Mercados

Wall Street en rojo: la cercanía del tapering y una Fed más contractiva desatan una ola de ventas

Las tasas de interés en EE.UU. suben y los bonos caen, a medida que se incorpora a los precios la cercanía del Tapering. Por cuestiones de valuación y por contagio en el mercado de bonos, las acciones muestran pérdidas mayores al 2% en Wall Street. El SP500 muestra su mayor baja desde mayo.

Las tasas de interés en Estados Unidos vuelven a dispararse y generan temor en los mercados. Caen las bolsas, suben el dólar y el petróleo. Y los emergentes continúan bajo presión, mientras los bonos argentinos no dejan de operar en negativo. 

El presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, y la Secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, comparecerán hoy ante el Comité de Asuntos Bancarios del Senado y el mercado espera encontrar indicios sobre el Tapering.

Todas las bolsas del mundo operan con pérdidas el martes debido a que los inversores se encuentran calibrando sus posiciones de cara a un contexto en el que la política monetaria laxa podría estar transitando sus horas finales. 

La Reserva Federal anticipó que el Tapering se encuentra a la vuelta de la esquina, con probabilidad de iniciarse en noviembre o en diciembre. Las proyecciones de tasas de la Fed, en tanto, mostraron un escenario más contractivo (hawkish) desde el lado monetario. Por ello las tasas de interés suben y caen las bolsas.

El Dow Jones pierde 1,37%, el S&P500 retrocede 1,8% y el Nasdaq desciende 2,5% a comienzo del martes. El S&P500 muestra su mayor baja diaria desde mayo

En Europa, las acciones también caen, con el Stoxx600 operando con un rojo de 2,5%. 

El CAC40 de París y el DAX de Alemania, en tanto, retroceden 2% cada uno, y las bolsas de España e Italia muestran pérdidas del 2,5% y 2% respectivamente.

El detonante principal de la caída de las acciones es la recalibración de carteras de los inversores y de la suba de tasas en EE.UU. 

Los mercados esperan que la Reserva Federal inicie su ciclo de tightening monetario (endurecimiento de la política monetaria), y esto genera una suba en los rendimientos y una caída en las acciones.

suben las tasas

Todos los tramos de la curva soberana de EE.UU. se están desplazando al alza. El tramo corto, con los bonos a 2 años, muestra un fuerte desplazamiento alcista en la última semana y opera en niveles de 0,3%, el valor más alto desde marzo de 2020.

Lo mismo ocurre con las tasas de los bonos del Tesoro a 5 años, que operan por encima del 1%, su mayor valor desde marzo de 2020. La tasa a 10 años, por su parte, vuelve a operar por encima de 1,5%, el valor más alto en tres meses.

Las tasas suben como un anticipo a que la Fed va a comenzar a endurecer su política monetaria a partir del Tapering, es decir, la reducción de compras de activos financieros. A ello debe sumarse un inicio cercano de un ciclo de tightening en la tasa de interés. Es decir, una suba de las tasas de referencia.

Una Fed más hawkish

La Reserva Federal ha incrementado su posición más contractiva desde el lado monetario en las últimas horas.

El presidente Jerome Powell dijo el lunes que se cumplió la prueba de inflación para reducir la compra de bonos de la Fed, mientras que la prueba de empleo "casi se cumplió".

La gobernadora de la Fed, Lael Brainard, dijo que el mercado laboral pronto podría alcanzar su criterio para reducir las compras de activos, mientras que el presidente de la Fed de Nueva York, John Williams, señaló que pronto podría justificarse la moderación de la compra de bonos.

También hay cierta preocupación sobre la parte inflacionaria. Los rendimientos de los bonos del Tesoro de EE.UU. suben a medida que la atención se vuelca hacia la existencia de una inflación más alta, lo cual empuja a la Fed a ser todavía más restrictiva en su política monetaria.

Powell dará su testimonio ante el Comité Bancario del Senado más tarde hoy. En comentarios preparados, dijo que los cuellos de botella de la oferta están ejerciendo presión sobre la inflación, que probablemente se mantendrá elevada en los próximos meses.

El presidente de la Fed de Nueva York, John Williams, indicó el lunes que el crecimiento económico de Estados Unidos es lo suficientemente fuerte como para comenzar a reducir la compra de bonos. Pero dijo que un alza en las tasas de interés desde niveles cercanos a cero llevará algún tiempo.

Mientras tanto, el presidente de la Fed de Minneapolis, Neel Kashkari, dijo que el repunte de la inflación estadounidense de este año fue un subproducto de las interrupciones del suministro de COVID-19 y que los legisladores no deberían reaccionar todavía.

Cuando el mercado especula con el inicio de un ciclo de endurecimiento en la política monetaria, las tasas suelen reaccionar al alza.

Del mismo modo, si las tasas suben, por cuestiones de valuaciones, los valores actuales de las compañías valen menos y por ende, las acciones caen ya sea por contagio en la caída de los bonos (por eso sube la tasa) y por menores valuaciones actuales.

Por ello en parte se ven caídas en las acciones tanto en Wall Street como a nivel global. Con el retroceso, el índice de volatilidad VIX, vuelve a subir y se ubica por encima de los 20 puntos.

Argentina a la baja

En este contexto de volatilidad global, los bonos argentinos siguen operando con caídas. La parte corta de la curva pierde 0,29% en el caso del Global 2029, y 0,19% en el del Global 2030. 

En el tramo medio, la deuda cae 0,18% mientras que, en el tramo largo, las desmejoras son de 0,29% para el Global 2041 y sin cambios para el Global 2046.

Con la caída actual, los bonos vuelven a rendir por encima del 20,3% en el tramo corto y en un promedio de 16% en el extremo más largo.

Tanto la curva de ley local como de ley internacional operan con pendiente negativa, lo cual demuestra la desconfianza que tiene el mercado para con la capacidad de pago de la Argentina hacia adelante.

Desde el lunes posterior a las PASO, la deuda cae 12% en promedio.

Adrián Yarde Buller, economista jefe y estratega de Facimex Valores considera que parte de la caída en los bonos se debe a factores globales. Sin embargo, también resalta que el escenario político local tras las PASO también imprimió un contexto de mayor volatilidad en la deuda.

"Una parte importante de la caída se explica por los cambios que se dieron en el escenario global, con la Fed desplegando un tono más hawkish y turbulencias alrededor del mercado inmobiliario en China. Más allá del escenario externo, creo que impactó mucho el resultado de las PASO ya que resta incentivos políticos a un camino de corrección de los desequilibrios macroeconómicos, en un contexto en el cual todavía no tenemos un acuerdo con el FMI y en 2024 comenzarán los primeros vencimientos de capital de los bonos reestructurados", comentó. 

Las acciones argentinas en Wall Street abren con fuertes caídas el lunes. 

Las acciones de Edenor lideran las bajas, con una caída de 4,8%, seguida por Globant que cae 4,6% y Mercadolibre que retroecede 4,3%. Las acciones del sector financiero cae 2% en promedio y solo Vista Oil e YPF suben 2,1% y 0,33% respectivamente. 


Tags relacionados

Compartí tus comentarios