No apto para cardíacos: El Merval operó con una variación mayor al 2% casi la mitad de los días de 2019

El índice local suele registrar movimientos extremos con mayor frecuencia que otros paneles bursátiles. Así las acciones argentinas se vuelven un instrumento solo para valientes.

Las acciones argentinas suelen operar con un elevado nivel de volatilidad, y no es una clase de activos apto para aquellos que no estén aptos para soportar fuertes movimientos del mercado.

Es que, en lo que va de 2019, el Merval en dólares operó con una variación mayor al 2%, el 41% y los días con una variación mayor al 3% alcanza el 20% de las ruedas. En pesos, el 65% de los días el Merval operó con un cambio porcentual mayor al 1% y casi el 30% de las ruedas con una variación mayor al 2%. A nivel comparado, el índice local es el que mayor nivel de volatilidad muestra.

La renta variable suele ser un segmento no apto para cardiacos ni para aquellos que no puedan soportar los grandes movimientos del mercado. Las acciones suelen generar movimientos importantes tanto al alza como a la baja, evidenciando las expectativas que se tienen sobre el futuro económico, político y financiero del país. Este año, al ser electoral, la volatilidad se exacerba.

La distribución entre días que subió y que bajo en 2019 se observa que está bastante equilibrado. El 53,75% de los días el Merval en pesos subió y 46,25% de los días el Merval bajó.

Haciendo un balance de la operatoria del Merval en pesos se observa que 65% de los días operó con una variación mayor al 1%. El 29% de las jornadas, lo hizo con una variación mayor al 2%. Además, 9 de los 80 días operativos del Merval en 2019 operaron con una variación mayor al 3%, es decir, el 11% de los días mientras que el 2% de las ruedas evidenciaron movimientos mayores al 4%.

La distribución entre días en los que subió y los que bajo, en 2019, se observa que está bastante equilibrada. El 53,75% de los días el Merval en pesos subió y 46,25% de los días el Merval bajó. El saldo termina siendo negativo ya que la magnitud de los movimientos a la baja fue mayor que la magnitud de los movimientos al alza, cayendo en el primer cuatrimestre un 2,3% en pesos.

Extendiendo el análisis al Merval en dólares, se destaca que en el 60% de los días el índice muestra una variación mayor al 1%, en el 42,25% de las jornadas opera con un cambio porcentual mayor al 2%. Las ruedas en las que suele moverse con una magnitud mayor al 3% alcanzan el 20% y en 8 de las 80 últimas ruedas, el Merval en dólares operó con una variación mayor al 4%.

Se evidencia que el Merval en dólares suele mostrar movimientos mas extremos que su par en pesos ya que, a diferencia del índice en moneda local, el selectivo en dólares registra jornadas con movimientos mayores al 5% (3,75% de los días), mayores al 6% (2,5% de los días) y mayores al 7% (1,25% de los días).

El Merval en pesos, en cambio, no tuvo jornadas con movimientos mayores al 5%, lo que demuestra de como la volatilidad cambiaria tiende a impactar fuertemente en los rendimientos diarios del índice accionario.

De igual manera que en el índice en pesos, la distribución entre días que subió y que bajo el Merval en dólares se encuentra bastante pareja con un 51,25% de los días con un saldo alcista y un 48,75% de los días con un saldo a la baja.

Dado que la magnitud de la baja es mayor que la suba, el saldo final termina siendo negativo con una merma del 17,3%. Este saldo tiene sentido ya que, con el dólar subiendo un 15% en el año, sumado una baja en pesos del Merval del 2,3%, la merma en Merval en dólares acumulado alcanza un 17,3% aproximadamente.

Para tener en claro una magnitud relativa de la volatilidad en el Merval, si comparamos los movimientos del índice local con el SP500, vemos que el selectivo americano registra movimientos mayores al 1% tan solo el 14,5% de los días (contra un 60% del Merval en dólares).

Las jornadas con movimientos mayores al 2% suman en lo que va del año apenas 2,4% (contra un 42,5% del Merval) y solo en una de las 83 ruedas (1,2%) operó con fluctuaciones mayores al 3% (contra un 20% del Merval). Por otra parte, el SP500 no registra movimientos mayores al 4% en lo que va del 2019 cuando el Merval operó el 10% de los días con movimientos mayores al 4%.

Finalmente, al analizar el ETF de Brasil (EWZ) podemos observar un comportamiento similar al Merval en dólares, aunque este último sigue liderando el índice de mayor volatilidad comparada al registrar mayor cantidad de días con una variación porcentual más significativa.

El 51% de las ruedas, el índice opera con una variación mayor al 1%, contra un 60% en el Merval en dólares. Los días en el cual el ETF de Brasil opera con una variación mayor al 2% alcanzan al 25% (contra un 42,5% del Merval). En el 6% de los días operó con una variación mayor al 3% contra un 20% del Merval en dólares. Finalmente, en el 9,6% de los díasoperó con un cambio porcentual mayor al 4% mientras que el Merval lo hizo en un 10%.

De esta manera se confirma que el Merval es el índice con mayor nivel de volatilidad a nivel comparado entre el índice americano y el brasilero. Estos números se ratifican al analizar la volatilidad a 10 días del índice local en moneda dura, el cual alcanza el 44%, contra un 37% del EWZ y 26% del SP500.

Tags relacionados
Noticias del día