Cerca del 70%

Prevén brecha estable gracias al ‘rulo' con el dólar del Banco Central

Un informe de Consultatio vaticina que la brecha cambiaria se mantenga estable cerca del 70% hasta las elecciones de agosto gracias a los dólares del agro

Un informe de Consultatio advierte que el ministro de Economía, Martín Guzmán, buscará apreciar algo el tipo de cambio real de cara a las elecciones de agosto porque podría garantizarle cierta desaceleración de la inflación y un "empujoncito" para la actividad. Sin embargo, no creen que sus palabras deban tomarse literales y, por lo tanto, no esperan una depreciación punta a punta en 2021 de 29%. 

Sí creen que el ritmo de devaluación seguirá reduciéndose desde el pico de 3,8% en febrero hasta un mínimo de 2,0% en julio y agosto.

Respecto de la brecha, esperan que se mantenga estable cerca del 70%, sostenida por el ‘rulo' del Banco Central, que empezó a vender contado con liqui para mantener la brecha estable, pero el problema es que los bonos caen y el riesgo país sube. Pero a la larga, o los bonos dejan de caer, o la brecha seguirá sufriendo presiones y el BCRA deberá gastar dólares para contenerla, dejarla escapar o una combinación de ambas.

"Si bien esta estrategia tiene un costo en términos de reservas, creemos que el Banco Central tendrá margen para pagarlo gracias a los dólares del agro. Para dejarlo en claro: creemos que habrá presiones en la brecha, pero entendemos que esa demanda podrá ser abastecida por el BCRA", prevén en Consultatio.

Si las estimaciones de la cosecha no se siguen recortando, consideran incluso hasta muy probable que se llegue a las PASO con un nivel de reservas netas bastante parecido al actual.

A grandes rasgos, estiman entre abril y julio un superávit comercial base caja de u$s 5600 millones, déficit de servicios por casi u$s 1000 millones, pago de intereses por u$s 1800 millones y un costo por controlar la brecha de u$s 2800 millones (todos valores acumulados).

Un dato es que, muy probablemente, serán las elecciones con mayor brecha cambiaria de las que se tenga memoria desde 1983. 

Llamativamente, en los tres meses previos a las elecciones de 1985 y 1987 la brecha promedió menos de 20% en cada caso, mientras que en las elecciones de 1989 ésta se dispara meses después de la elección. En el período más reciente, las brechas más elevadas estuvieron asociadas a la legislativa de 2013 (superiores al 50%), donde el oficialismo perdió.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios