Inversiones en pesos

Dólar linked, el regreso: una avalancha de pesos busca cobertura por temores a una devaluación

La demanda de bonos dólar linked creció con fuerza ante la disparada de la brecha cambiaria. El mercado cree que el Gobierno no podrá evitar una devaluación y por ello las tasas de los dólar linked se hunden en negativo.

Pese a que el Gobierno lo descarta, el mercado cree que los riesgos devaluatorios de corto plazo se mantienen latentes. Por ello es que los inversores se anticipan y buscan aumentar sus posiciones en activos que les ofrezcan cobertura cambiaria.

Este síntoma es el que se está observando en el mercado de bonos dólar linked. Debido a la elevada demanda, sus tasas colapsaron a valores negativos de dos dígitos.

"Nos gustan los CER, esperamos que la inflación le ganará a la devaluación"

Crece la deuda en pesos: los intereses de Leliq y pases ya superan $ 1 billón

Mas brecha, más sospechas

La disparada de los dólares paralelos en lo que va del mes provocó una ampliación significativa de la brecha cambiaria. Actualmente alcanza niveles de 150%, por lo que se ubica en los niveles más altos desde la hiperinflación de 1989.

La dinámica de la brecha ha sido alarmante ya que la misma más que se duplicó desde los mínimos de mayo, cuando rozó el 66%.

Cada vez que la brecha se dispara, en el mercado crece la expectativa de que al BCRA no le quede más remedio que corregir ese desequilibrio desde abajo hacia arriba, es decir, devaluando.

Los analistas de Cohen marcan que el BCRA aceleró el ritmo de devaluación del tipo de cambio oficial para llevarlo actualmente a niveles del 85% anualizado. Es  una suba de casi 20 puntos porcentuales respecto a los valores de un mes atrás.

Además, advierten que existe toda una combinación de factores que generan mayores presiones devaluatorias.

"El panorama se complica con la caída de los precios de las materias primas. Así, la combinación de atraso cambiario, caída de los precios de las materias primas y la brecha cambiaria en ascenso aumentan la presión cambiaria y con ello la probabilidad de un escenario de salto discreto del tipo de cambio oficial", dijeron.

Otra señal que muestra tensión cambiaria es en la curva Rofex. Las tasas se desplazaron fuertemente al alza y cerraron la semana pasada en niveles de 100% de tasas implícitas de devaluación (TNA).

El salto más fuerte se da desde agosto y se mantiene hacia los vencimientos siguientes, lo cual demuestra sospechas de una posible devaluación.

Federico Pérez, gerente de Inversiones de Mariva Fondos, cree que dado el actual escenario cambiario, tiene sentido cubrirse. Además, explica que el mensaje detrás de la curva Rofex es que el mercado espera un salto devolutorio desde agosto en adelante.

"Sigue habiendo presiones cambiarias. Igualmente consideramos que las tasas implícitas en los tramos más largos es lo que está alto. El diferencial entre el corto de 67% y el 80% del largo quedó muy alto. Esto puede estar explicando mayores expectativas devaluatorias en el tercer trimestre, estacionalmente bajo en liquidaciones del agro", comentó.

Búsqueda de cobertura

Debido a las sospechas de devaluación, el mercado buscó cobertura cambiaria de manera acelerada a través de los bonos dólar linked.

La fuerte demanda por estos instrumentos provocó un colapso en sus rendimientos. Hoy el tramo corto de la deuda dólar linked rinde -16% mientras que el tramo mas largo rinde cero. Es decir, son instrumentos que no ofrecen una tasa de interés sino únicamente cobertura cambiaria.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI) remarcan que el incremento de demanda de instrumentos dólar linked en las últimas semanas es notable.

"La brecha cambiaria en máximos de más de 30 años, la aceleración del crawling peg y el bajo nivel de reservas netas de cara a la segunda mitad del año (la más desafiante, ante la merma de la estacionalidad de liquidación del agro) fundamentan el movimiento", dijeron.

Dada la tensión cambiaria, desde Cohen encuentran sentido en adoptar estrategias de dolarización de carteras.

"Con la tensión cambiaria en ascenso, recomendamos complementar el portfolio con instrumentos dólar linked como el T2V2 o TV23 para acompañar el flujo que busca refugio devaluatorio. Dentro de este grupo el TV23 otorga mejor tasa al no tener concentrada toda la demanda", dijeron.

Paula Gándara, CIO de Adcap Asset Management coincide en que la vorágine del dólar repercutió sobre la demanda de instrumentos dólar linked.

En ese sentido, considera que tiene sentido en la actual coyuntura tener exposición a cobertura devaluatoria.

"Consideramos que el gobierno va a atrasar lo más posible un salto discreto del FX, vía aumento de los controles en el mercado de cambios. Sin embargo, el BCRA continuará aumentado el ritmo de la devaluación oficial, actualmente ya superando el 5,5% mensual. Entendemos que una cartera bien diversificada debe incorporar cobertura ante devaluación, con un horizonte de inversión sugerido de entre 3 a 6 meses", dijo.

Flujos en la industria de FCI

Una forma rápida de ver si los inversores se están cubriendo de los riesgos cambiarios es analizar lo que ocurre con los flujos dentro de la industria de Fondos Comunes de Inversión (FCI).

El viernes pasado, los FCI dólar linked fueron los que más flujos recibieron, con más de $ 6000 millones de suscripciones netas.

Según datos de Alphacast, en el último mes los fondos dólar linked recibieron más de $ 18.180 millones, mientras que los T+1 y los CER sufrieron rescates por $ 62.150 millones y $ 119.960 millones respectivamente.

Esto demuestra que los flujos se re direccionan hacia estrategias de cobertura cambiaria.

Desde PPI detallaron que a la hora de analizar el flujo diario de la industria de FCI, se nota un aumento importante del flujo entrante en esta clase de fondos.

"En las últimas cuatro ruedas, los fondos dólar linked recibieron $ 11.113 millones. De hecho, en lo que va de julio, son los únicos que presenta flujo positivo, junto con los fondos money market", dijeron.

Según datos de PPI, en junio los fondos dólar linked sufrieron rescates por $ 469 millones, tendencia que se revirtió en julio, en el que acumulan flujos positivos por $ 19.895 millones. En cambio, los CER y T+1 ven salidas por $ 101.815 millones y $ 7449 millones respectivamente.

Desde PPI aclaran que, a la hora de elegir una alternativa para cubrirse frente a los movimientos del tipo de cambio oficial, vale la pena diferenciar dos características clave: la liquidez y el riesgo crediticio

Para obtener una cobertura cambiaria y tener margen de maniobra antes tales riesgos, desde PPI ven sentido cubrirse visa Fondos Comunes de Inversión.

"Creemos que una buena forma de enfrentar este dilema (de liquidez y riesgos crediticios) es a través de Fondos Comunes de Inversión que posean una cartera diversificada, que permita liquidez, y a su vez, mitigue el riesgo soberano con una porción del porfolio en créditos corporativos", dijeron.

En relación a la dinámica dentro de la industria de FCI, Gándara remarcarcó que la demanda de los dólar linked tuvo su correlativo en las subscripciones netas a los fondos dólar linked. Según sus registros, estos fondos registraron por $17,000 millones, mientras que los CER acumulan rescates por $ -18,000 millones, en los últimos 7 dias.

"Por su parte, los bonos DL tambien tuvieron jornadas muy positivas con retornos del 10% en la semana. El bono soberano que ajusta el tipo de cambio TV23 negocia en Devaluacion -17%", explicó Gándara.


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios