una tasa de interés real negativa de 5% -, el costo de oportunidad total asciende a 63%.

El salto se había dado, en principio, desde fines de octubre y hasta mediados de noviembre de este año, momento en que el costo de oportunidad se incrementó significativamente, pasando en 20 días de un mínimo de 3% a de 20% anual.

La clave está en las expectativas de una mayor depreciación del tipo de cambio, que se fundamentan en una aceleración real impulsada por el BCRA, pero sin un techo previsible por la falta de acción desde la política monetaria para resolver el excedente de pesos. Este fenónemo, según Bconomics, alinea los incentivos hacia la sobrevaloración del dólar.

"“Quien debe arbitrar en ese escenario como complemento de la política cambiaria es la política monetaria. La tasa de interés es la que destrabará el mecanismo y enviará las señales adecuadas para que comiencen a percibirse los costos de oportunidad asociados al atesoramiento excesivo en moneda extranjera”", fundamenta el informe de la consultora que dirige Fernando Baer.

Pero los niveles actuales de la tasa de interés demuestran que todavía no acompaña la aceleración del ritmo de devaluación que desde mediados de octubre implementa el Banco Central. En términos anuales, el BCRA partió de una tasa de devaluación de 24% en línea con la inflación y llegó al 35% en el momento en que Marcó del Pont dejó su cargo como presidente de la entidad monetaria. “Desde la asunción de Fábrega el 19 de noviembre, esa tasa más que se duplicó, ubicándose en la actualidad en el 80% anual”, explica Baer.

Pero durante el mismo período la tasa de interés se mantuvo entre 18% y 19% anual, sin haberse adaptado a una nueva realidad cambiaria y en términos reales, sigue siendo 5% negativa. Es en este esquema que el costo de oportunidad -en dólares- de sostener pesos se incrementa significativamente.

"“El equilibrio exige que la tasa de interés se adapte a niveles superiores de depreciación del tipo de cambio para revertir esta situación”", señala Baer.