Probabilidad de default

Riesgo país récord, cerca de 1900 puntos: 3 razones por las que los bonos sufren un selloff histórico

Los títulos públicos muestran una perdida en las paridades a una velocidad récord. Las causas se explican por la falta de un acuerdo con el FMI, perdida de reservas y un contexto financiero global más adverso

Con la caída actual de los bonos, el riesgo país sube y avanza un 73% desde el canje de deuda llevado a cabo por el Gobierno en septiembre de 2020. Las causas de las bajas en los activos son mayormente locales, pero también juega el factor global.

Aunque los precios den a entender que el mercado ya se alejó por completo de la Argentina, las acciones y bonos siguen cayendo, lo cual demuestra que los inversores siguen dándole la espalda a nuestro país.

Los bonos argentinos caen 38% desde el canje de deuda y acumulan perdidas por mas de 25% desde el lunes posterior a las PASO. 

Black Friday: las acciones argentinas en Wall Street se hundieron hasta 9,2%

Desplome sin fin: el bono argentino más popular se sigue hundiendo

Esta baja generó una fuerte ampliación de los spreads y hoy la deuda argentina opera con paridades debajo de 30% y con rendimientos cercanos al 30% en su parte más corta.

Es decir, el mercado asigna altas probabilidades de ver un evento crediticio en el corto y/o mediano plazo ya que desconfía de la capacidad y/o voluntad de pago del Gobierno respecto de su deuda.

De hecho, la perdida de paridad actual es muy veloz, solamente superada por los primeros meses de operaciones en los bonos desde que salieron a cotizar.

Riesgo país récord

Con el avance actual, el indicador que mide JP Morgan sube 73% desde el canje de deuda y mira de reojo los 1900 puntos. Es decir, a 15 meses de haber canjeado la deuda con acreedores internacionales, el riesgo país sigue subiendo.

El mercado eleva altamente las probabilidades implícitas de default en los bonos, los cuales operan por paridad y con un valor de recupero menor a u$s 30 centavos.

Para entender el semejante castigo, las causas se pueden encontrar en cuestiones locales y externas.

Sin plan ni acuerdo con el FMI

Una de las explicaciones para entender el porqué de semejante castigo en los bonos y en la suba del riesgo país se puede entender por la falta de un plan económico y de un freno en las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Si bien el mercado sigue atento a las novedades de las negociaciones con el FMI, los principales lineamientos no se conocen todavía y eso genera una elevada incertidumbre.

Nicolas Max, head de asset Management de Criteria, considera que el ambiente internacional puede sumar o restar pero en el caso de la actualidad de los activos locales luce marginal.

"La deuda, que cotiza en niveles de distrés, con amplia probabilidad implícita de default y frente al tema mas importante que tiene que resolver el Presidente en materia económica, después de la reestructuración de la deuda privada, el acuerdo con el FMI ocupa un lugar central en la dinámica de los activos locales", dijo Max.

Con una visión similar, los analistas de Argenfunds advierten que el hecho de que los precios de los títulos emitidos en septiembre del año pasado coticen a valores mínimos genera una elevada probabilidad implícita de cesación de pagos y que la atención está en el acuerdo con el Fondo.

"Un acuerdo con el FMI es clave, ya que el mismo aclarará cómo va a ser el rumbo económico en los próximos dos años. El anuncio del envío de un proyecto de ley con un programa económico plurianual acordado con el staff del FMI no terminó de convencer a los inversores, que aún se mantienen preocupados sobre los avances concretos de dicho plan", sostuvieron.

 Sin reservas

En línea con la falta de un acuerdo con el FMI, el Banco Central sigue perdiendo reservas y se imponen cada vez más restricciones al acceso al mercado cambiario.

De esta manera, a medida que se dilata el acuerdo, los recursos del Central se agotan y, por lo tanto, se elevan las chances de ver un evento crediticio con la deuda y con el FMI.

El golpe a la deuda es aun mayor ya que si el acuerdo con el FMI no llega y se cae en default con el Fondo, al ser un acreedor privilegiado, el organismo internacional es el que cobra primero y luego los demás. 

Por lo tanto, el sufrimiento de un default sobre la deuda argentina seria aún mayor ya que primero cobraría el Fondo.

En este marco, los dólares alcanzarían para enero o bien hasta marzo.

En esta línea, Fernando Marull, economista y director de FMyA recuerda que el Gobierno tiene dólares hasta marzo para cerrar con el Fondo.

"Si se mantiene el status quo actual, el Gobierno tiene hasta marzo para cerrar con el FMI. Con un valor total de reservas de u$s 4000 millones, divido por u$s 100 millones diarios, el Gobierno tiene 40 días para cerrar con el Fondo. Sin embargo, dicho calculo no es lineal ya que pueden ingresar dólares del agro y un mayor cepo al dólar, por lo que el Gobierno puede estirar hasta marzo el cierre del acuerdo", dijo el economista.

Por su parte, Juan Manuel Franco, economista de Grupo SBS, considera que la cosecha fina de trigo en noviembre-diciembre podría dar algo de aire. 

Sin embargo, destaca que la estacional demanda de dólares por turismo que tiene lugar entre diciembre y marzo también podría presionar y que, por lo tanto, cerrar con el FMI luce clave.

"Creemos que es vital un acuerdo con el FMI que apunte a recomponer reservas, algo que será un pilar fundamental considerando los pagos externos de Argentina en los próximos años", afirmó.

 Viento de frente global


Por último, el mundo deja de jugar a favor de Argentina y las variables financieras comienzan a generar un escenario adverso para la macro y las finanzas argentinas.

Sube el dólar en el mundo, caen las materias primas, suben las tasas y retroceden los activos de mercados emergentes.

En este contexto hay que sumarle que los casos de Coronavirus vuelven a generar un foco de atención y las bolsas se desploman. El contexto global vuelve a ser apremiante y la volatilidad regresa a Wall Street, por lo que se transforma el panorama en un escenario más complejo.

Dicho contexto termina repercutiendo en el valor actual de la deuda.

Desde el equipo de Research de Banco Mariva puntualizan tres "frentes" externos que hay que seguir de cerca para proyectar la dinámica de los activos locales.

"El primer frente externo que encontramos es la Fed en EE.UU. y su política de tasas, mismo driver global para el resto de la renta fija internacional. El segundo frente es el mercado de commodities, no solo en precio para nuestro saldo exportable, sino también en cantidad, y acá es importante seguir los riesgos de eventos climáticos adversos para nuestra cosecha 2021 y 2022. El tercer frente externo que nos afecta es Brasil y la percepción del mercado sobre nuestros vecinos", dijeron los analistas de Banco Mariva.

Finalmente, Adrián Yarde Buller, economista jefe y estratega de Facimex Valores explicó que "las valuaciones de los bonos emergentes están en mínimos desde marzo y esto es un factor clave a la hora de explicar el desempeño reciente de los bonos argentinos, que también están en mínimos desde marzo".

Tags relacionados

Comentarios

  • CM

    carlos manobla

    28/11/21

    no habra opurtinad en esto , tal vez recomprar deuda

    0
    0
    Responder
  • EV

    Eugenio Vazquez

    27/11/21

    un record muy kosher, saludos

    0
    0
    Responder
    • CM

      carlos manobla

      28/11/21

      que queres decir

      0
      0
      Responder
  • FF

    finanseg finanseg

    27/11/21

    Todos al garete. Capitán y timonel (Fernández x 2 ) desechables por la borda ya!!! Oficiales, suboficiales y otros cuadros a cubierta a deponer armas. Se terminó.

    0
    1
    Responder
    • EV

      Eugenio Vazquez

      27/11/21

      jajajajajajajaajajajajajajaja, saludos

      0
      0
      Responder