Cambios en el BCRA

Se jubiló un histórico del Banco Central: Juan Carlos Isi deja la entidad tras 50 años

Se retiró Juan Carlos Isi, quien llegó a ser gerente general del Central, cuando le tocó reemplazar a Matías Kulfas.

A tres días de cumplirse un año del inicio de la cuarentena por el coronavirus, el mercado de pases de ejecutivos bancarios volvió a estar al rojo vivo.

"Una eminencia". Así lo llaman en el Banco Central (BCRA) a Juan Carlos Isi, quien había entrado a los 18 años como joven profesional, tras ser de los mejores promedios de la secundaria. Se quedó casi 50 años en forma ininterrumpida en la institución, pasando por todos los puestos: desde analista, subgerente general de Normas, hasta síndico adjunto.

Especialista en temas de Normativas, este funcionario de carrera llegó a ser gerente general en diciembre de 2013, cuando le tocó reemplazar a Matías Kulfas, quien había sido designado en el BCRA por la ex presidenta Mercedes Marcó del Pont. 

Con la asunción de Juan Carlos Fábrega la idea fue fortalecer a la línea gerencial de la entidad. Es decir, hombres de carrera y trayectoria del Banco Central en cargos clave. Ahí fue cuando Isi fue promovido y, con la gestión de Federico Sturzenegger, incluso formó parte del directorio.

Ahora estaba como asesor de la sindicatura, hasta que le llegó la jubilación. "Todo el banco lo quiere, se lo va a extrañar mucho, conoce el sistema financiero mejor que nadie", dicen sus compañeros, que hablan maravillas de él, tanto como profesional como en la parte humana.

"Se jubiló porque ya había cumplido los 66 años, sino hubiese seguido porque tenía mucho para aportar. Pensá que pasó por todos los gobiernos, por lo que conoce muy bien a Pesce y a muchos de los nuevos directores", revelan puertas adentro.

Incluso, cuentan que le pidieron su puesto de síndico adjunto en 2019 porque ya estaba en edad de jubilarse, pero lo dejaron como asesor como una especie de reconocimiento a su trayectoria, para contar con su experiencia.

Quien también se jubiló en el BCRA fue Beatriz Biasone, gerenta principal de Estadísticas, quien había ingresado en 1983 como pasante en el sector de Programación Monetaria. Formó parte de las sucesivas delegaciones que tuvieron a su cargo las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Su puesto quedó vacante, pero como gerenta ascendió Adriana Paz, que siempre trabajó con ella y era su mano derecha. Reemplaza a Ricardo Martínez, quien se había jubilado hace un año y medio. 

Biasone podría haberse jubilado hace un año, pero como el área había quedado sin la gerencia, hubo que esperar cubrir al menos ese puesto. Adriana Paz aplicó por concurso y ganó el puesto. En los pasillos, incluso, dicen que tiene chances de ascender otra vez al puesto de gerente principal cuando sea cubierto, pues tiene muchos años en la línea del regulador.

Quien también se había jubilado, pero en 2019, fue Ricardo Maero, gerente principal de Régimen Informativo. Quien lo reemplazó fue Rodrigo Danessa, que era el gerente, y a él Mariana Diaz, que era la subgerenta. "Eran los herederos naturales de esos puestos, los que más sabían, así que correspondía que ganen, pues se trata de un área técnica, que no está politizada", comentan en Reconquista 266.

¿Por qué tantas jubilaciones últimamente? Según relatan los empleados de línea, fue toda una camada que había entrado por ser los mejores promedios de los colegios secundarios, que ingresaban como jóvenes profesionales y empezaban a estudiar en la facultad mientras trabajaban en el Central, por lo que hicieron carrera desde entonces.

Y la regla en el BCRA es que, cuando hay un puesto vacante, la prioridad la tiene la línea: en caso de que no cumplan con las condiciones, recién ahí se hace un concurso con gente externa. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios