Mayor confianza Exclusivo Members

Los seguros contra default colapsaron 80% pero una luz de alerta se enciende

La victoria de Milei y mejoras en variables macro provocaron un desplome de los seguros contra default, es decir, el mercado dejó de demandar cobertura contra un evento crediticio. La atención sigue en el Senado y la aprobación de la Ley de Bases.

En esta noticia

La victoria de Javier Milei en la carrera presidencial y mejoras en variables macro provocaron un desplome de los seguros contra default, es decir, el mercado dejó de demandar cobertura contra un evento crediticio.

Sin embargo, con el riesgo país escalando este viernes a los 1437 puntos, en el corto plazo la atención sigue en el Senado y la aprobación de la Ley de Bases. Advierten una posible mayor volatilidad en los bonos, aunque los analistas se mantienen optimistas sobre la deuda.

Anticipan la llegada de un súper peso por el ritmo de devaluación: qué bonos recomiendan en la City

 Rally de la deuda

Los bonos argentinos retroceden en las últimas jornadas en medio de un contexto de mayor volatilidad financiera local. 

En la última semana y sin avances en la ley bases, los títulos caen entre 6% y 12% y así se alejan de sus máximos históricos.

Pese a ello, la  película muestra un dato positivo en los bonos ya que estos han recuperado el 100% de las pérdidas sufridas entre 2020 y 2022.

Las ganancias en los bonos desde el piso de 2022 superan el 200 por ciento. 

En particular, el Global 2029 sube 205% desde julio de 2022, mientras que el Global 2030 avanza 192% desde entonces.

En el tramo medio, los Globales a 2035 y 2038 ganan 141% y 97% desde mediados de 2022 a la fecha, mientras que los bonos más largos muestran ganancias de 82% y 140% en los GD41 y GD46 desde 2022 respectivamente.

Tomando desde que salieron a cotizar, los Global 2029 y 2030 suben 1% y 6%, por lo que en ambos casos alcanzaron máximos históricos este año.

Por su parte, los bonos del tramo medio también borraron casi todas las pérdidas sufridas desde la reestructuración, aunque en las últimas semanas retrocedieron posiciones, acumulando una merma de entre 1% a 13% desde que salieron a cotizar.

Con el fuerte avance de los bonos, el riesgo país se desplomó de 2900 puntos a 1430 puntos.

Menos búsqueda de cobertura por default

Una forma alternativa para reflejar la fortaleza de los bonos en dólares es observando la demanda de seguros por default de la deuda argentina.

En este sentido, se observa que los seguros contra default a 2 años de los bonos argentinos cayó 80% desde su pico de 2022, cotizando en el menor nivel desde 2021.

Por su parte, el seguro a 1 año cayó 78% desde mediados de noviembre, es decir, desde el balotaje que dio a Milei como ganador de la segunda vuelta y lo depositó como presidente de la Argentina.

De esta manera, el giro político está entre los factores que explica el rally de los bonos argentinos.

A ello tambien se le suma la mejora en el stock de reservas netas, las cuales pasaron de u$s 11.500 millones negativos a u$s 2000 millones negativos, incluyendo los pagos a organismos internacionales de deuda.

En paralelo, la mejora en los datos fiscales contribuyó a que los bonos amplíen la recuperación y hundan el riesgo país, disminuyendo también los riesgos de un eventual evento crediticio.

Los analistas de Facimex Valores explicaron que los principales drivers estructurales de los bonos soberanos en dólares siguen mejorando, pese a las recientes bajas. 

"El Gobierno viene mostrando los mejores números fiscales desde 2008 con un superávit primario del 0,6% del PBI y un superávit fiscal del 0,2% del PBI en el primer cuatrimestre. En los últimos 12 meses, el gasto primario se desplomó a 16,2% del PBI y hubo equilibrio primario", detallaron desde Facimex Valores

Sin embargo, tambien alertan que todavía queda un largo camino por recorrer hasta alcanzar a nuestros actuales comparables.

"La curva argentina apenas convergió a la de Ecuador, pero todavía queda un muy largo camino por recorrer hasta alcanzar a nuestros próximos objetivos como El Salvador o Pakistán; que rinden 12% y 10%, respectivamente", señalaron.

Freno en el Senado y potencial alcista

Si bien los bonos operaron con fuertes subas en los últimos meses, se nota que desde finales de abril ese rally encontró una pausa.

El freno a las subas evidenciadas en los bonos se debe a que no se dieron progresos en la aprobación de la ley bases en el Senado, por lo que también se descartó la idea de que se pueda avanzar en firmar el Pacto de Mayo. 

A medida que se suman pedidos de modificaciones, la junta de firmas se dilata, y con ello el ingreso de los proyectos al recinto se postergó para la semana siguiente al Pacto de Mayo. Esto impactó en los bonos soberanos en dólares.

Desde fin de abril a la fecha, todos los tramos de la curva argentina operan a la baja. Los bonos del tramo corto caen 2,5% en promedio, mientras que los bonos del tramo medio y largo retroceden entre 4% y 6% desde fines de abril a la fecha.

Aun así, los inversores se mantienen optimistas sobre el futuro de los bonos locales.

Los analistas de Grupo IEB explicaron que veían difícil que el proyecto con media sanción se convirtiese en ley sin modificaciones en el Senado.

En ese sentido, entienden que el tratamiento continuará y que se verán cambios en la ley, pero que la misma finalmente será aprobada.

"La realidad está demostrando que el proyecto sería modificado a nivel de las comisiones y que ya llegaría modificado al recinto. Lo que resulte del Senado, volverá a Diputado, y allí se tomará la decisión final del futuro de ambos proyectos. No obstante, seguimos pensando que el resultado de todas estas modificaciones seguirá siendo un subóptimo, en el sentido que, si bien el Ejecutivo no logre su objetivo original, significarán una mejora de los aspectos normativos", sostuvieron.

Rumbo a mayor volatilidad

El hecho de que se demore la aprobación en la ley bases es visto por los inversores locales y globales como una señal de debilidad.

En otras palabras, queda en evidencia la falta de caudal político que enfrenta el Gobierno y la dificultad en poder avanzar en la aprobación de leyes.

En ese sentido, implica que al Gobierno le costará poder llevar a cabo cambios estructurales ante la falta de consensos políticos en el Congreso.

De esta manera, el mercado espera que, de dilatarse aún más la aprobación de la ley, los bonos podrían seguir sufriendo un contexto de mayor volatilidad de corto plazo.

Sobre el tratamiento de la ley en el Senado y su impacto en los bonos, desde Research Mariva agregaron que esperan que la volatilidad aumente.

"Parece que el mercado entró en un período de esperar y ver, dado el fuerte repunte de los bonos soberanos desde principios de año y esperando que el gobierno demuestre su gobernabilidad. Las próximas semanas serán cruciales en este sentido", dijeron.

Además, señalaron que el Gobierno tendrá que seguir demostrando mejoras macroeconómicas, particularmente en los próximos datos de inflación, para demostrar que está avanzando en la dirección correcta y, por lo tanto, reducir el riesgo social.

"Hasta ahora, a pesar de las protestas contra el Gobierno, la popularidad de la actual administración sigue siendo fuerte, así como el optimismo de la población de que estará mejor en los próximos meses, pero esto difícilmente durará por siempre", advirtieron.

Con una visión similar, desde Grupo IEB consideran que el hecho de que el tratamiento de la ley se dilate podría provocar un aumento en la volatilidad de los bonos.

"Creemos que si se sigue dilatando el debate esto puede seguir generando volatilidad sobre la deuda en el corto plazo. El paquete fiscal es clave para mejorar la calidad del ajuste y lograr la sostenibilidad del mismo. El mercado seguirá observando de cerca el desarrollo del tratamiento de la Ley de bases y el paquete fiscal, lo que puede seguir generando cierta volatilidad en el corto plazo", advirtieron.

En cuanto al potencial alcista de los bonos, desde Facimex Valores afirmaron que siguen sobre ponderando instrumentos del tramo corto de la curva como AL30 y GD29 a la espera de que la curva siga aplanándose conforme siga mejorando la posición de liquidez del sector público consolidado.

"La expectativa de excelentes números fiscales durante los próximos meses y el importante ritmo de compras de divisas del BCRA serán los principales motores, aunque el catalizador para que se reanude la compresión en las próximas semanas está en el Senado", comentaron.

Finalmente, los analistas de Grupo SBS también se muestran optimistas sobre el futuro de la deuda local.

"Seguimos viendo valor a mediano plazo en Globales. Una mirada a curvas de emergentes sigue mostrando espacio para comprimir. Para perfiles que apuesten a una compresión hacia niveles de Ecuador vemos valor en el tramo corto de Globales mientras que aquellos más optimistas, nos parecen atractivos GD35, GD38 y GD41", dijo Juan Manuel Franco, economista de Grupo SBS.

Temas relacionados
Más noticias de dólar

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.