Mercados

Se desploman hasta 7% los ADR argentinos en un mercado afectado por el covid en China

A pesar de la caída de los papeles de empresa de origen argentino, la deuda sigue subiendo. Los bonos mejoran por el contexto global, así como por una búsqueda de cobertura cambiaria a través de deuda "hard dollar".

Las acciones en Wall Street inician la semana en rojo. 

Nuevos casos de Covid en China generan preocupación en los inversores. Por otro lado, el mercado sigue muy atento a los comentarios sobre los miembros de la Fed sobre el futuro de la política monetaria.

En Europa las acciones también retroceden, mientras que la deuda argentina inicia el lunes en forma mixta mientras que los ADR se caen hasta siete por ciento.

Invertir en el exterior: advierten que la suba de tasas abre oportunidades en bonos globales

  Las 10 acciones recomendadas por los 350 analistas de inteligencia de Bloomberg para 2023

Inicio bajista

Tanto el Dow Jones, el S&P500 como el Nasdaq muestran una pre apertura bajista el lunes. 

El Dow Jones cae 0,29%, el S&P500 retrocede 0,6%, mientras el Nasdaq pierde 0,94%.

La semana pasada el mercado cerró con leves subas para el S&P500 y el Dow Jones, que ganaron 0,23% y 0,5% respectivamente. En cambio, el Nasdaq perdió 0,22% la semana pasada.

En Europa las acciones operan en rojo, con el Stoxx50 cayendo 0,43%. El Ibex35 de España es la única bolsa que opera con ganancias, subiendo 0,6%.

En cambio, el DAX30 de Alemania, el FTSE100 de Italia, el CAC40 de Francia y el FTSE100 de Londres retroceden entre 0,2% y 0,72% durante la jornada del lunes.

Las acciones inician la semana a la baja en medio de la preocupación de que China pueda endurecer las restricciones por el Covid después de una serie de muertes reportadas, con los inversores buscando refugio en el dólar.

China vio su primera muerte relacionada con Covid en casi seis meses el sábado y se informaron otras dos el domingo.

El empeoramiento de los brotes en todo el país está avivando la preocupación de que las autoridades puedan recurrir nuevamente a duras restricciones. 

Una ciudad cerca de Beijing que se rumoreaba que era un caso de prueba para el fin de las restricciones de virus suspendió las escuelas, cerró las universidades y pidió a los residentes que se quedaran en casa durante cinco días.

Se caen los ADR argentinos

En medio de la volatilidad global, las acciones argentinas también operan a la baja.

Las debilidades son lideradas por YPF que retrocede 7,2%, seguida por Vista que retrocede 6,9%, Tenaris baja 5%.

Las acciones del sector financiero pierden 3% en promedio, mientras que Globant, Bioceres, Telecom y Mercadolibre son las que menos bajan, con retrocesos de entre 0,25% y 1,2%

La deuda argentina inicia la semana en forma mixta.

El tramo corto de la curva pierde hasta 0,38%.

En el tramo medio, los globales a 2035 caen 0,17% pero el Global 2038 sube 01%, mientras que en el extremo más largo, la deuda avanza 0,05% y Global 2046 cae 0,16%.

En el acumulado del último mes, los Globales muestran una buena recuperación.

Todos los tramos de la curva registran fuertes ganancias, de entre 10% al 19%.

Gran parte de la suba de los bonos se debe a cuestiones globales, sin embargo, los analistas también justifican a las ganancias recientes en la deuda por cuestiones cambiarias locales.

Los analistas de Grupo IEB afirmaron que el rally de la deuda Global a causa de los buenos datos de inflación alentó a los bonos locales. Sin embargo, agregaron que la demanda por cobertura cambiaria también contribuyó en dicha recuperación.

"Los bonos soberanos en dólares tuvieron un gran desempeño en los últimos días; el bajo dato de inflación de Estados Unidos provocó un "rally" en prácticamente todos los activos y, sobre todo, en la renta fija. No obstante, entendemos que el principal driver que ha provocado esta suba en las paridades es la gran incertidumbre que existe en el mercado de deuda en pesos y la rotación de carteras "encepadas" hacia instrumentos con cobertura CCL", dijeron desde Grupo IEB.

Desde Facimex Valores remarcaron que las paridades de los Globales se recuperaron (+5,2pp a 26% desde el 19 de octubre) y el tipo de cambio implícito subió con cierta fuerza (7%)

"Previo al rally actual veíamos que el tipo de cambio implícito se encontraba apreciado en relación a las variables monetarias y con respecto al promedio de los últimos años (en términos reales) y que los Globales eran un vehículo interesante para la dolarización desde posiciones en pesos. Además, los Globales descontaban un escenario muy negativo y que el balance de riesgos era asimétrico al alza ante diferentes escenarios teóricos de reestructuración", comentaron.

Por otro lado, coincidieron en que la suba de los Globales estuvo también traccionada por un escenario externo más favorable ante datos de inflación que sorprendieron a la baja en Estados Unidos, creando espacio para que la Fed desacelere el ritmo de subas de tasas.

  "A pesar de la fuerte suba, creemos que sigue habiendo atractivo en dolarizar carteras a través de globales ya que el tipo de cambio implícito continúa apreciado en relación con los benchmarks mencionados y el escenario externo se está volviendo más favorable (aunque las paridades de los Globales se acercan a su promedio anual)", dijeron.  

El futuro de la Fed

Los mercados se han recuperado en el último mes de la mano de buenos datos de inflación.

Tanto el índice de precios del consumidor, como el índice de precios al productor mostraron que en octubre las presiones inflacionarias cedieron en el margen, lo cual alentó una fuerte suba en las últimas semanas.

El S&P500 sube 10% desde sus mínimos, al igual que el Nasdaq. En el caso del Dow Jones, este es el índice que más sube, ganando 16% desde los mínimos de octubre.

Esta mejora en las acciones también se tradujo en los bonos, los cuales subieron 4% en promedio desde los mínimos de octubre.

Los analistas de Balanz afirmaron que los buenos datos de inflación de octubre en Estados Unidos trajeron optimismo entre los activos de riesgo, dándole impulso a la renta fija.

"El reporte de inflación de octubre en Estados Unidos mostró distintos signos de relajación en la suba de precios, lo que alimentó la expectativa de un cambio hacia una postura más blanda por parte de la Fed. Otros indicadores relevantes, como los precios al productor del mismo mes, reforzaron el optimismo, lo que impulsó un retorno de 5.31% en la renta fija global en el último mes, medida a través del índice de Bloomberg", detallaron.

Sin embargo, y mirando hacia adelante, desde Balanz advierten que parece apresurado incorporar un cambio de rumbo por parte de la Reserva Federal mientras la inflación no muestre una marcada y consistente desaceleración, algo que no lo asegura un sólo dato.

"Si bien las noticias sobre la inflación son auspiciosas en EE.UU. creemos que todavía es temprano para celebrar ya que la inflación continúa elevada y la Fed viene marcando repetidamente que quiere asegurarse de quebrar la dinámica inflacionaria con elevadas tasas", afirmaron.

Levantando el pie del acelerador

En este momento, los mercados financieros parecen estar pensando en que la Fed probablemente iniciará un ciclo de subas más lentas ya que ha aplicado 4 subas consecutivas de tasas de interés.

De hecho, la Reserva Federal viene llevando a cabo un importante programa de suba de tasas, siendo el ciclo hawkish más agresivo desde los años 80´.

Los mercados de futuros están incorporando alrededor de 120 pb de aumentos adicionales de la tasa de interés de la Reserva Federal a partir de aquí.

Esperan una suba de 57 puntos básicos en diciembre, una suba de 38 puntos básicos en febrero, de 18 puntos básicos en marzo y de solo 8 puntos básicos en mayo.

Los analistas del banco de inversión ING proyectaron una suba de 50 pb en diciembre y 50 pb en febrero.

Nicolás Max, director de asset management de Criteria, considera que los datos de inflación reciente podrían comenzar a confirmar que el trabajo de la Fed, está haciendo efecto sobre la macro americana.

"A diferencia de la expectativa del Fed pivot de junio y julio, cuando se empezó a descontar que la Fed iba a pasar su política de suba de tasas, hoy con el dato de inflación reciente se podría afirmar que parte de la suba de tasas que comenzó en marzo ya está empezando a generar un efecto concreto en la economía americana. No podemos afirmar aún un Fed pivot pero sí que las mayores tasas nos llevarán a una inflación más moderada en 2023, aunque aún lejos de los objetivos de la Fed", dijo.

Por su parte, Adrián Yarde Buller, economista jefe y estratega de Facimex Valores dijo que "la sorpresa positiva alimenta las expectativas de que la inflación anual haya pasado el pico reciente que la ubicó en máximos de los últimos 40 años, creando espacio para que la Fed empiece a desacelerar el ritmo de subas de tasas".

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.