Entrevista

Martín Polo: "Nuestra mayor ponderación son bonos CER: cubren precios y capturan una devaluación"

El economista jefe y estratega de Cohen entiende que es necesario cubrirse ante una posible devaluación pese a los recientes dichos y proyecciones de Guzmán , a los que sindica como una expresión de deseos.

Tras los dichos de Guzmán el mercado movió sus fichas y los activos se arbitraron hacia un escenario de menor devaluación.

Aun así, las expectativas se mantienen altas y la falta de un plan económico siguen impactando en el precio de los activos, con los bonos locales rindiendo por encima del 20%. 

Para tener una visión sobre la actualidad y proyecciones macroeconómicas, cambiarias y financieras, El Cronista conversó con Martín Polo, economista jefe de Cohen quien remarcó que las proyecciones de Guzmán lucen más bien como una expresión de deseo y que no se dieron señales concretas para ir en la dirección planteada por el ministro.

¿Cree que Guzmán logrará devaluar solamente un 25% este año?

Las proyecciones de Guzmán fueron más que nada una declaración política para anclar expectativas. El escenario del ministro tiene que estar en línea con el Presupuesto que plantea una inflación del 29%. En ese contexto, una devaluación del 25% es bastante en línea con ese deseo y plan y de llegada. Entre el deseo y la realidad, hay un trecho y estamos muy alejados. La inflación está bastante lejos de los que estima el Presupuesto, arriba de casi 60% anualizado y el dólar que navega al 40% anualizado. Para llegar a ese punto de llegada del ministro y del  Presupuesto deberíamos esperar una fuerte aceleración en los próximos meses, lo cual no es el escenario mas probable para nosotros.

Pero la expectativa de devaluación efectivamente bajó en el mercado...

Vemos que febrero va a terminar con un ritmo de devaluación del 2,5% al 3%, lo cual es menos que la inflación pero no es el ritmo tan bajo en los términos que plantea el ministro. Hay que hacer cierta aclaración en que el mercado venia con una alta expectativa de devaluación hasta noviembre del año pasado y en el que veíamos que el BCRA se quedaba sin reservas y faltaban dólares. En ciertos escenarios teníamos la pauta en que quizá podríamos ver una aceleración del dólar, cosa que afortunadamente no ocurrió. Aun así, el mercado empieza a correr sus expectativas de devaluación mas cerca del REM que a los deseos del oficialismo.

¿Cree que se va a poder contener la inflación con una menor devaluación?

La inflación viene con una carga propia. Las definiciones del ministro no se dan dentro de un marco de un plan de estabilización económica. No se plantean las formas ni cómo se buscará generar condiciones macroeconómicas para logarlo. Lo veo más como un anuncio o un deseo. Hasta el momento no hubo un plan concreto ni definiciones para lograr dichos objetivos. No se anunció sobre posible acuerdo con el FMI, ni ajuste de tarifas ni como se van a ir corrigiendo los desequilibrios económicos para invitar a los inversores a que esperen que las expectativas mejoren.

¿Está estancado el acuerdo con el FMI?

Hay que mirar el contexto actual en medio de una situación política interna sobre cuáles son los próximos pasos a seguir. Allí aparece Guzmán como quien trata de equilibrar la visión interna como la que necesitan dar hacia afuera y al FMI. Como con cualquier acreedor, si se pide cierta refinanciación de pasivos, va a venir cierta condicionalidad a las medidas que tomes. Lo que seguramente vaya a pedir el fondo son medidas mas promercado y pro un equilibrio general.

La brecha ya está debajo del 65%. ¿qué opina?

Que la brecha este bajando, macroeconómicamente es una buena noticia. Cuando se disparaba la brecha, los escenarios mas preocupantes le empieza a dar mayor probabilidad. Cuando cae la brecha, también vemos que hay cuestiones bastante transitorias como el impacto de los flujos por el Impuesto a la Riqueza, intervenciones en el mercado para mantener a ralla el dólar. Sin embargo, que la brecha baja tendremos que ver hacia adelante que mejore las expectativas, que por el momento no se está viendo.

Esta más barato cubrirse contra una devaluación...

Creo que es necesario cubrirse a la devaluación. Es un país con mucha volatilidad y la mejor estrategia de inversión es la cobertura. Luego le ponemos precios a esa cobertura. No creo que el Gobierno pueda mantener una inflación del 4% con una devaluación del 1% para llegar al 25%. Es como jugar al truco con las cartas dada vuelto. El mercado lo esta viendo y sabe que hay un operativo "aguantar" de cara a las elecciones y no vemos un programa a mediano plazo que inviten a mediano plazo con este tipo de cambio. Sabe que en algún momento va a haber cierto ajuste y actúe en consecuencia.

¿Se cubriría con dólar linked, dólar futuro o sintéticos (Bonos CER y dólar futuro)?

Siempre una combinación es válida. Nuestra mayor ponderación se la estamos asignando a bonos CER ya que vemos más lanzada a la inflación y donde el Gobierno tiene menos capacidad para corregirlo en el corto plazo. Además, los bonos CER cubren ante un contexto de devaluación ya que el traspaso a precios luego del salto devaluatorio y eso lo captura los bonos CER. Los bonos dólar linked tuvieron una caída y creemos que sigue siendo una oportunidad esa cobertura a través de estos instrumentos, más que nada mirando a 2022. Este año, al ser electoral, el Gobierno va a tratar de hacer una devaluación anual mas cerca del 35% al 40%, con un interrogante de lo que puede pasar luego de octubre. La cobertura sigue siendo valida en este escenario.

El riesgo país está por encima de los 1500 puntos. ¿Qué muestra esa foto?

Ningún país puede funcionar con ese nivel de riesgo país. Los motivos son varios. Por un lado vemos la falta de un plan más consistente que enamore al mercado y que le de cierta chance. La Argentina necesita un catalizador para mejorar sus rendimientos y tiene una pesada historia atrás. La Argentina para el inversor es un mercado que lo mira con bastante escepticismo. Además, desde el panorama global, los bonos enfrentan un contexto adverso con la suba de la tasa americana y que golpea a emergentes y a nosotros mucho más. Por otro lado, existe la constante incertidumbre de Brasil que genera impactos en los activos locales. Es decir, el riesgo país tiene un poco de todo.

¿Hay oportunidades en los bonos a estos precios?

Hay oportunidad en bonos y está claro que no está exento de riesgos. En algunos bonos, armando escenarios, hay oportunidades. También vale decir que esos mismos escenarios lo hacíamos hace un mes cuando rundían 17%. En definitiva, es apostar al mediano plazo, sobre todo ver que va a pasar luego de octubre. Pero hay que asumir volatilidad. Hoy vemos que la pelota está del lado del Gobierno y tiene la oportunidad para mostrar ese catalizador que se necesita y que el mercado le crea.

Compartí tus comentarios