Un mercado sin ancla que mira a la política

Se escapa. Los esfuerzos del Central por al menos amortiguar este gran desarme de posiciones en pesos apenas le están haciendo cosquillas al dólar. La pulseada con el mercado pareciera estar reclamando algo más que la caja de herramientas monetarias de Sturzenegger. Y no pareciera responder sólo a cuestiones como un frente externo enrarecido o un impuesto inoportuno que los extranjeros con Lebac prefirieron gambetear. La estampida de "carry traders" necesita un cerco político.

Eran varios los analistas que ayer compartían esta opinión. "Hay que retomar la iniciativa política. Fueron varias cosas. La falta de aprobación de la ley del mercado, las disputas por las tarifas. Y aún le están cobrando el error por la forma en que se revisó la meta inflacionaria. Falta apretar el ancla fiscal", decía Marcos Buscaglia (Alberdi Partners). Y Gustavo Cañonero (SBS): "Falta colaboración política. Ir a lo que gatilló esto. El inversor pone en tela de juicio el poco esfuerzo fiscal. Hay que confirmar que el espectro político está dispuesto a aceptar la baja de subsidios".

Reservas, tasas, sí. Y política.

Tags relacionados