Mercados

El castigo a bonos continúa y el riesgo país vuelve a acercarse a 1600 puntos

El índice que mide JP Morgan se ubica en 1587 puntos este martes. Los bonos operan con una probabilidad de default del 90% a 10 años.

El acuerdo para el pago parcial de la deuda al Club de París no fue suficiente. Los bonos soberanos en dólares volvían a operar en rojo este martes y profundizan la tendencia a la baja que provocó la decisión de MSCI de reclasificar a la Argentina al nivel de Standalone Markets.

El rally que habían evidenciado los bonos locales el mes pasado parece haber quedado ya definitivamente atrás. Todos los tramos de la curva soberana argentina emitida bajo ley extranjera operan con caídas y se ubican en su peor nivel desde marzo.

En la parte más corta de la curva se observan bajas de 0,7% para el Global 2029 como y 0,9% para el Global 2030. En el tramo medio, las pérdidas son del 1,3% para el Global 2035 y del 0,5% para el Global 2038. Mientras que en el extremo más largo, la deuda a 2041 y 2046 retrocede un 0,86% y 0,9% respectivamente.

De esta manera, la curva argentina de ley Nueva York vuelve a empinarse en el tramo corto y a operar con tasas cercanas al 20%. Los bonos de la parte más corta rinden 19,5% mientras que el tramo más largo rinden por encima del 15%, lo cual muestra una curva invertida y empinada, reforzando la desconfianza que tienen los inversores para con los compromisos de deuda de la Argentina.

Además, todos los tramos de la curva operan en niveles debajo del 40%, lo cual implica que el mercado de bonos opera por su valor de recupero (probabilidad de default) y no por su atractivo en relación a la tasa de interés.

Paula Gándara, head portfolio manager de Adcap, explicó por qué las novedades del Club de París no alientan a los bonos en dólares. "El entendimiento con el Club de París permite al país no caer en cesación de pagos por los u$s 2400 millones que no se pagaron el 30 de mayo y se encuentran en período de gracia. Si bien el anuncio representa una buena noticia para el país, también dejó claro que tampoco podríamos esperar un acuerdo con el FMI hasta marzo de 2022. El GD30 se negociaba a u$s 36, tras bajas de varias sesiones en forma consecutiva desde los u$s 39 que tocó a mediados de mes", comentó.

Tras la debilidad actual, el riesgo país volvió a subir. El indicador se encuentra cerca de los 1600 puntos y abre la jornada en 1587 puntos, su mayor nivel desde mediados de mayo.

"El spread entre el riesgo país de Argentina con respecto a LATAM borra toda la baja que veníamos viendo desde marzo y ya se ubica nuevamente en niveles de 1229 puntos", comentaron al respecto desde Portfolio Personal Inversiones (PPI) .

Los analistas de Cohen agregaron que, tal como ocurrió con las subas de hace un mes, los motivos detrás de las caídas actuales de de los activos argentinos también conllevan un componente importado.

"Las bajas de los bonos argentinos siguen ligadas a las que tuvieron países comparables. Al ser Argentina el país con peor rendimiento dentro del segmento, es natural que presente un comportamiento de high beta, es decir, mayor volatilidad al alza y a la baja. La mayor suba de Argentina respecto a sus comparables del mes pasado también estuvo ligada al puente de tiempo con el Club de París, aunque dicha noticia se incorporó en los precios algunas semanas antes de que se haya anunciado", explicaron.

La probabilidad de default de los bonos argentinos sigue siendo muy alta, en torno al 90% para los próximos 10 años, lo cual implica un evento casi asegurado y es notablemente mayor a países como Ucrania, Sudáfrica, Turquía, Ecuador o Egipto.

 Wall Street y Europa en verde

Los principales índices en Wall Street operan mixtos. Por un lado se observan subas en el Dow Jones y en el S&P500 del 0,27% y de 0,02% respectivamente. En cambio, el Nasdaq retrocede 0,16% tras el rally de ayer que lo colocó en zona de máximos históricos.

En Europa, las acciones operan con ganancias. El Stoxx50 avanza 0,6% mientras que el DAX alemán sube 1,19%. El CAC de Francia gana 0,6%, al igual que el FTSEMIB de Milán, que sube 0,66%. El FTSE100 de Londres y el Ibex35 de Madrid, en tanto, suben 0,58% y 0,3% respectivamente.

El avance en Europa se da luego de que se conociera que el sentimiento  de confianza económica de la zona euro se disparó en junio a un máximo de 21 años.

Esto se dio gracias al ritmo acelerado de vacunación contra el COVID-19 llevó a una mayor reapertura económica y derivó en un mejor estado de ánimo en todos los sectores de la economía, especialmente en el comercio minorista y los servicios.

En cuanto a las acciones en Wall Street, los ADR amplían las perdidas evidenciadas en las ultimas jornadas.

Las bajas son lideradas por Edenor que retrocede 7,6%,. Las acciones del sector financiero están dentro de las que más caen con bajas de entre 3,3% y 2,6% tanto para Grupo Supervielle, Grupo Financiero Galicia, Banco Macro y BBVA Argentina.

La petrolera estatal YPF tambien opera a la baja con una perdida de 2,1%

Dentro de las ganadoras, se destaca Vista Oil, Cresud e IRSA que ganan 5,26%. 1,8% y 0,8% respectivamente 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios