Ajuste por inflación

Los bonos CER se recuperan mientras se alejan fantasmas estadísticos

El futuro cambio de metodología del Indec para el IPC generó el lunes una toma de ganancia. Pero, tras las explicaciones oficiales, mejoraron y el mercado mantiene su visión positiva sobre la deuda que ajusta por Inflación

Tras la fuerte toma de ganancias del lunes en la deuda con ajuste por CER en coincidencia del anuncio del futuro cambio metodológico para el IPC en 2022, continuó, aunque moderado cierto ajuste limitado y concentrado en algunos tramos de la curva. Al mismo tiempo, hubo ciertos rebotes puntuales dentro de la curva. 

En promedio los bonos operaron con bajas del 2% en las dos últimas ruedas,  expandiendo hasta 120 puntos los rendimientos. 

Y por el momento no se ha visto un flujo de capitales saliendo de los fondos comunes de inversión de bonos que ajustan por CER, mientras que el  mercado esperaba una noticia que gatillara una caída, tras el fuerte rally.

Con tasas que se acercaban a niveles de -14% en las ultimas semanas, la noticia del cambio de la canasta para medir el IPC detonó un ajuste en los bonos CER y un rebote en las tasas de interés. 

Así, los bonos CER pasaron a rendir en términos reales entre -10.6% y 2% los más cortos, y 4% y 9.4% los bonos más largos. Sin embargo, el comunicado del lunes a última hora aclarando la finalidad de la modificación del cálculo del IPC tranquilizó la curva.

Santiago Abdala, director de PPI se mostró expectante a los avances de dichos cambios metodológicos, recordando también la historia que tiene la Argentina en relación a las estadísticas del Indec.

"La noticia de ayer sobre los futuros cambios en el IPC hizo temblar a los tenedores de bonos CER, que fueron muy castigados. No obstante, más tarde, el INDEC difundió un comunicado aclarando que el índice debía actualizarse debido a cambios en los hábitos de consumo, algo que no se modifica desde 2004, según dijo el organismo. El problema es que ya hubo episodios anteriores de pérdida de confianza en el INDEC. Esperemos que la aclaración emitida ayer sirva para tranquilizar los ánimos", señaló Abdala.

Desde el mercado coinciden en que el ajuste actual era esperable dado el fuerte rally que habían tenido los bonos que ajustan por CER en los últimos meses ya sea por cuestiones impositivas (Ingreso Brutos sobre Leliq) y expectativas de devaluación a la baja, que hicieron que los flujos se direccionen hacia estos bonos, empujando a los precios al alza y a los rendimientos a la baja.

Alejandro Kowalczuk, director de Asset Management de Argenfunds explicó que la dinámica de los bonos CER había sido muy positiva hasta comienzos de esta semana y que era esperable ver una noticia que gatille el ajuste, el cual finalmente sucedió. Además comentó que vimos algunos rescates pero nada significativo tras la noticia.

"Se veía un mercado de deuda CER muy sobrecomprado, con tasas reales que comprimieron mucho recientemente. En paralelo, curva dólar linked pasó de rendir negativo a positivo", indicó Kowalczuk.

"Se puede ver que la deuda CER está esperando a la inflación del REM mientras que los dólares linked le cree a Guzmán que la devaluación va a ser del 25%. Si llegamos a ver una inflación del 40% al 48% y con una devaluación del 25%, el atraso cambiario seria significativo. Esta situación no es consistente por lo cual, un CER sobrecomprado en términos técnicos era esperable que cualquier noticia termine gatillando un ajuste. La noticia la tuvimos ayer con el cambio en la canasta de consumo", afirmó.

El Indec analiza actualizar la canasta de bienes y servicios que se usa para medir la inflación. 

Los cambios serán a partir de 2022 y se harán en base a la última publicación de la Encuesta de Gastos de los Hogares (ENGHO). El actual IPC utiliza la ponderación de acuerdo a los datos de consumo disponibles, corresponden a la ENGHO de 2004/2005, pese a que hubo una recalibración de los hábitos en 2017.

La actualización en base a ENGHO estaba prevista desde la gestión de Todesca. Con el cambio, además de incorporar nuevas pautas de consumo como plataformas de streaming, como Netflix y Spotify, aumentará la participación de los gastos de vivienda y trasporte en tanto que, alimentos será el que más peso resignará.

En relación a los cambios de metodología, Alejandro Kowalczuk además agregó que la canasta que se pondría es la de 2018, factor que favorecería al Gobierno.

"La canasta que se agregaría es la del 2018, aunque no sabemos si es equiparable a la economía local ya que en aquel momento pesaba mas todo lo que es servicios públicos y en el que las tarifas y precios relativos eran otros y hoy pesan menos. Al Gobierno le conviene meter esa canasta de 2018 y allí es donde está el riesgo sobre la deuda CER y lo que genera el ajuste", remarcó el director de Asset Management de Argenfunds.

Por su parte, los anlistas de Cohen advirtieron que que el cambio metodológico, se trata de una actualización de ponderaciones dentro de la canasta, la cual es necesaria al cabo de cierto tiempo y no constituye un riesgo en si misma.

"Considerando que la principal fuente de financiamiento del gobierno en el mercado local viene siendo los activos CER, dañar la confiabilidad de este instrumento traería consecuencias muy graves, por lo que no lo vemos probable. Seguimos constructivos con los bonos CER; consideramos que la cobertura que ofrecen es infaltable en una cartera de inversión, más aún considerando la difícil y delicada dinámica inflacionaria que atraviesa el país. También es cierto que, debido a las grandes ganancias que obtuvieron, es un buen momento para reducir un poco dicha exposición", dijeron los anlistas de Cohen.

Federico Pérez, portfolio manager de Mariva Fondos no cree que el cambio de metodología del Indec sea algo relevante.

"El cambio anunciado, a priori luce completamente razonable y usual en cuanto a la metodología de los índices. La canasta se actualiza en base a los hábitos de consumo y esta canasta es relativamente nueva, de 2017 aunque con el efecto pandemia luce razonable que haya cambios en la misma. Además, se habla de cambio de base, lo cual es una cuestión matemática y normal. Si bien los cambios en la metodología pueden traer recuerdos a viejas épocas del Indec, creo que el trabajo que viene haciendo Lavagna es muy profesional y la reconstrucción del Indec está y es reconocida por el FMI", afirmó

Sin salida de FCI

El primer dato de alivio, más allá de algunos rebotes puntuales en la rueda de hoy dentro de la curva CER es que los FCI no registraron salida de fondos tras la medida del cambio metodológico del Indec, lo cual refuerza la idea de que estamos mas bien en presencia de una toma de ganancia puntual.

Martin Salvo, head portfolio manager de Inudstrial Asset Management afirmó que desde los fondos que gestiona no se vieron salidas de capitales.

"Nosotros no observamos rescates significativos en los fondos con posiciones CER. Entendemos que el cambio metodológico es necesario, ya que estamos usando ponderadores previos a los "smartphones" por poner un ejemplo que datan desde el 2004. En este sentido, parte del sell-off de ayer puede haber tenido algo que ver con la noticia también se le sumaron factores externos cómo el movimiento de las monedas emergentes o el sell-off en Brasil. Por ahora para nosotros no se trata de un ´evento´", comentó Salvo.

Por otro lado, el portfolio Manager de Mariva ve valor en los bonos medios y largos dentro de la curva CER.

"Hoy en día el CER sigue siendo el indexador más libre del mercado local. Todos los indexadores son susceptibles a políticas monetarias aunque el CER viene siendo el mas libre y el que mejor performance tiene. En ese sentido, nos parece que hay valor en la parte media y larga CER, donde la tasa real es positiva y donde la curva comienza a empinarse", ´remarcó Perez.

Finalmente, un operador de bonos de un banco local advertía que tampoco se registraron fuertes salidas de fondos aunque si hay preocupación.

"El Gobierno utilizó a la deuda CER como instrumento para aspirar pesos durante todo 2020. Si bien es una medida esperable porque se preveía que pase, no deja de ser un tema muy sensible dada la experiencia que tiene Argentina con sus estadísticas y cualquier cambio discrecional que no le gusta al mercado, el riesgo puerta 12 podria existir. Los bonos CER no le veo riesgo de default, sino que su mayor riesgo es el estadístico", dijo el trader. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios