Mercados

Las acciones argentinas trepan hasta 7% en Wall Street, mientras los mercados miran a la Fed

La variante delta podría retrasar el inicio del Tapering. Bancos de inversión no esperan que se anuncie nada concreto sobre la reducción de compras de activos esta semana. La atención se centra en la reunión de la Fed de septiembre

Los principales índices bursátiles norteamericanos operan al alza este lunes, a la espera de novedades de la tradicional reunión anual de política monetaria de los bancos centrales globales que se realizará esta semana en la ciudad estadounidense de Jackson Hole.

Comentarios de miembros de la Fed sobre la posibilidad de postergar el tapering producto de la variante delta generaron entusiasmo en el mercado y las acciones reaccionaron al alza. Los bonos argentinos imitan este comportamiento alcista, aunque el riesgo país permanece cerca de la zona de 1600 puntos.

Tanto el Dow Jones, el S&P500 como el Nasdaq operan con ganancias a comienzo del lunes. El Dow sube 0,8%, mientras que el S&P500 avanza 1% y el Nasdaq gana casi 1,5%.

En el acumulado del año, los principales índices avanzan cerca de un 20% en promedio a la vez que el S&P 500 más que se duplicó desde el peor momento de la pandemia en marzo de 2020.

Las acciones del viejo continente también operan con ganancias. El Stoxx600 avanza 0,9%, siendo el CAC40 de París el índice europeo que más sube el lunes, con ganancias de 0,98%.

El Ibex35 de Madrid, el DAX30 de Alemania, el FTSEMIB de Milán y el FTSE100 de Londres también registran subas en el comienzo de la semana.

Los inversores centran su atención en gran medida en el simposio anual de política económica de la Reserva Federal (Fed) a finales de esta semana en Jackson Hole, a la espera de nuevas señales sobre cuándo los responsables de las políticas monetarias pueden ralentizar las compras de bonos e iniciar el tapering.

Colapso de acciones emergentes y un golpe de knockout: la variante Delta

De esta manera, el discurso que pronuncie el presidente de la Fed, Jerome Powell, será leído al detalle por el mercado. La atención está puesta en el momento en que la Reserva Federal anunciará el inicio de la reducción de sus compras de deuda, conocido como tapering.

Aun así, desde el mercado no esperan que se den anuncios concretos.

"La probabilidad de un anuncio de tapering en Jackson Hole es baja, a la vista de que un elevado número de miembros del comité de la Fed es partidario de esperar", señala David A. Meier, economista del gigante de Wall Street Julius Baer.

En línea con lo que espera la mayoría de los participantes del mercado, desde el banco de inversión esperan que el anuncio de la reducción de compras de activos financieros se dé en la reunión de septiembre y su puesta en marcha probablemente en noviembre.

Con una línea similar, desde Bank of América creen que la cita de Jackson Hole "probablemente defraudará las expectativas del mercado" y esperan que Powell se limite a exponer los progresos de la economía de EE.UU. desde la pandemia, lejos de dar una señal clara de que haya llegado el momento del tapering.

Al mismo tiempo, la creciente preocupación de que los niveles elevados de infección por Covid-19 puedan ralentizar la recuperación económica mundial hizo que las acciones cayeran la semana pasada. 

Justamente, la irrupción de la variante delta podría retrasar el inicio del tapering lo cual sería una buena señal para los mercados.

Sobre este tema, el presidente de la Fed de Dallas, Rob Kaplan, uno de los miembros de la Fed que más alienta el inicio del tapering, dijo el viernes que podría reconsiderar su llamado a comenzar a reducir las compras de activos pronto si la variante delta pesa sobre el crecimiento.

Por otro lado, el petróleo se recupera, con el crudo subiendo más del 4% para cotizar a u$s 64,5 el barril, después de que la materia prima de referencia cerró su peor semana desde octubre.

Argentina con leves subas

Los bonos argentinos inician la semana con mejoras. En el tramo corto de la curva los Globales 2029 y 2030 muestran ganancias respectivas de 1,5% y 1,95%. En el tramo medio, las subas son de 1,95% para el Global 2035 y del 1,44% para el Global 2038, mientras que en el extremo más largo las ganancias oscilan entre 1,6% y 1,7%.

De todas maneras, la deuda sigue operando bajo fuerte estrés, con las tasas de interés de rendimiento de los bonos en torno al 20% en el tramo corto y del 16% en el tramo mas largo. 

La curva sigue estando invertida y las paridades de los bonos debajo de 40%, lo cual refleja la desconfianza que tienen los inversores para con la deuda local.

Ante esta mejora de los bonos soberanos emitidos bajo ley extranjera, el riesgo país argentino se aleja levemente de la zona de 1600 puntos. El índice que mide JP Morgan se ubica este lunes en 1581 unidades, 18 puntos por debajo del valor con el que inició la semana. 

En este contexto, las acciones argentinas también operan mayormente al alza, con subas de hasta 7% lideradas por Edenor. Entre los ADR también se destacan las subas del Banco Macro, que crecen 4,7%, y del Banco Galicia, que escalan 4%. 

El mercado se va preparando para la recta final hacia las elecciones, aunque por ahora no se han observado grandes movimientos en los bonos y acciones bajo la expectativa de un trade electoral.

Ingresan los DEG

Uno de los factores que juega a favor de la deuda es que el FMI hará efectivo hoy el desembolso de la asignación especial de Derechos Especiales de Giro (DEGs) a los países miembros según su cuota en el Fondo.

Así, entrarán a las arcas de la Argentina cerca de u$s 4400, con los que se prevé haga frente a vencimientos importantes en dólares con el propio FMI mientras continúan las negociaciones por el nuevo programa a implementar.

Adrián Yarde Buller, economista jefe y estratega de Facimex Valores, cree que se trata de un "refuerzo clave" para las reservas netas en un momento crucial para el plan económico pre-eleectoral, "ya que estimamos que entre septiembre y noviembre habrá que cubrir una brecha de financiamiento externo de u$s 3200 millones".

Yarde Buller estima que las reservas netas (restamos encajes, swaps y repos) se ubican en u$s 7600 millones y, gracias al arribo de los DEGs, llegarían a las elecciones por encima de los niveles actuales.

"La brecha se explica principalmente por los vencimientos de deuda con el FMI, con una amortización de capital de u$s 1900 millones en septiembre y pagos de intereses de u$s 400 millones en noviembre. En este marco, el desembolso de hoy permitiría seguir afrontando los servicios de deuda con el FMI en la antesala de un nuevo acuerdo y sostener el ancla cambiaria en la recta final hacia la elección, sin que esto implique una caída en las reservas netas", dijo.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios