El diferencial de tasas entre bonos con ley argentina y extranjera es el más alto desde el canje de deuda

Es por protección ante eventuales impagos. El spread por legislación promedia los 165 puntos básicos, y en algunos tramos, la brecha alcanza el mayor nivel desde la restructuración.

Pese a la mejora reciente, el spread por legislación alcanzó recientemente su mayor nivel desde el canje de deuda, en medio de indefiniciones sobre un acuerdo con el Club de Paris y el Fondo Monetario Internacional (FMI). 

Las noticias recientes sobre las negociaciones con los organismos afectaron de forma positiva a los bonos aunque el impacto fue mayor en los de ley extranjera.

En momentos de mayor incertidumbre en relación a la capacidad de pago de los compromisos de deuda de Argentina, los inversores tienden a privilegiar a los títulos con legislación extranjera, en detrimento de la ley local.

Leliq por riesgo soberano: estiman que el Tesoro ingresaría unos $ 700.000 millones extra

En las últimas semanas hemos visto una constante ampliación en los spreads de los bonos ley local por sobre los de legislación extranjera. Es decir, los que se rigen mediante ley argentina evidencian rendimientos mayores que aquellos que responden a leyes internacionales, lo cual se justifica a partir de que éstos últimos muestran una mayor demanda relativa. 

De esta manera, el spread por legislación promedia los 165 puntos básicos, y en algunos tramos, el diferencial alcanza el mayor nivel desde el canje de deuda.

El spread entre legislaciones en el tramo corto (bonos a 2029 y 2030) opera con un diferencial de tasa de 165 puntos aproximadamente. Esto implica un récord desde la reestructuración para los bonos a 2030 mientras que para los de 2029 significa estar operando en zona de máximos desde el canje de deuda.

En tanto, los que vencen en 2035 operan con un spread de 50 puntos básicos, lo cual también se ubica en un rango superior desde el canje de deuda. 

Por último, en los tramos más largos, a 2038 y 2041, también se observan niveles de diferencial elevados y en zonas de máximos desde el canje.

Pedro Siaba Serrate, estratega de Portfolio Personal Inversiones (PPI), agregó que desde fines de marzo hasta ahora, el precio promedio ponderado de los títulos rebotó desde los mínimos post- restructuración hasta niveles que no veía desde mediados de febrero, con mayor foco en los últimos días gracias al buen clima de deuda emergente global y señales positivas con respecto a la renegociación con el Club de París.

Por otro lado, agregó que se dio la particularidad de que los instrumentos Ley NY percibieron de forma más directa este rebote mientras que los títulos locales quedaron rezagados.

"Mirando la evolución histórica, el spread legislación ponderado alcanzó un máximo post- restructuración en 169 puntos básicos durante el martes feriado, aunque este miércoles con la actividad en la plaza local, este spread se reacomodó en la zona de 151 puntos básicos", afirmó el estratega de PPI.

Con una visión similar, Julio Calcagnino, analista de mercados de TSA Bursátil del Grupo transatlántica, destacó que hasta la semana pasada, todos los bonos argentinos en dólares operaban con una brecha de legislación superior al promedio observado a lo largo del 2021 para cada uno de los casos.

"A nivel corte transversal, el mayor spread lo observamos en los 2029 y 2038, ambos por encima del promedio de todos los papeles. En mayo los bonos ley extranjera, se revalorizaron más que sus contrapartes locales. Sin un impacto claro de la gira de Fernández y Guzmán en Europa sobre los procesos de negociación de deuda con el FMI y el Club de París, todo esto apuntaría más bien a compras de oportunidad debido a una desvalorización generalizada de los papeles locales", dijo Calcagnino.

El especialista de TSA Bursátil recordó también que algunos bancos de inversión extranjeros, como el Citi, recomendaron la construcción de posiciones largas en bonos argentinos, principalmente GD29 y GD30, en vistas a un posible escenario electoral favorable a la oposición.

"El movimiento de spreads podría deberse a cierto apetito puntual de inversores externos, que se decantarían por los bonos de legislación internacional en detrimento de los locales", sostuvo.

Causas de la ampliación de spreads

La ampliación de spread generalmente viene asociada a un incremento de la incertidumbre en relación a la capacidad de pago de Argentina de su deuda, por lo que los inversores buscan protección en activos con jurisdicción legal en el extranjero en detrimento de los bonos que se rigen por juzgados locales.

Sin embargo, analistas del mercado le suman otras cuestiones relacionadas con los flujos y la dolarización de portafolios para explicar este comportamiento. 

Rodrigo Benítez, economista jefe de Quinquela Fondos, explicó que el spread de legislación se ha ido ampliando en la medida en que el valor de los bonos desciende y se operan pensando en paridades, es decir en su valor de recupero ante un eventual escenario de impago.

En otras palabras, cuando los bonos caen, los riesgos asociados a un evento crediticio tienden a crecer y en esos momentos los inversores suelen buscar mayor protección en bonos con legislación extranjera.

Adicionalmente, el economista jefe de Quinquela Fondos sostuvo que actualmente el spread entre legislaciones muestra situaciones heterogéneas dependiendo del plazo de los bonos y se explica por cuestiones de dolarización de portafolios.

"En los tramos cortos (2029-2030) el spread es más alto y se ubica en línea con los niveles máximos desde su emisión (7,7% en 2029 y 9,3% en 2030). Esta situación puede estar explicándose en el volumen de operaciones de dolarización de carteras. Esos bonos, por su mayor liquidez son los que más se utilizan para las operaciones de Contado con Liquidación (CCL) y MEP. Además, son los que utiliza el Banco Central de República Argentina (BCRA) para intervenir en esos mercados conteniendo los spreads. Es decir que son los bonos que tienen mayor demanda tanto en su operatoria en pesos, como en moneda extranjera", afirmó el economista.

Por último, Benítez remarcó que los inversores que apuestan a tenencias de largo plazo eligen la legislación extranjera, en cambio los que solamente los usan como instrumentos para dolarizarse operan preferentemente bajo la ley local.  

En esta línea, afirmó que en la última semana se han combinado dos particularidades que han impactado en el spread por legislación: "En primer lugar, la incertidumbre política que se ha generado en torno a la posición oficial de cara a las negociaciones pendientes con el Club de Paris y el FMI", explicó 

"Por otro lado, si bien hubo vencimientos de bonos en pesos por más de $ 60.000 millones que estaban en poder de inversores extranjeros, el grueso de las operaciones de dolarización de carteras sigue siendo de operadores locales, que usan los bonos bajo legislación argentina para dolarizarse, pero inmediatamente venden esas posiciones", destacó.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios