Mercados

Viento de frente: datos económicos de EE.UU. arrastran a Wall Street y a los bonos argentinos

Estados Unidos creó muchos más puestos de trabajo de lo esperado. Esta buena noticia económica lleva al mercado a esperar una Fed más agresiva en su política monetaria. Cuánto complica a los mercados globales de deuda de emergentes y a la Argentina.

En la mañana del viernes, Wall Street es la noticia. Luego del muy buen dato de empleo, el mercado estadounidense opera a la baja. Es que esta fortaleza del empleo le permitiría a la Reserva Federal (Fed) mantener su tono más contractivo, por lo que se disparan las tasas y sube el dólar en el mundo.

Este escenario global arrastra a los bonos argentinos, que operan en rojo.

Se viene canje de deuda en pesos por bono dual:¿cómo funciona?

Por la tensión cambiaria, los depósitos en dólares se acercan al piso de 2020

Apertura bajista en Wall Street

Los tres principales índices norteamericanos abren a la baja el viernes. El Dow Jones cae 0,65%, el S&P500 pierde 0,96% y el Nasdaq retrocede 1,3%.

Misma dinámica puede observarse en Europa, donde los mercados exhiben caídas generalizadas. El Stoxx50 retrocede 0,7%, mientras que el CAC40 de París es la bolsa que más cae, con una merma de 0,77%.

Buen dato de empleo, malo para Wall Street

Los mercados operan con fuertes bajas al comienzo de la rueda luego del dato de empleo. La economía norteamericana creó 528.000 puestos de trabajo en julio cuando se esperaba que se crearan 250.000

Es decir, el mercado esperaba que se crearan menos puestos de trabajo respecto del mes anterior, que había sido 398.000. Sin embargo, la economía americana dio la sorpresa creando más puestos de trabajo que los esperados e incluso muy por encima también de lo que se registró el mes pasado.

Además, el desempleo cayó desde el 3,6% al 3,5% y los salarios aumentaron 5,2% frente a una expectativa del 4,9%.

En definitiva, lo que se está observando es una economía americana muy recalentada y que debe ser enfriada para intentar domar a la inflación.

Por ello es que a partir de este dato se espera que la Fed tenga más trabajo por hacer, debiendo subir la tasa de interés más agresivamente.

Bajo esta perspectiva, se sigue replicando el proceso en el que una buena noticia para Main Street es una mala noticia para Wall Street

Esto es así ya que los inversores están a la búsqueda de datos económicos que den cuenta que la economía está desacelerando rumbo a un aterrizaje no forzoso (soft landing)El dato de empleo de hoy va en la dirección opuesta y por eso es que los mercados reaccionan con caídas.

Fed mas hawkish

De esta manera, las probabilidades de ver una suba de 75 puntos básicos en la próxima reunión de septiembre saltaron por encima del 60% y las chances de ver un hike de 50 puntos básicos cayeron debajo de 40%.

Es decir, el mercado ve una Fed que deberá seguir siendo hawkish en el corto plazo. Los mismos miembros de la Fed anticiparon que seguirán subiendo la tasa en lo que queda del año y que el tamaño en la suba dependerá de las noticias que vayan saliendo.

Por lo tanto, la noticia de empleo de hoy arroja más evidencia de que la agresividad de la Fed probablemente se mantendrá en el futuro.

Debido a esta misma expectativa, las acciones operan a la baja y en paralelo se disparan las tasas de interés de los bonos del Tesoro americano y sube el dólar con fuerza. El Dólar Índex pegó un fuerte salto hasta los 106,8 puntos, un 1,1% más.

Las tasas de interés de los bonos del Tesoro también se dispararon, sobre todo los tramos más cortos, los cuales suelen ser más sensibles a la suba de tasas de la Fed.

De esta manera, la tasa de interés a 2 años vuelve a ubicarse por encima de los 3,2% y regresa a valores de junio pasado y cerca de sus máximos del año.

contexto difícil para la deuda local

En un contexto en el que sube el dólar en el mundo y se disparan las tasas ante la expectativa de una Fed más agresiva, las turbulencias en el mercado de deuda global se acentúan, y eso incluye a la Argentina.

En este entorno, sufren los bonos globales y la deuda local también opera a la baja. Todos los tramos soberanos argentinos retroceden, con el Global 2029 cayendo 0,95% y el Global 2030 perdiendo 0,8%. 

Por su parte, el Global 2035 y Global 2038 muestran una apertura bajista, cayendo 0,93% cada uno.

Finalmente, los extremos más largos de la curva también caen, con los bonos perdiendo 1,06% y 1,16% en los Globales 2041 y 2046.

Los bonos argentinos también se ven influenciados por variables locales y fundamentalmente por los anuncios económicos de Sergio Massa el día miércoles.

Adrián Yarde Buller, economista jefe y estratega de Facimex Valores agregó que hubo anuncios con pocos detalles y que Sergio Massa buscó mostrar cierta moderación fiscal-monetaria para contener el desanclaje de las expectativas.

"Por un lado, ratificó la meta de déficit primario de 2,5% del PBI, lo que requeriría una fuerte reducción del gasto en el segundo semestre (debería caer 13% a/a real tras haberse expandido 11% a/a real en el primer semestre). Sin embargo, no explicó cómo va a lograrlo más allá de reiterar que reducirán los subsidios a la energía y reordenarán programas sociales en un plazo de 12 meses, a la vez que anuncio un nuevo bono para jubilados que atenta contra dicho objetivo", detalló.

Por su parte, los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI) entienden que tras los anuncios, el mercado adoptó una postura de "Wait & See", por lo que se requerirán señales sólidas antes de que la deuda soberana muestre una recuperación duradera.

"Falta para determinar si el mercado cree que la batería de medidas del nuevo ministro de economía servirá para calmar los ánimos y aún más para observar si el aumento de reservas del BCRA y las reducciones de subsidios se concretan para contener la brecha fiscal del segundo semestre", dijeron.

El riegso pais se ubica el viernes en 2460 puntos,  y sube 45% en el año. 

Por su parte, Juan Manuel Franco, economista jefe de Grupo SBS considera que los anuncios van en la dirección correcta aunque advierte que restan precisiones sobre posibles aumentos de impuestos (o adelantos de los mismos como trascendió en la prensa local en los últimos días) así como sobre el ritmo del tipo de cambio mayorista y el tipo de cambio real

En cuanto al esfuerzo fiscal, Franco considera que deberá ser el ancla de expectativas.

"Creemos que el mercado estará atento a la dinámica de las cuentas públicas de aquí en adelante. Aguardamos a contar con más medidas para evaluar principalmente la capacidad de financiamiento luego del anuncio sobre los adelantos transitorios, aunque remarcamos que el orden fiscal y un ancla sólida en ese sentido es crucial para la estabilización de la macroeconomía en los próximos meses", dijo.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios