InversionesExclusivo Members

Tentación Cedear: Wall Street sube pero advierten que pronto pueden caer las cotizaciones

El mercado castiga consensos y el reciente optimismo podría implicar una señal de advertencia y de posibles bajas de corto plazo. Los analistas se tornan más cautelosos.

En esta noticia

Las acciones en Wall Street operan en máximos históricos y con fuertes ganancias acumuladas en lo que va del año.

La racha alcista en las acciones es histórica y luego de los recientes avances el mercado se muestra con cierta saturación.

El mercado castiga consensos y el reciente optimismo en el mercado podría implicar una señal de advertencia y de posibles bajas de corto plazo. Los analistas se tornan más cautelosos de corto plazo.

Cuáles son las acciones que más bajan y pueden ser una oportunidadCuánto deben subir las acciones argentinas en Wall Street para volver a sus máximos históricos

 ¿Rally imparable?

Las acciones en Wall Street están transitando por un momento excepcional. El S&P500 se ubica en máximos históricos y gana 6,8% este año.

En la misma línea, el Dow Jones avanza en 2024 un 3,41% y también se ubica en máximos históricos, mientras que el Nasdaq es el índice que más sube, ganando 7,2% este año.

En el último año, el índice tecnológico avanza casi 50%, mientras que el S&P500 sube 27,6% y el Dow Jones sube 18%.

El rally reciente de Wall Street ha sido increíble.

Tomando las últimas 17 semanas, el S&P500 subió 15 de ellas, lo cual es el número de semanas al alza más elevado desde 1928 para un periodo similar, según Deutsche Bank.

El rally en cuestión provocó que los inversores no quieran perdérselo, por lo que han incrementado su exposición en activos de riesgo a su valor más alto en dos años.

Según datos de Deutsche Bank, los inversores tienen su mayor nivel de exposición a acciones desde 2022, ubicándose en el percentil 82%.

Esto implica que los inversores están altamente expuestos a las acciones, cuando a comienzos del año pasado tenían una sub ponderación en renta variable.

El índice "Morgan Stanley Global Risk Deman Index", muestra que la demanda por riesgo se ubica en valores máximos, demostrando que el mercado se ubica en valores de saturación alcista.

Este tipo de datos suele ser una advertencia para los inversores ya que el mercado tiende a saturar consensos.

Cuando la mayoría de los inversores están comprados, alcistas y esperando avances adicionales, las acciones suelen alcanzar un techo y comenzar un proceso correctivo.

En otras palabras, el mercado se satura de optimismo y necesita ser limpiado, provocando una corrección en el precio de las acciones.

Las causas del rally

El fuerte avance desde octubre se dio a causa de que el mercado comenzó desde entonces, a especular con que la Fed podría bajar la tasa de interés antes de lo planificado.

Dicha especulación se fortaleció en diciembre, cuando la Fed publicó su proyección de tasas de interés confirmando tres bajas de tasas para 2024.

Sin embargo, los últimos datos macroeconómicos postergaron las chances de ver una baja de tasas temprana y el mercado espera el inicio del ciclo de relajación monetaria en junio.

El crecimiento del PIB de EEUU dio por encima de lo espero, al igual que las ventas minoristas.

Además, el mercado laboral sigue ajustado y la inflación evidenció una pausa en el proceso de desinflación, por lo que todo ello configura que haya pocas perspectivas de un recorte inminente de las tasas de interés en el corto plazo.

Para justificar los precios actuales de las acciones, el mercado se sustenta a un posible soft landing y a una temporada de balances que resultó mejor de lo esperado.

Juan Cruz Lekovic, fund manager de Schroders, sostuvo que en los precios actuales hay implícito una expectativa de un fuerte crecimiento económico.

Sin embargo, advirtió que "si la actividad comienza a moderar su crecimiento y/o las tasas de interés se mantienen altas por más tiempo (Higher for Longer), los márgenes podrían achicarse".

Por lo tanto, y mirando hacia el futuro de las acciones, Lekovic se muestra con cautela.

"Llegamos a un 2024 con niveles de valuación en las acciones elevados que, si no se logran materializar las expectativas optimistas, los inversores están en una situación vulnerable. Creemos que la relación Riesgo/Retorno luce asimétrica con mayores potenciales pérdidas versus las posibles ganancias", comentó.

Flavio Castro, analista de Wealth Management de Criteria, remarcó que existen ciertos aspectos le hacen pensar en oportunidades para mantenerse agresivos en las elecciones y cautelosos en otras, a la hora de armar nuestro portafolio de CEDEARS.

"Somos cautelosos por el desafío de la economía americana, que al continuar con su política monetaria restrictiva con una inflación que persiste por encima del target, donde las tasas de interés se mantienen altas por más tiempo, podría causar algún "accidente financiero" que impacte negativamente a los mercados", dijo.

Por otro lado, señaló que también hay argumentos para ser agresivos con las acciones.

"Con una inflación persistente que trae mayor nominalidad, esto puede impulsar el precio nominal de las acciones, y le permita a la FED iniciar recortes de tasas con una inflación ligeramente superior a su objetivo del 2%. Esto beneficia a aquellas acciones cuyos flujos de caja se esperan a largo plazo, especialmente las tecnológicas de gran capitalización y crecimiento de gran capitalización", detalló.

¿Posible corrección?

Otro de las variables que vigila el mercado para poder identificar posibles momentos de baja en el precio de las acciones es a través de índices de sentimiento alcista.

Por ejemplo, el índice se Fear And Greed Index de CNN se ubica en niveles de extrema saturación alcista, y estos niveles suele implicar también una llamada de atención para los inversores y analistas ya que cada vez que se sitúa en valores similares, una baja de corto plazo suele evidenciarse.

Paulino Seoane, head de investments Ideas de Balanz, afirmó que las subas han sido importantes y estacionalmente es esperable ver correcciones en las próximas semanas.

"Las oportunidades pueden estar en compañías tecnológicas más pequeñas, satélites a todas las grandes compañías "big tech" y proveedoras de servicios", sostuvo.

También afirmó que "vemos oportunidades puntuales en compañías de otros sectores como la farmacéutica Eli Lilly (LLY) y sus nuevos medicamentos para la obesidad o General Electric (GE) que finalizaría próximamente su proceso de reestructuración iniciados hace años con el spin off de GE Aerospace y GE Vernova".

Manuel Carpintero, head portfolio manager de Nash inversiones, también mantiene su expectativa positiva sobre las acciones, aunque busca papeles con menor volatilidad.

"La Fed venía enfriando las expectativas de bajas de tasas en sus últimos informes. El mercado venía con algo más de optimismo sobre la velocidad de baja de tasas. El dato de inflación de no hizo más que confirmar lo que la Fed quería mostrar al mercado, es decir, que las tasas seguirán altas un tiempo más. Esto generó una buena toma de ganancias ayer en los índices americanos", dijo.

Además agregó que "una corrección en estos niveles es probable, por eso buscamos rotar hacia sectores más defensivos momentáneamente".

Otro de los índices que mide el humor del mercado y que también muestra saturación es la encuesta de sentimiento entre inversores minoristas que elabora la American Association of Individual Investor (AAII, por sus siglas en ingles).

Este índice muestra que el 48,5% de los inversores se encuentra optimista sobre las acciones, muy por encima del promedio histórico de 37,5%. A su vez, solamente el 21,3% de los inversores está negativo con Wall Street, lejos del promedio histórico de 31%.

Este dato también podría invitar a los inversores a tornarse más cautelosos de corto plazo ya que también implica que una saturación en el optimismo inversor.

Maximiliano Donzelli, Head of Research de IOL invertironline, se muestra con cautela hacia el futuro de las acciones.

"Creemos que las acciones pueden sufrir recortes en su cotización si los datos de inflación y del mercado laboral siguen mostrando una resiliencia mayor a la esperada por el mercado y la Fed", sostuvo.

En esa línea, agregó que es esperable ver mayor volatilidad en el mercado accionario americano.

"Consideramos que el mercado ya asimiló la disparidad entre el recorte que esperaba en marzo versus las expectativas del FOMC, reflejado en la caída de las probabilidades implícitas del recorte de la tasa. Sin embargo, creemos que el mercado debe asimilar las condiciones laborales, y por este lado puede sufrir mayores correcciones, teniendo en cuenta que esto se agravaría si además se da otro repunte en la velocidad a la que aumenta la inflación", advirtió.

En ese sentido, recomiendan el posicionamiento táctico en algunos papeles e índices.

"Creemos que el sector de consumo debería verse beneficiado de la resiliencia mostrada por parte de la economía americana, y por lo mismo vemos a la empresa Amazon con buenos ojos",

Además, agregó que "ahora que el mercado asimiló la idea de una baja de tasa más adelante, creemos que puede ser un buen punto de entrada en el índice del Russell 2000 (IWM), el cual quedó muy rezagado respecto a otros índices y cuya composición de empresas de menor capitalización debería ser un claro ganador de la baja de tasas", recomendó.

Temas relacionados
Más noticias de Cedear

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.