La vacuna más exitosa en Wall Street: debutó hace dos semanas y tiene la acción con el mejor desempeño del año

La compañía de bioctecnología, desconocida hasta hace poco, debutó hace dos semanas en el indicador líder de Wall Street como la acción con el mejor desempeño en lo que va del año.

Es algo bien sabido que las crisis son generadoras de oportunidades. Y esta megacrisis de la pandemia se convirtió en la mejor oportunidad para pegar el salto a las grandes ligas financieras para varias empresas pequeñas del sector biotecnológico.

Pero sobre todo para una de ellas, la estadounidense Moderna, que logró posicionarse como una de las referentes en el mundo farmacéutico con su desarrollo de una de las vacunas más exitosas para combatir el coronavirus.

Con casi un 95% de efectividad en la fase III de los ensayos clínicos, Moderna picó en punta entre los fabricantes de dosis, junto con los gigantes Pfizer y Johnson & Johnson, y la biotecnológica alemana BioNTech.

Sin embargo, en el caso de Moderna, la compañía fue una de las que "corrió con el caballo del comisario", porque el gobierno de Estados Unidos financió sus investigaciones con u$s 955 millones. Esto le permitió avanzar más rápido en el desarrollo de su vacuna de ARN mensajero (usan las células del cuerpo humano como "minifábricas" de vacunas), pero sobre todo para convertirse en una de las acciones preferidas de los inversores en lo que va de 2021.

La empresa con sede en Cambridge, Massachusetts (vecina a la Universidad de Harvard y al MIT) acaba de ingresar por la puerta grande al "salón de la fama" de las empresas estadounidenses. Esto es, al menos, en lo que a los mercados financieros se refiere.

Hace dos semanas, la acción de Moderna fue incluida en el índice S&P 500, y tuvo el privilegio de que le otorgaran, desde su ingreso al indicador líder de Wall Street, el título de papel con el mejor desempeño del año, gracias a su increíble suba del 200% desde enero hasta hoy.

Esto le permitió destronar a otro peso pesado de los ascensos meteóricos como es la empresa L Brands, propietaria de la marca de lencería Victoria's Secret, que creció un 100% desde principios de año, cuando el S&P 500 lleva ganado un magro 16% en comparación con estos dos "cohetes" bursátiles.

LA NIÑA BONITA

En el caso de Moderna, que hoy es la "niña bonita" de los inversores, su valor de mercado pasó, en tan solo 18 meses, de u$s 6000 millones a u$s 130.000 millones, convirtiendo en multimillonario a su CEO, el francés Stéphane Bancel, propietario de casi un 10% de la compañía.

Fundada en 2010, Moderna es uno de esos casos de éxito fulgurante que se estudian en las escuelas de negocios, porque hasta hace dos años atrás nadie había oído hablar de la compañía. Y ahora se codea con gigantes como Pfizer y Johnson & Johnson, que no han podido sacarle tanto provecho a la "oportunidad" de la pandemia, como fue el caso de esta biotecnológica (desde enero, las acciones de Pfizer ganaron un 13% y las de Johnson & Johnson un 10%).

El éxito del laboratorio es tan fulgurante y generó tanta euforia en los mercados financieros, que muchos incluso lo bautizaron como "El Tesla de la biotecnología". Esto se debe al cambio revolucionario que la compañía estaría generando en la industria farmacéutica con respecto a la manera en que se tratan las enfermedades infecciosas.

ESPERAN EN LA CURVA

Sin embargo, no son pocos los analistas que, como solía decir Cacho Fontana, "esperan en la curva para ver cuando volcás". Porque con el avance de la variante Delta del Covid-19, hay incertidumbre por saber si la vacuna desarrollada por Moderna es tan eficaz como lo fue con la primera cepa del virus. De todos modos, este es un desafío que deberán enfrentar todos los laboratorios que tuvieron éxito con sus vacunas.

A pesar de esto, un informe publicado por Goldman Sachs sostiene que Moderna podría tener un nuevo impulso a nivel bursátil si se confirma la noticia de que la empresa estaría lanzando una nueva vacuna contra la gripe en el mercado para 2023, y una combinación de una de la gripe con otra del coronavirus en 2024. Pero no solo eso: la compañía anunció que trabaja en el desarrollo de vacunas contra el cáncer, el HIV y el Zika. Todo un portfolio farmacéutico para no perder el lugar que acaba de conseguir en el selecto club de las empresas más poderosas de Estados Unidos.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios