Reserva Federal y su política monetaria

El Tapering, cada vez más cerca: cuánto sirve la historia y cómo se espera que reaccione el mercado

Las minutas de la Fed anticiparon el inicio del Tapering antes de fin de año. Este sería el segundo de la historia. El primero se aplicó en 2013 y si bien el mercado cayó luego del anuncio, fue una oportunidad de compra

Las minutas de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) revelaron que el Tapering está cada vez mas cerca. Se espera que, en la reunión de septiembre, el Banco Central norteamericano anuncie el inicio del desarme de compras de activos financieros. 

Este sería el segundo Tapering en menos de 10 años. La historia muestra que sectores fueron los ganadores y perdedores. En aquel momento, las acciones y bonos cayeron, pero dicha baja fue una oportunidad de compra. La incógnita clave que surge es si esto se puede volver a repetir.

Miedo y volatilidad en Wall Street: el mercado cae por temor al inicio del Tapering y la variante Delta

La inflación de 5,4% en EE.UU. es la más alta en 13 años, a la vez que el mercado laboral ha logrado mejorar considerablemente. De a poco son cada vez más las voces que advierten la menor necesidad de una Fed dovish y se espera cada vez mas una Reserva Federal con una postura más estrictica del lado monetario (más hawkish). 

Los analistas en Wall Street ven cada vez más cerca la necesidad de una postura más estrictica y menos laxa por parte de la política monetaria de la Reserva Federal. Si bien la Fed puede comenzar a subir la tasa, se espera que primero inicie el famoso Tapering.

De hecho, según las minutas de la Fed presentadas en el día de ayer, se supo que la Reserva Federal probablemente inicie el Tapering antes de fin de año. 

Martin Salvo, Head Portfolio Manager de Industrial Asset Management, del Ggrupo BIND Inversiones señaló que la discusión de la inflación y la política monetaria se vuelve determinante en el mercado en la actualidad.

"Con el dato de inflación de junio en EE.UU. de 5,4% interanual, las dudas sobre la transitoriedad de la inflación están en el centro de la escena. A su vez, se suma una postura de la Fed que parece demasiado laxa o por lo menos intenta no darle demasiada entidad al tema con el argumento de que se trata de un fenómeno pasajero. La última reunión de la Fed dejó en claro que no está en los planes cambiar el cronograma de guía de tasa (Dot Plot) y quizás el debate se centra en los programas de compras de activos primero", recordó Salvo.

La minutas de la Fed dejan en claro que el Tapering es un hecho que ocurrirá antes de fin de año, es decir, la reducción de compras de activos financieros. Este proceso viene a ocurrir luego de que haya llevado un programa de compras de activos financieros (quantitative easing) histórico.

Este seria el cuarto QE, el más agresivo de la historia y se buscará próximamente ponerle su fin.

El QEI implicó compras por u$s 1403 billones en bonos del tesoro y activos respaldados por hipotecas. El QEII sumó u$s 558 billones y el QEIII agregó otros u$s 1674 billones. Así, la hoja de balance paso de u$s 0,5 billones a poco más de u$s 4 billones.

El Tapering de finales de 2013 a 2019 llevó a la hoja de balance a una ligera reducción hasta los u$s 3,9 billones.

Sin embargo, a partir del estallido de la crisis de coronavirus, la Fed implementó un ritmo de compras histórico, mucho más agresivo que los tres programas juntos, lo que llevó a la hoja de balance de u$s 3,9 billones a más de u$s 8,2 billones actualmente.

La Fed mantiene un ritmo de compras mensuales de activos financieros por u$s 120.000 millones, el cual se quiere comenzar a modificar, una vez que las condiciones económicas estén dadas. 

De esta manera, y gracias a la mejora en el mercado laboral y en el recalentamiento en los precios de la economía real, se espera que la Fed comience a tomar una postura menos laxa e inicie un programa de reducción de compras de activos financieros, es decir, activar el Tapering, tal como lo hizo en 2013.

Se espera que sea en la reunión de septiembre y que luego, dicho programa de reducción de compras se inicie a finales de año.

Este proceso de Tapering ya ocurrió una vez en la historia y fue en 2013. De este modo, el pasado puede servir como ejemplo para avizorar cuál puede llegar a ser el impacto en el mercado financiero y en los activos globales.

El Tapering de 2013

El 22 de mayo de 2013, el entonces presidente de la Fed, Ben Bernanke, pronunció un discurso ante el Congreso en el que declaró: "Si vemos una mejora continua en las condiciones económicas de EE.UU, y tenemos confianza en que se mantendrá, entonces podríamos hacerlo en los próximos reuniones, es decir, dar un paso más en nuestro ritmo de compras".

Asi Bernanke establecía de a poco, el inicio del primer Tapering de la historia reciente. 

El Tapering venía después de que la Fed haya comprado activos en el mercado en sus tres programas de Quantitative Easing (QEI, QEII y QEIII), que sirvieron para darle liquidez al mercado y salir de la crisis financiera subprime de 2008.

Una vez que la Fed vio que la economía ya se había recuperado y no era necesario mantener el ritmo de compras, comenzó a reducirlo para achicar la hoja de balance de la Reserva Federal.

El impacto en el mercado a partir del anuncio del Tapering fue una baja de 0,5% en el S&P500 a la semana siguiente y una caída del 4,6% durante el mes siguiente. 

Sin embargo, seis meses después, las acciones habían subido 7,6%, avanzaron un 13% los siguientes 12 meses y un 19,5% los 18 meses posteriores al anuncio de Bernanke el 22 de mayo de 2013.

La tasa americana a 10 años paso de 1,93% a 2,17% en la semana siguiente. Luego saltó a 2,53% un mes posterior al anuncio y a 2,78% a los 6 meses del anuncio del Tapering. Finalmente, la tasa se ubicó en 2,53% y en 1,64% a los 12 y 18 meses posteriores al inicio del Tapering.

Este movimiento de tasas generó que los bonos caigan en promedio un 0,8% en la semana siguiente al anuncio de Bernanke y una baja del 2,8% un mes después. A los 6 meses posteriores al anuncio, los bonos habían caído 1,7% y gracias a la caída en la tasa, la deuda subió 1,3% a los 12 meses desde el anuncio y 5,9% a los 18 meses desde el anuncio.

Es decir, tanto en acciones como en bonos, los activos experimentaron una baja tras el inicio del Tapering, sin embargo, dicha baja fue una oportunidad de compra ya que en el mediano plazo se recuperaron.

Maximiliano Donzelii, jefe de research en invertirOnLine, recuerda que el Tapering de 2013 se dio luego de una política monetaria expansiva que iba por su cuarto año, mientras que, en la actualidad, el QE no lleva tanto tiempo de implementación, pese a que fue mucho más agresivo.

"La Fed había empezado con su política de QE en finales de 2008 tras la crisis de subprime. Es decir, en aquel momento, el QE llevaba ya muchos años versus en la actualidad que no lleva tanto tiempo. El Tapering anterior se anunció en fines de mayo de 2013 y entra a ser efectivo recién a final de ese año", recordó.

En cuanto a los movimientos de los activos a partir del anuncio del Tapering, el gerente de research de IOL explicó que en el primer mes las acciones y bonos sufrieron. Las primeras se recuperaron y los bonos mantuvieron débiles.

"Tras el anunció del Tapering, se dio una suba fuerte de la tasa americana que pasó del 2% al 3%. Cuando se analiza las acciones, se ve claramente que hubo un impacto inicial en la renta variable, con una caída en el primer mes y medio, para luego retomar la suba y en el año termino con una suba del 30%. Otra historia fue para los bonos en donde si hubo una mala performance, ya que cuando se anuncio el Tapering, termina performando negativamente con una baja del 6% en los bonos de 5 a 7 años", explicó.

En cuanto a la dinámica sectorial, Donzelli afirmó que tras el anuncio del Tapering en 2013, se dieron ganadores y perdedores, y otros sectores que estuvieron en la mitad en línea con el promedio del mercado.

"Los perdedores son los que suelen tener ingresos fijos o altos dividendos como sector de servicios y real state. Los ganadores fueron los consumo discrecional, financiero, industrial y salud fueron los que mejor preformaron. En el medio aparecieron el sector de energía, consumo básico, tecnológica, etc", destacó.

¿Se puede repetir?

Hoy en día se plantea dicho comparativo ya que la historia sirve de ejemplo sobre como evoluciono en el pasado para poder determinar que puede pasar en el futuro. Sin embargo, la situación económica y financiera es distinta hoy respecto de lo que era en su momento.

Tanto en cuestiones de las finanzas globalizadas, así como también en lo que respecta a la intermediación financiera, a la amplitud y profundidad de los mercados genera un contraste sobre como era en 2013 respecto de como es la actualidad financiera y económica en la actualidad.

Por ello, analistas resaltan que resulta clave la forma en que se comunique el Tapering y como se implemente el mismo.

Martin Polo, jefe de estrategia de Cohen resaltó que el impacto dependerá de la forma en que se anuncie un Tapering y que no necesariamente se debe replicar lo mismo que ocurrió en el pasado.

"No porque ocurra un Tapering, va a ocurrir lo mismo en este caso respecto de lo que ocurrió en la vez pasada que se llevó a cabo un proceso similar. Todo depende de cómo se implemente y cuan sorpresivo pueda ser. Si tenemos un Tapering en un contexto de alta inflación y termina siendo un remedio para evitar que la misma te desordene la macro, imagino que el impacto es positivo. En cambio, si el Tapering es sorpresivo y genera volatilidad, eso va a terminar golpeando a las acciones y elevando la incertidumbre", comentó.

Donzelli considera que la dinámica observada en las acciones en 2013, no es replicable en la actualidad ya que el contexto económico y laboral es distinto hoy respecto de aquel momento.

"No creo que se pueda repetir, por lo menos en los próximos meses. La diferencia es que el mercado laboral de ese momento es muy distinto al actual. El mercado laboral en EEUU no recuperó respecto del nivel pre pandemia, mientras que en 2013, cuando se anuncio el Tapering, el mercado laboral ya se había recuperado y con buena dinámica", afirmó.

Parte del mercado suele estudiar la historia en el mercado para tomarla como ejemplo ante eventos futuros. Por ello es que aun hay cierta expectativa de que, si bien la situación económica y financiera es distinta, la reacción del mercado pueda ser similar hoy respecto de lo que ocurrió en 2013.

Federico Broggi, Gerente de Research en Invertir en Bolsa (IEB), coincidió en que durante el tapering anterior la reacción inmediata del mercado fue una baja ante la reducción en la liquidez de la economía, sin embargo, después los mercados recuperaron y siguieron al alza.

En cambio, el especialista de IEB considera que la baja inicial ante un tapering en la actualidad podría ocurrir en el corto plazo debido a una reducción en las condiciones de liquidez.

Broggi entiende que para que el mercado retome el optimismo como ocurrió en 2013, deberíamos ver buenos indicadores de actividad y empleo que contrarresten esta menor liquidez global mencionada.

"Ante un tapering, la pregunta será si los niveles de actividad de la economía permitirán que las ganancias de las compañías continúen creciendo. Si la respuesta es sí, los mercados continuarán al alza. Por otro lado, es importante mencionar que un tapering no afecta de igual manera a todos los activos, compañías más apalancadas sufrirán más la menor liquidez y, el fortalecimiento del dólar esperado impactaría negativamente en el precio de los commodities y por ende en los países emergentes", comentó.

Tags relacionados

Comentarios

  • FA

    Fernando Alonso

    19/08/21

    El idioma español tiene aproximadamente 300000 palabras distintas Don Cervantes utilizo 22000 palabras distintas para escribir el Quijote y ustedes se ven obligados a usar términos en inglés para un artículo mediocre.
    Perdón por la calificación del artículo, les pediría que intenten utilizar el rico idioma castellano y si no pueden estudien.

    3
    0
    Responder