EXCLUSIVO

Mapa del mercado: las inversiones en dólares más seguras y las más riesgosas

Los inversores buscan refugio para sus dólares en deuda en moneda dura de las grandes compañías argentinas.

El estado de las reservas y las presiones cambiarias invitan a los inversores a que dolaricen sus portafolios. En esa búsqueda, las obligaciones negociables de las empresas surgen como una opción que puede resultar atractiva.

Sin embargo, el mercado encuentra que existen distintas opciones de riesgo dentro de la curva de bonos en dólares y que las alternativas varían en función del perfil de riesgo de cada inversor.

El BCRA acelera la devaluación pero no logra detener la pérdida de competitividad del peso

Cómo invertir dólares en Argentina sin correr ningún riesgo: estos son los 8 mejores fondos en 2022

Buscando refugio en las ON´S

El mercado de bonos soberanos en dólares acumula fuertes caídas. En lo que va del año, pierden entre 40% y 43%, mientras que desde que salieron a cotizar tras el canje de deuda, en septiembre de 2020, las bajas ascienden al 65%.

Los bonos soberanos argentinos son de los que más caen entre sus comparables. Bonos de riesgo crediticio similar al de la Argentino caen entre 15% y 20% en lo que va del año, por lo que la deuda local retrocede entre dos y hasta tres veces más.

En paralelo, los inversores ven riesgos cambiarios debido a la baja acumulación de reservas, lo que provoca que la dolarización de carteras se exacerbe.

En ese contexto, y ante la necesidad de hacer trabajar los dólares, los analistas ven oportunidades en obligaciones negociables (ON´s) corporativas como una buena alternativa de inversión.

Adrián Yarde Buller, economista jefe y estratega de Facimex Valores, espera que las presiones monetarias persistan y por eso ve valor en dolarizar carteras vía corporativos.

"Las estrategias de inversión deben priorizar la preservación del capital, buscando altos niveles de dolarización y elevada exposición a corporativos. El cambio de contexto en el último mes consolidó nuestra preferencia por dolarizar carteras vía créditos corporativos, mientras que provinciales de buena calidad son complementos interesantes", analizó.

A su vez, Yarde Buller agregó que para carteras de renta fija en dólares, el contexto amerita mantener elevada exposición a créditos corporativos.

Entre sus recomendaciones se encuentran las ON de Transportadora de Gas del Sur (TRAGAS25), Pampa Energía (PAMPAR27) e YPF a 2026 como buenas alternativas.

Por otro lado afirmó que bonos provinciales de buena calidad como CABA 2027 (de la Ciudad de Buenos Aires) o PDCAR 27 (de la provincia de Córdoba) son complementos interesantes para no concentrar la exposición exclusivamente en corporativos y ganar carry manteniendo créditos de buena calidad.

El mapa de riesgos y rendimientos

Los rendimientos que se pueden encontrar dentro de la curva de deuda corporativa son variados. 

Por un lado se observan bonos con elevadas tasas de interés, como el caso de IRSA, AES e YPF, las cuales operan con tasas de entre 20% y 30% en dólares.

Luego aparecen bonos que operan sobre la curva, como el caso de Pampa, Telecom, Banco Macro, Banco Galicia o TGS, con tasas del 10% al 12%.

Finalmente, debajo de la curva, y con un riesgo menor, se destacan casos como Tecpetrol, Arcor, Vista, Pan American Energy (PAE), con tasas que oscilan entre 3% y 5%.

Según los analistas de Delphos, dentro del mundo corporativo se puede distinguir con facilidad tres distintos fragmentos en función de su riesgo.

Entre los más riesgosos señalan a los bonos de YPF y AES Generación Argentina. "Es por ello que tiene un elevado rendimiento en comparación con sus pares y su riesgo está implícito en el mismo", detallaron.

Dentro del mismo estudio de Delphos Investment, en la parte intermedia, aparecen distintas empresas, de diferentes sectores.

En este tramo se encuentran compañías como Telecom, Pampa, Galicia, Transportadora de Gas del Sur, Genneia, entre otras.

Finalmente, las opciones de ONs más seguras se ubican en el segmento inferior, con rendimientos más bajos.

"Estas empresas no presentan complicaciones en términos de solvencia de deuda y brindan a los inversores una mayor seguridad crediticia. Además de ofrecer tranquilidad a la hora de afrontar sus compromisos con los deudores, estas empresas suelen gozar de una hoja de balance bastante consolidada", dijeron.

La volatilidad reciente en el mercado de deuda local también fue capturada por las ON´s argentinas.

El mayor golpe reciente lo recibió la empresa petrolera estatal, YPF, cuyos bonos han sido castigados durante el "sell off" reciente y se encuentran dentro de los considerados como más riesgosos. 

Más allá de los problemas domésticos, parecen haber sido los más contagiados por el contexto global.

"Quedó claro la preferencia de los inversores por las ONs de empresas petroleras privadas, que acapararon el escalón de las ONs consideradas como "seguras". La generación propia de dólares es el denominador común entre las firmas que son consideradas como safe heaven", dijeron.

Oportunidades

A la hora de buscar oportunidades dentro de la curva de deuda corporativa, los analistas buscan bonos con una duration corta y con un buen perfil de riesgo crediticio. Incluso ven valor en opciones más arriesgadas dado su elevado rendimiento.

Los analistas de Buenos Aires Valores (BAVSA) también recomiendan bonos en dólares de grandes compañías argentinas.

"Mantenemos la estrategia conservadora y priorizamos la empresas con menor riesgo de crédito con buena generación de flujo para hacer frente al pago de intereses y bajos niveles relativos de apalancamiento. Recomendamos instrumentos con duration de hasta 3,5 años", dijeron

Entre los bonos de menor riesgo, desde BAVSA señalan a Pan American Energy. "Los bonos de Pan American Energy a 2027 se destacan por la compresión de su rendimiento. En un contexto de sell off, este papel aparenta ser el receptor de aquellos fondos que buscan ´calidad´", dijeron.

Una opción en la que los analistas de BAVSA recomiendan seguir de cerca son los bonos de YPF y advierten que dentro del sector financiero, la deuda de Galicia es la más atractiva.

"La curva de YPF se desplazó hacia arriba, evidenciando una nueva disparada de los rendimientos. El tramo corto fue el más afectado, principalmente YPF 2024 que muestra valores inferiores a los vigentes previo acuerdo con el FMI", dijeron. 

"Finalmente, la alternativa del sector financiero: Banco Galicia. El sector bancario no estuvo exento de la baja generalizada. GALIAR 2026 permanece como la más atractiva del sector pero con un riesgo que se percibe mayor", agregaron.

En lo que refiere a YPF, desde BAVSA aclararon que, con un indicador en el extremo inferior del segmento alto, la deuda de YPF incorpora el riesgo propio de estar controlada por el Estado Nacional.

Esteban Gette, estratega de Cohen, destacó los bonos de TGS, YPF y Telecom.

"Destacamos el caso de TGS 2025 (TSC2O), que actualmente rinde 14% con una duration modified (MD) de 2,38 años. Sobre la compañía, hay que considerar su bajo nivel de deuda en relación a sus ingresos y caja", dijo.

En lo que respecta al bono de YPF 2026 (YMCHO), Gette señala que es otro caso para considerar, con la reciente caída que tuvo producto de la renuncia de su CEO.

"Dicho bono presenta un rendimiento superior al 20% y una MD 1,65 de años. La ventaja que posee respecto al resto de los bonos de la curva es que está garantizado por exportaciones", comentó.

Finalmente, el estratega de Cohen también ve valor en Telecom 2025 (TLC5O). "La ON de Telecom opera con un rendimiento de 14% y una MD 1,7 años, también luce atractivo, teniendo en cuenta la presencia de la compañía en el sector de telecomunicaciones local. Este bono, además, cuenta con un cupón anual del 8%", dijo. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios