Oportunidad para ahorristas: bonos dólar linked y los plazos fijos UVA

Coinciden que el aumento que dispuso el BCRA para remunerar depósitos dará rentabilidad positiva a los ahorristas. Recomiendan variantes "indexadas" para atravesar un verano con inflación y dólar en aumento

Si bien la respuesta del Banco Central (BCRA) al dato de inflación de octubre fue rápida al anunciar un aumento de tres puntos en la tasa de los plazos fijos, dejó gusto a poco para los analistas, que ven que la medida de Miguel Pesce es insuficiente para garantizar al ahorrista una tasa real positiva en un contexto de proyecciones de un nuevo salto inflacionario.

Por eso, para hacerle frente a un verano con ajustes de precios y presiones cambiarias, recomiendan tanto plazos fijos como bonos atados a la inflación o al tipo de cambio.

Dada la inflación de octubre, un plazo fijo ajustado por UVA ya rinde más que uno que paga tasa fija

El BCRA llevó la tasa de los plazos fijos minoristas a 37% anual para depósitos de 30 días. Con un piso de 3,8% de inflación en el mes pasado, según el Indec, los plazos fijos perdieron 1,18% en octubre. Y con una expectativa de una inflación superior al 4% a fin de año hacer un plazo fijo tradicional hoy no conviene.

Con el horizonte inflacionario al alza, los que podrían recobrar atractivo son los depósitos atados a UVA, que ajustan su capital según la evolución de los precios. En lo que va del año, este tipo de plazos fijos ya dejó mejores rendimientos que los tradicionales.

Lorena Giorgio, de Econviews afirmó: "Para los ahorristas, los plazos fijos tradicionales perdieron atractivo a pesar de la última suba de tasas. Dada la inflación de octubre, un plazo fijo ajustado por UVA ya rinde más que uno que paga tasa fija".

La desventaja de este tipo de colocaciones es el plazo mínimo de estos depósitos, de 90 días, que desalienta a muchos ahorristas en un contexto donde también las proyecciones de una devaluación cercana crecen. La otra opción en este menú de plazos fijos que ajustan por CER son aquellos precancelables, que permiten desarmar la posición luego de 30 días. Lo cierto es que en caso de hacerlo se pierde el ajuste por inflación y el banco sólo paga una tasa fija, que a partir de los últimos ajustes del BCRA subió a 32% anual.

"Prevemos que en noviembre la inflación mensual se mantendrá en los niveles de octubre y se acelerará hasta 4% en diciembre. Esta estimación supone que recién en el primer trimestre de 2021 vamos a ver un salto discreto en el tipo de cambio oficial", dijo Giorgio.

Por eso, Pedro Cristiá, gerente de First Capital Markets, recomendó: "En este momento, para un ahorrista un poco más sofisticado es una inversión en un bono dólar linked, que aunque tenga una tasa en pesos negativa, con un shock devaluatorio del 50%, termina conveniendo", dijo.

"Otra opción son los plazos fijos dólar linked, que si bien en están disponible sólo en algunos bancos, terminan cubriendo al ahorrista de una corrección en el tipo de cambio", agregó.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios