Desconfianza

Suben los bonos de deuda con una mejor protección legal antidefault

El 2038 y el 2041 son los títulos más recomendados por los brokers. Algunos analistas consideran tentadora la posibilidad de pasarse de ley argentina a extranjera en bonos 2030.

A solo ocho meses de haber sido reestructurada, la deuda argentina muestra rendimientos en torno al 20% en el tramo corto de una curva invertida y los inversores analizan quirúrgicamente antes de tomar una decisión.

En ese contexto, al mirar los bonos ley New York, el GD38 y el GD41 son los que muestran menores tasas de retorno y los que se ven más atractivos para los analistas de mercado consultados por El Cronista.

Hay dos respuestas de por qué los inversores prefieren posarse sobre un tramo más largo de la curva: una se vincula al pago de cupones, ya en los títulos 2038 y 2041 el calendario pareciera ser más convincente. La otra, a la protección legal en caso de default.

"El current yield, que es lo lo que cobrás de cupón sobre el valor precio actual, hoy es bajo porque los bonos casi no pagan cupón en 2021, pero en 2022 todos pasan a pagar algo más", explicó Santiago López Alfaro, presidente de Patente de Valores S.A.

"Mientras que el GD38 y GD41 empiezan a mostrar current yield en torno a 5% en 2022, el GD30 sigue en torno al 1%", añadió López Alfaro.

Inversiones en pesos para no perder contra la inflación y resistir una devaluación

En línea con esta apreciación, el director de EcoGo, Federico Furiase, indicó: "El mercado le pone un precio de recovery más alto al GD38 y al GD41 porque tienen una estructura de cupón mucho mejor que la del GD30. El step up de cupón va mucho más rápido. Son bonos que empiezan a tener un current yield mucho más interesante desde 2021".

Hoy el GD30 muestra un rendimiento de 19,98%, mientras que el 2038 está en 16,92% y el 2041 en 15,39%. Y en el plano doméstico la TIR del AL30D sigue por encima de la del AL38D. No obstante, López Alfaro afirma: "En ley local también conviene más 2038 y 2041 que 2030".

Por otra parte, Santiago Abdala, director Portfolio Personal Inversiones (PPI), sostuvo que el principal atractivo de los bonos que hoy prefiere el mercado es la protección legal: "Aumentó mucho el spread entre bonos de indenture viejo, que protegen más al inversor, respecto del nuevo. El mercado, al posicionarse en los bonos a 2038 y a 2041, 'pricea' fuertemente la posibilidad de que haya un nuevo evento crediticio en los próximos dos a tres años".

Tanto el GD38 y el GD41 fueron emitidos bajo el indenture 2005, que el mercado considera que cuida más al inversor que el indenture 2016.

No obstante, al interior de la relación entre estos dos bonos también se ven movimientos. 

"Quienes están pasando del 2041 al 2038 lo que hacen es mantenerse en el indenture más protector para los inversores, pero agregando el potencial upside que podrían capturar si se redujera la percepción de una reestructuración tan agresiva", indicó Abdala.

A la hora de explicar uno y otro movimiento, el director de PPI resumió: "Muchos inversores están intentando cazar la mayor cantidad de cupones posibles antes del 2023, y en ese sentido se irían al 2041. 

Quienes quieren optar por algún tipo de recuperación en los bonos, pero siempre dentro del indenture viejo, estarán apostando por el 2038".

Otra de las recomendaciones que circuló en el mercado de brokers a clientes fue aprovechar el bajo spread entre el AL30D y el GD30 para pasar de ley doméstica a ley New York. 

Al respecto, Gustavo Lucioni analista de Clave Bursátil y miembro del Grupo DGE, explicó: "El spread de legislación y los ratios me dan compra de GD30 contra venta de AL30. Si bien hoy está más un poco más caro el GD que el AL, la diferencia es poca a comparación del valor histórico y tiene mayor potencial de suba el ley New York". 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios