Inversiones en pesos

Cómo hacer trabajar los pesos: opciones de corto plazo para reducir los costos

El capital de trabajo de las empresas y el excedente de liquidez de las familias pueden ser invertidos en instrumentos de corto plazo y con el interés ganado reducir el monto total de sus obligaciones mensuales habituales.

Las familias deben, mes a mes, hacer frente a sus obligaciones de corto plazo. Estas pueden ser desde el pago del alquiler hasta la escuela de los hijos, la cochera del auto o las cuotas de la tarjeta de crédito.

Del mismo modo, las empresas deben hacer frente a gastos corrientes como sueldos, impuestos, alquileres, y otros costos fijos que se presentan cada mes.

Antes de que se les venza el plazo para abonar sus obligaciones, las familias y las empresas pueden encontrarse con liquidez de efectivo de corto plazo. 

Si dicha disponibilidad de dinero que le sobra entre mes y mes (capital de trabajo) es invertida por plazos cortos, ese capital le dará al ahorrista un mayor interés y así podrá reducir el costo total de sus compromisos.

En el mercado local existen opciones para hacer trabajar los pesos para obligaciones de muy corto plazo, con alternativas conservadoras o también más arriesgadas.

Estas opciones son fondos comunes de inversión (FCI) que manejan la liquidez de muy corto plazo. Entre ellos se destacan los fondos money market (T+0) y los fondos T+1.

Los fondos money market suelen estar invertidos en activos que devengan interés y que no están expuestos a precios de mercado, tales como plazos fijos, cauciones y cuentas remuneradas.

Según datos elaborados por los analistas de la Consultora 1816, a finales de 2021, los money market promediaron un rendimiento del 35% mientras que los fondos T+1 ofrecieron retornos del 41%.

Los analistas de Porfolio Personal Inversiones (PPI) indican que las opciones para los inversores que buscan administrar la liquidez de corto plazo se centran en los fondos comunes de inversión money market y los fondos T+1 conservadores.

Los analistas de PPI explicaron que, dentro de los fondos money market, los rendimientos en ese segmento se mantienen estables, con una tasa nominal anual indicativa en torno al 31% en promedio (con datos hasta diciembre).

"Los fondos money market siguen siendo una opción para los pesos transaccionales con un riesgo bajo", comentaron desde PPI.

Por otro lado, desde PPI resaltaron que, para aquellos perfiles que buscan ganarle a los money market, asumiendo un poco más de riesgo, los fondos de renta fija con rescate en 24 horas pueden ser una opción válida (T+1).

"Los fondos T+1 le sacan en el año unos 4 a 5 puntos porcentuales de diferencia a los money market. Estos fondos incorporan en cartera activos (a mercado) de corto plazo, como letras, obligaciones negociables o fideicomisos financieros, entre otras", dijeron desde PPI.

Perfiles agresivos y conservadores

Si bien, tanto los fondos comunes T+0 como los T+1 buscan darles retorno a los pesos de corto plazo, el hecho de que los fondos T+1 tengan activos que sufren variaciones por la fluctuación de mercado, los coloca como un instrumento para perfiles más agresivos.

De esta manera, analistas del mercado insisten en que, a la hora de buscar vehículos para hacer trabajar el capital de trabajo va a depender del perfil de riesgo de cada inversor.

A la hora de recomendar un posicionamiento para los pesos de corto plazo, Paula Gándara, head portfolio manager de Adcap Asset Management, distingue entre inversores conservadores y aquellos un poco más agresivos. Y sugiere los fondos money market y los T+1 para cada tipo de inversor respectivamente.

Gándara entiende que los fondos money market son para aquellos con un perfil más conservador y con un claro sesgo hacia el manejo de la liquidez de muy corto plazo.

"Los fondos money market están invertidos en los productos más conservadores del mercado, como plazos fijos, cauciones o cuentas remuneradas, permitiendo la conservación del capital invertido con un rendimiento anualizado del 33%", comentó.

Dado el diferencial de tasas entre los money market y los T+1, Gándara remarca que recomiendan a los T+1 como vehículos de inversión y los money market para el manejo de las necesidades de caja de corto plazo.

"Para los inversores con perfiles más conservadores continuamos recomendando los fondos T+1. En nuestro caso, el fondo Adcap Pesos Plus cuenta con una duración de 0,3 años, alcanza un rendimiento anualizado del 41% y está principalmente invertido en Letras del Tesoro balanceado entre tasa fija y CER. Esto le permite captar la inflación alta, manteniendo una posición defensiva ante una posible suba de tasas", dijo.

Ariel Merino, portfolio manager de Santander Asset Management Argentina, también hizo una distinción entre los inversores más bien conservadores y aquellos un poco más arriesgados y ve en ambos casos oportunidades en fondos money market y los T+1.

"Para el inversor con baja tolerancia al riesgo y buscando darles retorno a los pesos de corto plazo con fines transaccionales las mejores opciones siguen siendo los fondos de money market y T+1", dijo Merino.

Merino explica que los activos que incluye dentro del fondo money market que administra se encuentran los plazo fijos, plazo fijos precancelables, cuentas corrientes remunerada y cauciones.

"En 2021, el fondo money market del Santander (Súper Ahorro $) ofreció un retorno anual del 34,51% para inversores minoristas", puntualizó.

Además, Merino remarcó que a la hora de buscar opciones un poco más arriesgadas, también ve en los T+1 una alternativa para la administración de liquidez de corto plazo.

"Los fondos T+1 se posicionan mayormente en instrumentos de deuda de corta duration con ajuste badlar, CER y tasa fija buscando la mejor combinación riegos y retorno sin descuidar en ningún momento la liquidez. Nuestro fondo Supergestion Mix VI (fondo T+1) cuenta con una duration de 41 días y en 2021 rindió 40,74% para minoristas", dijo Merino.

Datos de la industria

Según datos elaborados por los analistas de Criteria, actualmente la industria de fondos comunes de inversión cuenta con un total de $ 3,6 billones en activos bajo administración, lo cual equivale también a u$s 17.946 millones, tomando el dólar contado con liquidación.

De ese total, los fondos money market son los que más ponderan dentro de la industria, con un total de $ 1,61 billones en activos bajo administración, lo que implica el 44% del total de la industria de FCI. Si a ello se le agregan los fondos T+1, entre ambos suman el 58%.

Según datos provistos por los analistas de Criteria, dentro de los fondos comunes de inversión money market, FIMA, del Grupo Financiero Galicia, es la gestora con mayor cantidad de activos bajo administración con poco más del 20% de share en su categoría.

A FIMA le siguen por Santander Asset Management, Pellegrini Fondos de Banco Nación y 1822 Raices de Banco Provincia, entre los de mayor share dentro de la industria.

Dentro de las gestoras privadas, Delta Asset Management, Quinquela Fondos y Allaria Ledesma cuentan con el mayor share dentro de los fondos money market.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios