Cautela en plaza

Impacta en el precio de la deuda el temor a nueva reestructuración

Los bonos en dólares perdieron 4% con paridades que ya se acercan a sólo el 20%. El riesgo país trepó a 2430 puntos. La deuda en pesos se recuperó sólo por las compras del Banco Central.

En esta noticia

Las crecientes dudas sobre el rumbo económico gatillaron nuevas ventas en la deuda argentina. Los bonos en dólares perdieron 4% con el riesgo país marcando un nuevo máximo anual a 2430 puntos.

Varios son los frentes abiertos que espantan inversores y van desde el deterioro de las cuentas públicas ante las dificultades de Martín Guzmán para financiarse en pesos en la plaza local.

Lo paradójico de los precios a los cuales se hallan los papeles argentinos en dólares es que el total de este segmento de la deuda es de u$s 80 mil millones. A los cierres de este lunes negro, esa deuda tiene un valor de mercado de apenas u$s 16.000 millones.

¿Pueden caer aún más? En la plaza local ya crecen los escenarios de una restructuración de la deuda argentina y probables quitas que se le apliquen a los tenedores.

El Central jugará más fuerte en el mercado de bonos y armó una red anticaída

Vencimientos estresados

En realidad, en condiciones normales, el monto total de la deuda en dólares circulante en los mercados, esos u$s 80 mil millones, son bajos y no haría falta una reestructuración de los pagos.

Aún así en Nueva York crecía el temor ayer por el pago que tiene que hacer el país en julio por u$s 700 millones. Esto grafica los temores que despierta la Argentina en los fondos norteamericanos, y europeos con un track record del país que alimenta esas dudas.

El GD30, uno de los papeles emblemático con legislación Nueva York, perdió 3,6% y ahora acumula una pérdida de 34% en lo que va del año.

Licitación clave

En cuanto a los bonos en pesos, el saldo de la jornada estuvo influenciado por la fuerte intervención del Banco Central, dándole salida a los tenedores de estos papeles pero al mismo tiempo inyectando pesos en el mercado que terminan como destino el dólar en la Bolsa o los fondos de "money market", de muy corto plazo. El TX24 se mantuvo sin cambios pero en el 2022 pierde 25%.

Los bonos CER rebotan hasta 10% pero la incertidumbre no desaparece

Un aspecto que se destacaba al cierre de las operaciones era el hecho de que el BCRA con el Ministerio de Economía querían enviar señales auspiciosas sobre estos títulos en pesos a horas de la licitación de deuda en la que busca capturar cerca de $245 mil millones.

Precisamente lo que surja como resultado de este intento de financiamiento del Tesoro, la tasa que pagará y el plazo de las colocaciones, es lo que marcará el rumbo de las cotizaciones.

Eventualmente, las compras que hicieron organismos oficiales en las tres últimas jornadas financieras pueden reducir en parte esos $245 mil millones necesarios para refinanciar los vencimientos.

Las reuniones de Martín Guzmán con las cúpulas de los bancos argentinos y de capital extranjero la semana pasada fueron para tratar de que se sumen a la licitación de deuda CER. Pero la realidad es que las posturas eventualmente serán simbólicas y sólo en el mejor de los casos renovarán las colocaciones de los papeles que les venzan esta semana.

La tasa de interés a pagar por el Tesoro se espera que suba habida cuenta de las nuevas condiciones imperantes en la plaza financiera local. Las Letras de Liquidez del BCRA tuvieron un incremento de tres puntos tras el dato de inflación de mayo. El Tesoro debería convalidar como mínimo una suba en ese sentido aunque de fondo, en un mercado escéptico acerca del pago de la deuda en pesos, los niveles de tasas no juegan un rol importante.

La caída de la deuda soberana arrastró al resto de las emisiones de provincias y de empresas. Muchas compañías, a la luz de las restricciones sobre el acceso a dólares por el BCRA, efectuaron canjes de deuda que vencía en 2023 anticipándose a problemas que pudieran surgir en los próximos meses. En ese sentido se movieron IRSA y Pampa Energía por ejemplo.

Dólar, bonos y deuda en pesos: las 15 definiciones de Martín Guzmán

Lo único cierto es que de corto plazo persistirán las dudas sobre el futuro de la deuda argentina. Más allá de la licitación de hoy, Guzmán en septiembre enfrenta nuevos vencimientos. La cautela manda entre los ahorristas.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.