Para Moody's, los riesgos de un nuevo evento crediticio del país "permanecen elevados"

La firma mantuvo la calificación Ca para el país como emisor de deuda de largo plazo, pero mejoró sus perspectivas de negativas a estables. 

La calificadora de riesgo Moody's ratificó este lunes su calificación para la deuda argentina en moneda local y extranjera de largo plazo, pero elevó sus perspectivas de negativas a estables. El cambio de perspectiva, argumentó la firma, “refleja un riesgo materialmente menor de que las pérdidas futuras superen las incorporadas implícitamente en la calificación Ca actual de la Argentina tras la reciente reestructuración de la deuda.

Para Moody's los riesgos de que ocurra un nuevo evento crediticio “permanecen elevados a menos que las autoridades aborden los desequilibrios macroeconómicos fundamentales que continúan socavando el perfil crediticio soberano . Esto último, argumentó la calificadora, plantea dudas sobre la capacidad de la Argentina para cumplir con las obligaciones de deuda futuras, que se elevarán considerablemente después de 2024.

Al mismo tiempo, Moody's afirmó que mantendrá su calificación de corto plazo de Argentina en Not Prime (NP). Por su parte, las calificaciones senior no garantizadas para bonos gubernamentales que no fueron reestructurados después del incumplimiento de 2001/02 se afirmaron en la categoría Ca.

Moody´s recordó que el 4 de septiembre, Argentina terminó de reestructurar u$s 107 mil millones de su deuda, incluidos u$s 66 mil millones en deuda en moneda extranjera emitida bajo legislación extranjera y u$s 41 mil millones en deuda en moneda extranjera emitida bajo ley local. Al respecto, la firma agregó que la reestructuración de la deuda extendió los próximos vencimientos y redujo los pagos de intereses. “Como resultado, el servicio anual de la deuda de Argentina sobre la deuda recientemente reestructurada se mantendrá por debajo de los u$s 5 mil millones hasta 2024, pero aumentará notablemente a partir de entonces .

En opinión de Moody's, a pesar de que el riesgo de futuras reestructuraciones de deuda sigue siendo alto, ya que los pagos de la deuda aumentarán sustancialmente y la capacidad de Argentina para cumplirlos sigue siendo incierta, las pérdidas provenientes de cualquier reestructuración futura probablemente se mantendrán dentro del rango de 35% a 65% asociado con una calificación de Ca , puntualizó la calificadora.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios